if ($skins_show == "0") {?>
BLOG
Entrevista con Tom Cowan (The Horrors) en Londres
Publicado el 02 - Ene - 2014

 
 
  • A las 5 en punto, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos con ellos sobre cine y, claro, sobre música.  - ENFILME.COM
  • A las 5 en punto, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos con ellos sobre cine y, claro, sobre música.  - ENFILME.COM
  • A las 5 en punto, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos con ellos sobre cine y, claro, sobre música.  - ENFILME.COM
  • A las 5 en punto, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos con ellos sobre cine y, claro, sobre música.  - ENFILME.COM
  • A las 5 en punto, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos con ellos sobre cine y, claro, sobre música.  - ENFILME.COM
  • A las 5 en punto, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos con ellos sobre cine y, claro, sobre música.  - ENFILME.COM
  • A las 5 en punto, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos con ellos sobre cine y, claro, sobre música.  - ENFILME.COM
  • A las 5 en punto, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos con ellos sobre cine y, claro, sobre música.  - ENFILME.COM

Avance de la entrevista con Tom Cowan (The Horrors)

El día empezó caminando por Belsize Park hasta llegar a Hampstead, que recorrimos con deleite; pagamos una imprescindible visita al Everyman Cinema y finalmente llegamos a disfrutar el hemoso sol otoñal en Hampstead Heath. De pronto el reloj nos hizo reaccionar: teníamos una hora para llegar a Dalston y, aunque está más o menos a la misma disposición geográfica del norte londinense, la conexión al este sigue sin ser de lo mejor. Tomamos un autobús que tuvo que bajar a Camden y luego hasta Euston, pasamos por St. Pancras y, claro, Kings Cross hasta llegar a Pentoville Rd. (según Peter Akroyd la calle más antigua de Londres, fundada por los romanos) y en Upper St. cambiamos de autobús para seguir por Essex Rd. y en Balls Pond Rd. virar a la derecha sólo unos metros para tomar a la izquierda la mítica Kingsland High St. y ahí, justo donde se convierte en Stoke Newington Rd., dar vuelta a la derecha en Shaklewell Lane para, unos metros más adelante, encontrarnos con el Shaklewell Arms, pub en el que nos citamos con Tom y Josh de The Horrors para platicar. No está de más decir que el reloj ya daba la hora del encuentro y el último pasaje del recorrido lo hicimos corriendo, sin parar, durante casi 10 minutos, para no hacer esperar a los ingleses con quienes nos citamos. 

Hace unos años Johnny Borrell, vocalista de Razorlight, cantaba (se dice que con dedicatoria a Pete Doherty, en aquel momento de The Libertines): "Don't go back to Dalston, Don't go up the junction, don't go round the houses...". Se refería a las crack houses que abundaban en el área, viviendas abandonadas en las que se vendía, consumía todo tipo de drogas duras, y se delinquía por ellas, también se asesinaba. Dalston era uno de los barrios más peligrosos de Londres. Todavía en el 2006, 2007, 2008, en que tuve la oportunidad de conocer bien la zona, pues un amigo me daba posada por unos días durante el London Film Festival, aunque ya en buena medida limpia de las 'houses', y empezando a transformarse de la noche a la mañana (como suele ocurrir en Londres) en un lugar hype para la vida social, seguía siendo un lugar con aspecto rudo, descuidado, enclave de la comunidad turca menos favorecida. Pero desde hace quizá cuatro años Dalston se convirtió en el centro neurálgico del hipsterismo londinense. Ahí donde habían negocios abandonados o destartalados, hoy se alojan bares 'de onda', a todo lo largo de Kingsland Hight St. y su continuación, Stoke Newington Rd., es decir, 'up the junction', por arriba de Dalston Junction. Por supuesto, lo mismo ocurre en las calles aledañas. En Shacklewell Lane, sin embargo, parece que este arranque de modernidad no se ha manifestado y el Shacklewell Arms, pub añejo del área, es prueba de ello, aparentemente. Parece estar en las últimas, pero algunos detalles de su decoración delatan la presencia de la tribu hipster. Por la tarde parece que sólo a través del eco de su presencia en los alrededores. Por la noche, queda claro que sus integrantes ya también han tomado, por su cuenta, el Shacklewell Arms.

Ahí, a las 5 en punto, pues, quedamos de vernos con Tom Cowan y Joshua Hayward de The Horrors. Tras el ritual de pedir las pints para romper el hielo, platicamos brevemente con ellos, sobre los cambios que ha sufrido Dalston, y también sobre el nuevo disco que están grabando justo a un costado del pub, en su estudio. Al enterarse que la entrevista sería videograbada, Joshua se disculpó, argumentando que tenía otro compromiso. Nos quedamos con Tom y les compartimos, por lo pronto, sólo un fragmento de la charla que tuvimos en el pub. Hablamos sobre cine (Fantasia, The Trip, There Will Be Blood) y luego nos invitó a conocer el estudio de grabación donde seguimos platicando (nos comentó que llevan 2 años trabajando en su nuevo disco y su relación con Chris Cunningham) y luego salimos a caminar un poco por las calles de Londres. Nos despedimos, nosotros nos encontramos con un amigo mexicano, Tupac Martir, que también tiene su estudio de trabajo en el mismo complejo donde The Horrors, cenamos en un restaurante turco y después fuimos a un bar, de los trendy de la zona. Y ahí nos volvimos a encontrar a Tom, echando otra chela.

AFD ( @SirPon)

Este video fue grabado con un Lumia 925 #SwithToLumia

Aquí puedes leer la transcripción

EnFilme: ¿Cuál es el primer filme que recuerdas haber ido a ver?

Tom Cowan: Recuerdo haber ido a ver Fantasia, de niño. Esa fue una grande. Todos esos filmes animados de Disney… creo que son de las primeras cosas que recuerdo.

EF: ¿Y te gustaban?

TC: Sí. De hecho empecé a verlos de nuevo recientemente y son asombrosos; los amo.

EF: ¿Cuál fue la primera película que realmente capturó tu atención para ver el cine como medio de expresión?

TC: No estoy seguro. Es una gran pregunta. Creo… ¿te refieres a en verdad darme cuenta? ¿A haber tenido un total entendimiento de que podía ser así de significativo?

¿Cuál es esa película que inicia en un campo de concentración? ¿Era Life Is Beautiful o… ?

EF: ¿La italiana?

TC:  Sí, la italiana.

EF: Sí, es Life Is Beautiful.

 Creo que esa. Era muy joven cuando la vi. Creo haber tenido como 12 o 13 años y me afectó demasiado. Creo que fue el primer filme que me hizo sentir algo propiamente.

EF: ¿Qué fue lo que más te gustó del filme?

TC: Ha pasado mucho tiempo desde que lo vi, pero recuerdo que era muy tierno, tú sabes, en lo emocional. Creo que fue eso: era triste, pero encantador. Tenía esa clase de tristeza que es divertida también.

EF: ¿Cuándo empezaste a poner especial atención a la música en el cine?

TC: Probablemente cuando me fui metiendo más a la música, propiamente. Cuando se volvió una cuestión menos de solo oírla y más de escucharla realmente. Y creo que empecé a notarla por todos lados. Así que fue entonces, cuando empecé a hacer música, probablemente a los 15 o los 16. No puedo decir con qué filme en específico lo empecé a hacer. Pero recuerdo un filme llamado The Trip,  de mediados de los sesenta, psicodélica. Tenía un gran soundtrack y pensaba que era genial. Quizá esa fue la primera vez que traté de encontrar el soundtrack de una película y realmente escucharlo. Hoy en día, se ha vuelto parte de ir a ver un filme, siempre presto atención a la música. Cuando pienso que una película tiene música genial, creo que eso intensifica la experiencia.

EF: ¿Has participado en algún proyecto fílmico?

TC: De hecho, actualmente, un amigo y yo hemos estado en pláticas para que yo participe con la música de un filme de ciencia ficción que él está haciendo. Lo haré con Josh [Third], lo que es genial, estamos expectantes. Porque es algo que hemos querido hacer desde hace quizá seis años. Es algo que no había llegado a nosotros por el presupuesto. Así es que tengo muchas ganas de hacerlo.

EF: ¿Sabes más o menos cuál será la manera de acercarte a este proyecto? ¿Van a filmar primero y reaccionarás a las imágenes, o harán la música al tiempo que se realiza el filme?

TC: Creo que me gusta la idea de que la película sea filmada y entonces reaccionar a las imágenes, más que hacer la música antes de que las imágenes estén ahí, porque siento que tiene que ser una respuesta a ellas. Se sentiría algo poco natural imaginar la música de la película. Me gusta pensar en ella. Tengo algunos conceptos. Pero necesito verla antes de hacer algo definitivo.

EF: ¿Hay algún soundtrack en particular que te guste mucho?

TC: Sí. El soundtrack de There Will Be Blood de Johnny Greenwood, que creo que es asombroso. Especialmente en los primeros tres cuartos de la película. Creo que hacia el final se vuelve más clásico. Es un increíble engaño de lo que está sucediendo. Crea tensión donde no hay algo tenso. Cuando hay alguien manejando en el desierto o trabajando en el campo, sientes que algo está por suceder, en cualquier momento. Y cuando las cosas grandes sí suceden, cuando se lleva a cabo un gran evento, no hay música, la escena está totalmente silente. El momento es sobre el evento teniendo lugar. Y tú has estado sentado ahí, durante media hora, esperando a que algo sucediera… Creo que es realmente bueno… Es todo un desafío.

EF: Como músico, ¿qué crees que la música incorpora a un filme?

TC: ¿Qué le brinda al filme?

EF:

TC: Creo que le puede dar otra dimensión. El otro día vi una película llamada We Are The Best!. Es una película sueca sobre tres adolescentes que inician una banda punk y hubo un Q&A con el director después de la función y comentaba que él no quería usar otra música más que la que estuviera sucediendo en el filme. Y pensé que era genial porque tenía sentido, porque no es necesario sobrevestir a la película. Pero también creo que cuando se utiliza correctamente puede proporcionarle todo un nuevo nivel. Y es a lo que me refería con There Will Be Blood: toda esa tensión no existiría sin la música, solo estarían las escenas como son, pero la tensión realmente les brinda otro aspecto, y te hace sentir algo también.

 TC: Uno de mis videos musicales favoritos es el video de Fatboy Slim con Christopher Walken, donde baila por toda la habitación y es asombroso. Todo lo que contenga baile me gusta. ¿Cuál es otro bueno…? Ése es mi favorito.

EF: Es dirigido por Spike Jonze, ¿cierto?

TC: Sí, creo que sí. Creo. No estoy cien por ciento seguro.

EF: Me parece que la música de The Horrors es muy cinemática, ¿te parece a ti también?

TC: Sí. Y realmente me gustaría que más gente la viera de esa manera. Porque me gusta verla como una película. Y creo que es algo en la forma en la que nos gusta hacer las cosas, que tiene esos paisajes abiertos... Algo así. No sé particularmente qué la hace ser así. Pero lo siento, sí, me parece muy acertado.

EF: ¿Crees que quizá tenga algo que ver con que –no sé si todos, pero algunos de– ustedes están interesados en el cine? Porque quizá tengan algunas influencias  directas del cine.

TC: Es posible. Pero, si ese es el caso, no creo que sea consciente. Creo que las influencias pueden venir a ti de muchas maneras. Incluso si ves una película y piensas que es genial, no necesariamente tienes que registrarlo, para que termine teniendo salida en otros lados, ya sabes, inconscientemente. Pero aparte de eso, no podría decirte por qué es así. Pero hay otras personas que lo dicen, especialmente personas que están muy interesadas en el cine.

EF: ¿Cómo eligen a lo directores de sus videos?

TC: Alguien nos dio una larga lista y nos dijo “miren el trabajo de estas personas”. Y a veces ellos vienen a nosotros. Chris Cunnigham vino a nosotros. Y nos preguntó si podía hacer un video para nosotros, lo que fue genial. Recuerdo cuando pasó, de hecho, fue muy surreal porque acabas de iniciar como banda y de repente alguien te dice que Chris Cunnigham quiere hacer tu video. Wow. Fue genial.

Pero aparte de eso, tratamos de trabajar con diferentes personas.

Pero ahora he estado hablando con amigos que sé que trabajan en el cine de diferentes maneras, en videos y diferentes acercamientos. Así que he intentado trabajar con gente que conozco.

EF: ¿Cómo trabajaron con Cunningham?

TC: No fue tanto trabajar con él. Trajo algunas ideas, nos las enseñó y pensamos que eran bastante buenas. Creo que si tienes 20 años y alguien como él se ofrece a hacerte un video, no lo cuestionas mucho.  Solo dejas que suceda y confías en él.

EF: ¿Cómo es Londres para ti?

TC: Amo Londres, es la mejor ciudad del mundo. Y realmente pienso eso, porque he estado en un montón de ciudades y esta es mi favorita.

EF: ¿Qué es lo que más te gusta de Londres?

TC: Me gusta  la atmósfera. Es posiblemente su comodidad, sabes. Me gusta sentirme cómodo en un lugar que es familiar para mí. Saber dónde estoy parado. En general, lo disfruto mucho. Hay muchas ciudades que me gustan también, pero quizá no he visto la parte de estas ciudades que las hace realmente especiales. Y creo que de Londres conozco lo que la hace especial y lo que siento que la hace especial. Bombay Munch, de ahí, es una de las razones por las que amo a Londres.

La mejor comida hindú de Londres.

EF: Es un buen tip.

TC: Hay muy buena comida y gente buena también. Y buena música

EF: ¿Eres londinense?

TC: Sí.

EF: ¿De dónde eres?

TC: Crecí en South London,  pero me moví de ahí hace como cinco años.

EF: ¿Qué es lo que te gusta más de Londres?

TC: Lo que más me gusta… mis amigos, todas las personas que conozco están aquí. Sin ellos todo sería muy diferente.

EF: ¿Hay algún filme londinense que te guste?

TC: ¿Un filme londinense?

EF: Sí.

TC: Quadrophenia es un gran filme londinense.

EF: Si pudieras elegir un lugar donde vivir en Londres, ¿cuál sería?

TC: Hay increíbles calles alrededor de Brick Lane, en el área de Spitalfields, con realmente buenas casas; escogería vivir ahí, probablemente. Pero no tengo preferencias, sabes. Es hermoso por aquí a veces. Es hermoso cuando caminas por West London. El río es hermoso. Soy feliz. Creo que sería feliz prácticamente donde sea.

EF: ¿Cómo está Dalston ahora?

TC: Está cambiando. A veces para bien y a veces para mal.

Creo que me mudaré pronto.

 
COMPARTE:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


EN PANTALLA
El artista


NOTAS
Argentina bate record histórico de estrenos de......


NOTAS
Video. La influencia del cine silente en ‘John...


EN PANTALLA
Oldboy: Días de venganza
 
 
 
COMENTARIOS
 
ARCHIVO

RECOMENDAMOS
 
 
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados