if ($skins_show == "0") {?>
CINICIADOS > A ESCALA
 
FICHA TÉCNICA
Un perro andaluz
Un chien andalou
 
Francia
1929
 
Director:
Luis Buñuel
 
Con:
Simone Mareuil, Pierre Batcheff, Robert Hommet, Luis Buñuel, Salvador Dalí
 
Guión:
Luis Buñuel, Salvador Dalí
 
Fotografía:
Albert Duverger, Jimmy Berliet
 
Edición:
Luis Buñuel Duración:
17 min.
 

 
Un chien andalou
Publicado el 23 - Ene - 2014
 
 
  • Luis Buñuel y Salvador Dalí emplean mecanismos parecidos a los del sueño, pero no relatan un sueño. Un perro andaluz apela más al juego de acción-repulsión y las reacciones instintivas e inmediatas que ocurren en el espectador.  - ENFILME.COM
  • Luis Buñuel y Salvador Dalí emplean mecanismos parecidos a los del sueño, pero no relatan un sueño. Un perro andaluz apela más al juego de acción-repulsión y las reacciones instintivas e inmediatas que ocurren en el espectador.  - ENFILME.COM
  • Luis Buñuel y Salvador Dalí emplean mecanismos parecidos a los del sueño, pero no relatan un sueño. Un perro andaluz apela más al juego de acción-repulsión y las reacciones instintivas e inmediatas que ocurren en el espectador.  - ENFILME.COM
  • Luis Buñuel y Salvador Dalí emplean mecanismos parecidos a los del sueño, pero no relatan un sueño. Un perro andaluz apela más al juego de acción-repulsión y las reacciones instintivas e inmediatas que ocurren en el espectador.  - ENFILME.COM

La locura por los sueños, por el placer de soñar, motivó a Luis Buñuel a adherirse al grupo de los surrealistas  y, posteriormente, contactar a su gran amigo, Salvador Dalí (a quien conoció desde los 17 años en la Residencia de Estudiantes de Madrid), para realizar Un perro andaluz (1929). Evitando la coherencia cronológica y el aspecto racional explicativo, el filme surge de la convergencia de dos sueños. El de Buñuel, sobre una nube cortando la luna, mientras una navaja de afeitar penetra un ojo; el de Dalí, una mano llena de hormigas. El cineasta y el pintor comenzaron a escribir el guión con la condición de descartar toda imagen o idea que brinde una explicación racional a lo mostrado en pantalla. Consciente de lo difícil que sería obtener el financiamiento, Buñuel optó por pedirle dinero a su madre para producirla él mismo.

A manera de prólogo, se muestra el sueño de Buñuel como una invitación agresiva a ver el cine con otros ojos. Es una alusión al poder de la mirada; luego que la navaja atraviesa el ojo, la Mujer aparece de nuevo con los ojos intactos, como si el ojo cortado hubiera renacido. También, se trata del poder del ojo invisible, del ojo creador, aquel que mediante la cámara determina desde qué perspectiva y en qué momento ver los acontecimientos. El montaje es utilizado como recurso que permite la alternancia de los espacios, y se da la libertad de crear grandes saltos temporales mediante el uso de rótulos.

Algunas de las imágenes funcionan como simbologías eróticas y sexuales (característica del arte surrealista, y específicamente de la obra de Dalí). La mujer solitaria, encerrada en una habitación, contempla el cuadro “La tejedora” de Vermeer (en alusión a la fidelidad y los años que Penélope esperó a Odiseo, y la reclusión de su deseo sexual). El hombre débil, frágil e infantil es el ‘perro’ (término con el que, en aquella época, se referían al hombre inmaduro); incluso, el poeta, Federico García Lorca, susceptible ante la obra de Buñuel, se adjudicó erróneamente el término de ‘perro’, pensando que el cineasta se refería a él debido a su homosexualidad. Un ser andrógino en la calle que juguetea con una mano y dos manos moviendo una coctelera (alusión a la masturbación) son reprimidas por el policía y por la figura paterna (representantes del orden moral y símbolos de la fuerza privativa que ahuyentan a los involucrados de la mano). Dos curas (la religión), dos pianos (el arte) y dos burros (la putrefacción) representan las características de la clase burguesa que Buñuel repudiaba.

Buñuel y Dalí emplean mecanismos parecidos a los del sueño, pero no relatan un sueño. A diferencia del gusto por las formas y la contemplación de ellas que se manifestó en el cine ‘avant-garde’, Un perro andaluz apela más al juego de acción-repulsión y las reacciones instintivas e inmediatas que ocurren en el espectador. 

LFG (@luisfer_crimi)

 

 

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
A ESCALA
Record/Play
SIGUIENTE
A ESCALA
I Touch A Red Button Man
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


A ESCALA
La Morena


CARTELERA
Eddie Reynolds y Los Ángeles de Acero -...


A ESCALA
Rubato lamentoso
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
 
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados