if ($skins_show == "0") {?>
CINICIADOS > ANIMACION
 
FICHA TÉCNICA
The Smurfs
Los pitufos
 
Estados Unidos
2011
 
Director:
Raja Gosnell
 
Con:
Hank Azaria, Neil Patrick Harris, Jayma Mays
 
Guión:
J. David Stem
 
Duración:
103 min.
 

 
Los pitufos
Publicado el 20 - Ago - 2011
 
 
La película incluye varios mensajes positivos, que aunque manejados de manera algo evidente, se transmiten de manera natural en la historia y se sienten como algo bueno que la película puede aportar a los más pequeños. - ENFILME.COM
 
 

Por Luis Vazquez (@wisgab)

“Adaptación de personajes 3D que interactúan con actores y locaciones reales”. En realidad esta rúbrica hasta el día de hoy no brinda muy buenas expectativas para ninguna película animada. La presión es mayor cuando el título de la película carga en hombros con una caricatura tan referencial en nuestra cultura popular como la de los suspiritos azules.

Los Pitufos y la anticipación que propició hacer esta película, a casi 50 años de su creación por el caricaturista belga Peyo, trajo consigo mucha curiosidad… y también muchas dudas. Desde que salieron los primeros carteles, una gran mayoría criticó un diseño de personajes con detalles de alto realismo (grandes ojos tipo troll, y unas extrañas texturas de piel velluda) que perturbaban más de lo que conectaban al público con el añorado cómic original. Probablemente lloverán los comentarios sobre la poca astucia de Columbia Pictures México al no incluir voces similares a las de la caricatura ochentera, puesto que las voces humanas y adultas empleadas desangelan y alejan al público de los personajes originales (seamos sinceros, escuchar a Pitufo Bromista decir “Te traje una sorpresita” con la voz de un hombre adulto treintañero no es lo primero que esperaban ver los fans).

Añadido a esto, la idea de traer los personajes a Nueva York y limitar la animación a sólo cinco de los pitufos más emblemáticos de la serie (más un inédito Pitufo Valiente que se sacaron de la chistera y que bien pudo haber sido interpretado por Pitufo Fortachón), suenan más a ajustes técnicos y presupuestales que a una gran y atrevida idea argumental. En fin, hay más de una razón por las que se comprendería la precaución de cualquier persona de ir a ver lo que parece un bluff cantado a gritos.

Sin embargo hay que admitir que una vez comenzada la película, la historia, aunque predecible y segura, puede absorbernos y hacernos pasar un buen rato gracias a varios puntos que roban más de una sonrisa.

Mostrando un decoroso estilo de humor altamente visual y físico (no podemos ir esperando ver un Hamlet, ¿verdad?) el cast de actores reales fue bien seleccionado. En primer lugar, con un atinadísimo Hank Azaria (actor de cómicas apariciones en series como FriendsMad About You, y voz de los Simpson) en el papel de Gargamel. Azaria muestra un claro y profundo estudio del personaje, aportando innumerables chistes que aunque simples, tienen un timing exacto y se lleva las mejores risas de la proyección, al lado de un buen trabajo animado del gato Azrael. Este felino, aunque realista y distante de su diseño original, tiene un manejo de expresiones faciales y actitudes que nos recuerdan al carácter y alma del odioso pero simpático minino animado del canal 5.

La joven pareja que adopta a los pitufos tiene buena química con la audiencia. Son Jayma Mays, actriz de la famosa serie Glee, y Neil Patrick Harris, que todos los treintañeros recordarán con nostalgia como el doctorcito Doogie Howser, y quien pareciera haber sido requerido como un doble del actor Matthew Morrison, en un papel que no deja de recordarnos al maestro Schuester de Glee. Armados con la familiaridad de esta pareja y la inclusión de otras estrellas populares de la televisión estadunidense actual (Sofía Vergara como la villana Odile y el modista Tim Gunn de Project Runway interpretando a un clon de él mismo), los productores parecen haber procurado blindarse contra cualquier fracaso rotundo de taquilla.

Cabe observar que mientras los personajes humanos presentan una personalidad altamente caricaturizada (pero bien llevada), los pitufos presentan un carácter neutral de sus personalidades, más humanizado de lo esperado, probablemente en un afán por balancear la convivencia entre unos y otros, haciéndola más verosímil. Por momentos sentimos que hizo falta explotar el botín de entretenimiento seguro que representaba la familiaridad del público con cada uno de los pitufos, haciendo referencias a las frases que todos seguimos repitiendo hasta el día de hoy y que queríamos escuchar otra vez, como en los buenos tiempos. Un “¡Ay! ¡Cómo odio a los pitufos!” se esperó hasta el final sin éxito.

Finalmente diremos que la película incluye varios mensajes positivos, que aunque manejados de manera algo evidente, se transmiten de manera natural en la historia y se sienten como algo bueno que la película puede aportar a los más pequeños. Valores como distinguir el tesoro subyacente en las cosas más insignificantes, la importancia de optar por tratar de ser feliz como axioma y la riqueza de superar las etiquetas nocivas que nos son impuestas incluso por aquellos que más nos aman, son lo menos que uno puede esperar que la película le deje a todos los suspiritos de carne y hueso que vayan a verla 

En fin, a castigos mucho peores nos hemos enfrentando tratando de llevarles nota de todo lo que hay en la pantalla fílmica. Ríanse con confianza, nadie los ve, no sean tímidos y pitufen.

TAGS J. David Stem, Hank Azaria, Neil Patrick Harris, Jayma Mays , Los pitufos, animación, reseña, crítica, cine
 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
RESEÑAS ANIMACION
Kung Fu Panda 2
SIGUIENTE
RESEÑAS ANIMACION
Don Gato y su pandilla
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


DE CULTO
La ciénaga


NOTAS
Imágenes: Cineastas en su infancia y...


NOTAS
La secuela de 'Fight Club'
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Yo, Daniel Blake
    I, Daniel Blake de Ken Loach ganó en 2016 la Palma de Oro en Cannes. Lo analizamos.
  • Juan Rulfo y su relación con...
    La relación de Rulfo con el cine puede rastrearse en dos ejes: la adaptación cinematográfica de su obra literaria, y su...
  • Cómo ser un latin lover
    Con How To Be a Latin Lover, Derbez se ha confirmado como un paladín más de la cruzada antidiversidad que encabeza la industria de...
  • Voraz
    Reseña: 'Raw' no es una experiencia grotesca y desagradable carente de sustancia, sino más bien un relato sobre la búsqueda...
  • Aquarius
    Con dos brochazos, firmes ambos, Mendonça Filho plantea y resuelve dos temas complejos de la realidad brasileña (que tienen ecos en...
  • Emiliano Rocha...
    Entrevistamos a Emiliano Rocha, director de Tenemos la carne, que nos dijo cómo intento recuperar la atmósfera caótica que...
  • Batallas íntimas
    Ocho años le tomó a Lucía Gajá la realización de Batallas íntimas desde que...
  • El cine es un medio de...
    Denis Lavant (Holy Motors) nos contesta ¿qué es el cine?
  • Everardo González: 'Nosotros...
    `Nos hemos convertido en una sociedad indolente. Que tiene un umbral muy alto frente a la indignación. Necesitamos escenas muy brutales para...
  • Ghost in the Shell: La...
    Reseña: La unión máquina-humano es una idea habitual en el terreno de la ciencia ficción, pero resulta sugerente la...
 
 
 
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados