if ($skins_show == "0") {?>
CINICIADOS > DOCUMENTALES
 
FICHA TÉCNICA
Sicko
Sicko
 
Estados Unidos
2007
 
Director:
Michael Moore
 
Con:
Michael Moore, Tucker Albrizzi, Tony Benn
 
Guión:
Michael Moore
 
Duración:
123 min.
 

 
Sicko
Publicado el 22 - Jul - 2010
 
 

En Sicko (2007), la postura anti-gobierno de Michael Francis Moore se enfoca en el sistema de salud norteamericano, dando cifras alarmantes, presentando casos de personas que no tienen seguro, echando un ojo almodus operandi de las aseguradoras y comparándolo con el de otros países como Canadá e Inglaterra, donde la atención médica está ?socializada? para que cada persona reciba atención gratuita. - ENFILME.COM
 
 

Pagueme pa’ que lo atienda, por favor

por Manuel Preciado

¡Oh, Michael Moore!, sabemos que a este hombre de Michigan le gusta echarle crema a sus tacos, pero eso no quiere decir que sus tacos tengan mal sabor o que sean de tofu. Si te cae mal Michael Moore, lo cual no es difícil, esta película no es para ti, pero eso está sobredicho, porque ya se sabe qué esperar cuando se estrena una cinta del polémico director.

En Sicko (2007), la postura anti-gobierno de Michael Francis Moore se enfoca en el sistema de salud norteamericano, dando cifras alarmantes, presentando casos de personas que no tienen seguro, echando un ojo almodus operandi de las aseguradoras y comparándolo con el de otros países como Canadá e Inglaterra, donde la atención médica está “socializada” para que cada persona reciba atención gratuita.

El comienzo del documental busca activar nuestro lagrimal presentando varios casos en los que ciudadanos estadounidenses enfermos, que no cuentan con seguro médico ni las grandes sumas que implica un tratamiento médico especializado, cuentan únicamente con dos opciones: o mantener el estilo de vida que tienen con una salud que se deteriora cada vez más o pagar la atención médica que necesitan y quedarse sin un centavo. Ésta es la leyenda que nos presenta los primeros treinta minutos de la película, que son poco dinámicos y casi nada interesantes. Es como si narraran el caso de un amante de los animales y mostraran cachorritos tiernos y necesitados para que los adoptemos, sólo que los cachorritos son gringos con problemas de salud y lo que busca Moore al presentarnos estos personajes es nuestra simpatía.

No os preocupéis porque de aquí en adelante la cosa mejora, Moore expone la letra pequeña de los contratos y desenvuelve casos de personas que han sido engañadas por las aseguradoras, expone cómo los médicos que revisan y aprueban el tratamiento médico para los asegurados son premiados conforme al número de rechazos a clientes enfermos, permitiéndoles ahorrar dinero a las compañías. Bastante bajo, bajísimo en verdad, algo que sólo podría venir de la mente y la ejecución del mismísimo Satanás. Es así como emprendemos búsqueda del origen de esta horrible forma de negocio y llegamos rápidamente a los comienzos de la década de los setenta, encontrando a Richard Nixon, que no es el diablo, pero anda cerca.

Una supuesta grabación de una junta en la oficina oval entre Nixon y John Ehrilichman, asesor de la Casa Blanca que pasó año y medio en prisión por su participación en el escándalo de Watergate, muestra cómo se toma en cuenta el dinero que se generaría aprobando la nueva estrategia de salud para el país siendo, dado el caso, Edgar Kaiser, dueño de una de las más antiguas y grandes compañías de seguros de salud en Estados Unidos, el más beneficiado.

Moore asume, sin justificación alguna, que desde entonces el congreso de los Estados Unidos de América ha sido comprado por los billetes de las aseguradoras y más recientemente de las farmacéuticas, con el fin de mantener controlado el sector salud del pueblo americano. Lo hace registrando una escena de la entrada de varios hombres del congreso, George W. Incluido, con una etiqueta de lo que le costó a las aseguradoras que se aprobaran leyes que eventualmente las favorecerían. Posteriormente, Moore muestra campañas publicitarias que tienen un claro fin de hacer ver mal a la medicina socializada de otros países, apelando al nacionalismo americano y al odio comunista como principales armas para desacreditar dicho sistema.

Ahora sí, la película toma un buen ritmo y después de hacernos enojar al poner en escena a estos políticos bajo la peor luz posible, nos vamos de viaje. Moore nos lleva a conocer cómo funcionan los sistemas de salud de varios países del primer mundo. Vamos a Canadá, donde Moore habla con sus propios familiares, quienes critican respetuosamente el sistema americano y alaban el canadiense. Después vamos a Inglaterra y a Francia, donde Moore no tiene familiares pero la opinión parece ser la misma, grandes ventajas, atención y un sistema de salud público que parece gozar de un considerable presupuesto, instalaciones de primer nivel, farmacias subsidiadas y doctores con un buen salario. 

La siguiente parada es Nueva York, ahí conocemos los casos que me parecieron más insólitos. Varias personas que ayudaron levantando escombros en el World Trade Center después de los ataques del 11 de Septiembre no cuentan con atención médica para los problemas respiratorios y de ansiedad que les provocó, por un lado, el polvo constante de la zona y, por otro, el estrés postraumático después de vivir tan de cerca la tragedia. Moore compara la situación de los rescatistas sin seguro con la de los reos de la prisión de Guantánamo, donde están varios de los precursores de los ataques a las Torres. En esta bahía los presos reciben trato especializado y atención médica para cumplir con los estatutos de buen trato a criminales internacionales.

Independientemente del enfoque con el que Michael Moore aborda los diferentes temas relacionados al sistema de salud, es evidente que el gobierno de Estados Unidos gasta dinero en los presos y no en varios rescatistas cuyas solicitudes médicas obviamente fueron rechazadas. Después viajamos a Cuba, donde el sistema de salud es socializado —no era difícil de adivinarse— y Moore invita a los rescatistas y enfermos que conocimos a través de la película para que reciban atención gratuita en Cuba. Las personas parecen realmente agradecidas y a la vez sorprendidas por conocer el costo de las medicinas —el cual es bajísimo en comparación con el de los demás países— y saber que los tratamientos que requieren son gratuitos. 

Michael Moore decora las situaciones. Sin inventar y sin actuar como un oportunista, las expone desde el punto de vista que le conviene. Pero, independientemente de lo cuestionable que son sus cintas, la ventaja de Michael Moore es que puede ser odiado o amado, que pone a sudar un poco a los gobernantes y que lleva temas relevantes al ojo público y a la mesa de discusión.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
DOCUMENTALES
Perdida
SIGUIENTE
DOCUMENTALES
La mirada del silencio
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
#FICM2014. Día 3: 'Adiós al lenguaje'...


NOTAS
De cómo el cine se volvió negro


NOTAS
Hannah Arendt y Barbara Sukowa en la...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
  • Blade Runner 2049
    Reseña: Ambiciosamente grandioso en todos los sentidos –visual, sonoro, temático, dramático–, el filme...
  • Muerte misteriosa
    Soundtrack: La banda sonora del thriller criminal 'Wind River' es obra del cantante y compositor australiano, Nick Cave, y su colaborador...
  • 57 BFI London Film Festival
    Del 9 al 20 de octubre. Londres. Crónica escrita y en video.
  • Eso
    Reseña: 'Eso' posee una cantidad respetable de travesuras carnavalescas y un pertinente entendimiento de cómo operan las experiencias...
  • The Shape of Water del...
    "Una fábula con mensaje político”.
  • Atómica
    Soundtrack: La banda sonora de 'Atomic Blonde', el thriller de espionaje protagonizado por Charlize Theron, cuenta con una notable y evocadora...
  • Koktebel
    Destaca el hecho de que el niño se convierta, por momentos, en la auténtica figura paterna.
  • Paterson
    Reseña: El cine de Jim Jarmusch es un bálsamo reparador para todos aquellos amantes del cine y de la...
  • Los 11 filmes favoritos de...
    A nadie que conozca su obra extrañarán las elecciones del maestro polaco.
 
 
 
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados