if ($skins_show == "0") {?>
 
1 día para el fin del mundo - Offret (1986)
Publicado el 20 - Dic - 2012
 
 
Sacrificio es el testamento de Andréi Tarkovsky. - ENFILME.COM
 
 
 

Nuestros hombres y mujeres irán perdiendo uno por uno la esperanza.

Vivimos, y tenemos nuestros altibajos. Morimos y volvemos a nacer, sin recordar el pasado. Todo comenzará nuevamente de la nada.

Mañana el ciclo termina y dará comienzo el nuevo Baktún. La noche será más oscura que antes, el día olerá a sulfuro. El ansia y la desesperación llegarán a las calles.

Sacrificio es el testamento de Andréi Tarkovsky. Poco tiempo después de terminarla murió a causa de un cáncer y concluyó su aportación de tratados poéticos a la cinematografía. Mientras se encontraba realizándola, dejó claro que quería buscar la redención y el sacrificio del hombre como la única forma de cambio. Una acción pura puede transformar el curso de la humanidad. Tarkovsky sintió la muerte, y lo plasmo en pantalla.


Alexandre se encuentra plantando un árbol con su hijo mudo. Un amigo suyo llega, el cartero Otto. Tras un intercambio de ideas extraídas de Also Spracht Zaratustra sabemos que Alexandre cumple años y lo celebrará con su familia en el campo. La casa es majestuosa. Un pequeño recoveco al centro del campo sueco al lado de su esposa, su hijastra y un amigo.

Cree en que se te ha otorgado y se te obsequiará.

Existen elementos que presagian la tempestad. Los pájaros chirrían disonantes, huyendo de lo que se aproxima. La casa exhala lo sobrenatural; la electricidad del ambiente le otorga una vida propia, que encierra a la familia dentro de sus puertas, y cada vez más dentro de sus marcos y espejos. El desastre anónimo llega, una guerra nuclear ha comenzado. Las aves ya han huido. La noche se convierte en luz blanca. Poco a poco los integrantes de la familia comienzan a perder la cabeza y la esperanza. El fin les es inminente.

Se habla de Nietzsche y “el eterno retorno”. Alexandre ruega por volver al día anterior y que nadie recuerde este Apocalipsis. Ruega la salvación del hombre a cambio de todas sus posesiones materiales, incluso de su hijo mudo. Se ofrece a “la bruja” María, y se entrega sexualmente en una de las secuencias más bellamente realizadas de la historia del cine. El día vuelve y el mundo regresa a su normalidad. Cumple su promesa. Su hijo ha desaparecido –se refugia a los pies del cerezo que se planta al principio- y a los pies de esta bruja salvadora quema su casa.

Mañana la noche será la más larga. Nuestro ciclo termina, pero la vida nos otorga oportunidades de redención. Tarkovsky plasmó en su última cinta el ánima de toda una sociedad al borde del cambio. Sintió la muerte cerca; y planteó fe y sacrificio.

SCLP(@scleon20)

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
2 días para el fin del mundo: The Turin Horse...
SIGUIENTE
NOTAS
Cinco imperdibles para el GIFF 2013
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


ENTREVISTA
Mauro Andrizzi (En el futuro)


NOTAS
Se anuncia la programación de la 14ª...


NOTAS
EXCLUSIVA: Directores de cine hablan...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados