if ($skins_show == "0") {?>
 
10 directores de fotografía para poner atención este año, según Variety
Publicado el 20 - Abr - 2016
 
 
Con mayor o menor experiencia, han atraído los ojos de sus colegas y del mundo del cine. - ENFILME.COM
 
 
 

El papel del cinefotógrafo es trascendente para la realización de una película. Gran parte del trabajo artístico de la imagen, que tiene que ver con el manejo de la luz y desarrollar la atmósfera que se desea transmitir es su trabajo principal. Actualmente hay figuras importantes en el medio, con mayor o menor trayectoria, que se dedican al cine o la TV y Variety ha seleccionado 10 a los que hay que poner mucha atención este año y muy probablemente en sus proyectos venideros.

Manuel Billeter

Nacido en Suiza, es el fotógrafo de la serie de Netflix Jessica Jones, que le ha dado mucha visibilidad en los últimos tiempos. Sus principales influencias son el cine negro de los Estados Unidos y el trabajo del director Wong Kar-wai. Le gusta utilizar lentes vintage y cámara Red Dragon. Filmó también 3 episodios de Orange is the New Black, pero no podemos ver que se exprese tan libremente en ellos pues la imagen ya ha sido determinada. Trabajó recientemente en Luke Cage y Iron Fist.

Thimios Bakatakis

El trabajo de este director de fotografía se balancea entre lo mundano y lo surreal. Su participación en el cine griego es trascendental dentro de la nueva ola de producciones en las que están incluidas las de Yorgos Lanthimos y Athina Rachel Tsangari con los que trabajó en las películas Dogthooth y Attenberg, respectivamente. Ira Sach contrató a Bakatakis para dirigir la fotografía del explícito romance homosexual Keep the Lights On en el 2012. El año pasado volvió a trabajar con Lanthimos en la premiada película The Lobster. Le gusta trabajar con el equipo mínimo, ya que aprendió a trabajar en producciones de bajo presupuesto, además no suele utilizar luz artificial.

Manu Dacosse

Nacido en Bélgica, desarrollado en Líbano y con experiencia en un par de giallos italianos, Dacosse es un fanático del trabajo de Gordon Willis. Ha trabajado en varios de los filmes europeos de los últimos años: Evolution de Lucile Hadzihalilovic, The Lady in the Car With Glasses and a Gun de Joann Sfar y Alleluia de Fabrice Du Welz. Comenzó a hacer trabajos de aficionado cuando tenía 16 años con una cámara que sus padres le regalaron. Sin embargo, quienes lo introdujeron al cine de género fueron los directores de un par de filmes homenaje al giallo, Helene Cattet y Bruno Forzani. A Manu Dacosse le gusta trabajar con colores vivos, pantallas divididas, y grabar directamente a los ojos de los personajes. Le gusta mucho la obscuridad y eso es notorio en sus trabajos.

Drew Daniels

Es el director de fotografía en Krisha de Trey Edward Shults, en la que trabajó motivado 100% por las intenciones psicológicas de la producción de la imagen. “Tu lenguaje visual tiene que ser exactamente el lenguaje correcto para la película”, dice el cinefotógrafo. “Me gusta estar con un personaje y no cortar la toma. Puedes usar la edición y es realmente efectivo, pero si puedes tomar las cosas en una sola toma, esa es la mejor manera”. Le gustan los filmes independientes porque “algunas de las mejores ideas provienen de la libertad de experimentación”.

Peter Flickenberg

Realizó un trabajo completamente poético en blanco y negro para la película Concrete Night de Pirjo Honkasalo con la que atrajo la mirada de sus colegas y ganó premios en su natal Finlandia, así como reconocimientos internacionales como el Premio Spotlight de la Sociedad Americana de Cinematógrafos. Filmó un cortometraje llamado Do I Have to Care of Everything? que estuvo nominado al Oscar en el 2014. Tiene amplia experiencia en el trabajo de documentales, entre los que están White Rage y Pixadores. Es apasionado de la imagen y dice siempre haber sido muy sensible a la fotografía. Recientemente trabajó en Woodstock, dirigido por las diseñadoras de modas Kate y Laura Mulleavy, en el que utilizó varias técnicas, incluyendo la doble exposición y celuloide de 35mm. Por si fuera poco, también ha realizado comerciales.

Diego García

Es mexicano, se formó en nuestro país y ha participado en diversos cortometrajes dentro del país y el extranjero. “Creo que continuaré trabajando con este estilo de trabajo indie y natural. Me gusta filmar en entornos naturales, algunas veces con actores no profesionales y con directores que están interesados en traer nuevos lenguajes al cine. Trabajó con el brasileño Gabriel Mascaro en la realización de Cementery of Splendor y ahora colabora con Carlos Reygadas en el proyecto Where Life Is Born. “Cada director tiene un acercamiento distinto, pero todos los filmes son muy naturales. Uso la luz que esté disponible. Trabajo mucho con la luz solar, en diferentes momentos del día. Lentes diferentes te dan diferentes emociones. Es una combinación entre tener las mejores cosas que tiene cada locación y al mismo tiempo de tratar de hacerlo no bonito, pero correctamente”.

Laurie Rose

Sus colaboraciones con el director Ben Wheatley han rendido frutos. Trabajó con él en la cinta High-Rise, aunque ya habían colaborado juntos en Down Terrace, un thriller indie que se grabó en sólo 8 días y en Kill List. Rose ha trabajado en televisión en series de no ficción. Durante todos esos procesos han experimentado la introducción de dollies y Steadycams, así como aprendiendo la forma en la que los aplica para crear su propio estilo. Su entrenamiento en las cintas Cuban Fury y Man Up hicieron la diferencia en la grabación de la última cinta de Ben Wheatley.  

Monika Lenczewska

La relación que esta fotógrafa tiene con la luz es casi mística, surgida en su natal Polonia y la ha llevado por todo el mundo. Trabajó en dos obras que se estrenaron en Sundance en el 2014: Imperial Dreams de Malik Vitthal y Difret de Zeresenay Mehari, que fue filmada en Etiopía. Después de eso trabajó en el drama polaco-sueco Strange Heaven, dirigido por Dariusz Gajewski, Park de Sofia Exarhou y en Message From the King del director belga Fabrice Du Welz. Ella insiste siempre en encontrar el guion perfecto para trabajar. Después de su graduación de AFI ha grabado más de 40 cortometrajes y comerciales. “Cada proyecto es distinto. No hay una receta o una razón, excepto que necesito sentirme conectada con el guion para dar todo de mí. Mientras tanto, los proyectos cada vez son más grandes y logísticamente complejos. La energía del material es lo que me tiene aquí. La fotografía en cine es un trabajo duro. Necesitas creer fuertemente en la historia y comprometerte completamente con la visión del director”.

Polly Morgan

“Crecí en Sussex en un valle al lado de un río en una localidad realmente remota. Mis cuatro hermanas mayores y yo corríamos en los bosques y jugábamos en el río. Eso cultiva tu imaginación”, dice la directora de fotografía. El hecho de que alguna vez la BBC haya utilizado su granja como base de operaciones en una filmación cuando ella tenía 13 años y la dejaran conocer parte del proceso también tiene parte importante en su historia. Tiene una maestría en cinematografía por la AFI, fue interna en la película Inception y trabajó en RSA Films de Ridley Scott. Todo ello contribuyó para su trabajo en The Truth About Emanuel en el 2013 o el filme éxito de Sundance, The Intervention. “Mi estilo es una mezcla entre naturalista y una aproximación un poco más clásica y convencional”, dice Polly Morgan. “Creo que mi trabajo está influenciado por el hecho de que soy una mujer. La emoción es algo que juega un papel importante en todo eso”. Uno de los próximos proyectos de Morgan es la cinta indie Slumber y la serie The A World coproducida por la BBC y Sundance. Además admira profundamente a Steven Spielberg.

NVL(@Natmond22)

Fuente: Variety

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Selena Gomez tendrá una película sobre su vida
SIGUIENTE
NOTAS
VIDEO. 'Needed me' el nuevo clip musical de...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


EN PANTALLA
Shame: deseos culpables


CARTELERA
Me quedo contigo


EN PANTALLA
Hecho en México
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados