if ($skins_show == "0") {?>
 
10 notables usos de la casa de muñecas en el cine, según el British Film Institute
Publicado el 11 - Jul - 2018
 
 
En 'Hereditary', el uso de la casa de muñecas plantea la pregunta de quién o qué se está mirando. Para lograr el efecto, Ari Aster utilizó una técnica cuyas raíces se remontan a los inicios de Hollywood. La - ENFILME.COM
 
 
 

En Hereditary (2018), un drama familiar más sombrío e infernal que cualquier cosa que haya inventado Ingmar Bergman, una presencia maligna acecha en algún lugar más allá del plano físico. Está ahí desde el primer disparo, la cámara del director Ari Aster recorre una sala de miniaturas de modelos antes de concentrarse en una casa de muñecas. Mientras se arrastra hacia un dormitorio en el primer piso, sentimos en nuestras entrañas lo que viene, y, justo a tiempo, camina un hombre (Gabriel Byrne) para sacar a su hijo adolescente (Alex Wolff) de la cama. Súbitamente, el estado de ánimo hereditario del miedo se establece, prescindiendo de las sutilezas cotidianas del "mundo real" utilizadas para establecer los tonos en tantas películas de terror. Los distribuidores de la película, A24, sabían algo bueno cuando lo vieron, convirtiendo a la casa de muñecas en la estrella de su campaña de carteles y sus avances promocionales.

El uso de la casa de muñecas plantea la pregunta de quién o qué se está mirando. Para lograr el efecto, Aster utilizó una técnica cuyas raíces se remontan a los inicios de Hollywood. La escena es una versión moderna del “cutaway”, un conjunto interior de habitaciones contiguas que permite pasar la cámara, como un fantasma, a través de las paredes, o pasar de un plano de tamaño natural a uno de una réplica de una casa de muñecas de vuelta para revelar el efecto completo. Es, como veremos, una técnica que coloca a Aster en alguna compañía buena (e inesperada).

 

The Hand of Peril, Dir. Maurice Tourneur, 1916

Cuando la película del crimen silencioso de Maurice Tourneur se lanzó en 1916, se promocionó como un nuevo mundo valiente para el cine narrativo. Al describir la acción de su película simultáneamente en nueve salas separadas que se muestran juntas, el director francés podría evitar las técnicas transversales tradicionales utilizadas para saltar entre las historias. Desafortunadamente, nunca podremos verlo por nosotros mismos: no existen copias de la película.

 

The High Sign, Dir. Buster Keaton y Eddie Cline, 1921

Venciendo a Macaulay Culkin por casi 70 años, Buster Keaton saca a una pandilla de delincuentes en una casa llena de trampas en este corto de comedia de 1921. La acción se desarrolla en un conjunto de cuatro habitaciones que expone inteligentemente la precisión artesanal de Keaton y presta una calidad extraña y mecanicista a las caídas que te recuerdan por qué Samuel Beckett quería trabajar con él. En su libro The Funny Parts, Anthony Balducci vincula la secuencia con la tradición de pantomima británica importada a la pantalla grande en películas como Ship Ahoy (1929).

 


Footlight Parade, Dir. Lloyd Bacon, 1933

Esta elaborada maqueta de Busby Berkeley de 1933 fue creada para un número musical, Honeymoon Hotel, lleno de guiños precoces al sexo ilícito. Footlight Parade fue parte de la serie de musicales definitorios del género de Berkeley, que se desarrolla detrás de escena en una compañía de producción teatral, subrayando la utilidad del corte como una herramienta para romper la cuarta pared.

 

 

Rear Window, Dir. Alfred Hitchcock, 1954

El conjunto de patio construido para Rear Window es efectivamente la estrella del espectáculo, lo que permite a Hitchcock representar escenas que se desarrollan en las habitaciones de un apartamento de segundo piso como lo demuestra el protagonista de la película, LB Jeffries (Jimmy Stewart). En la película, el vecino Lars Thorwald descubre a Jeffries, cuya mirada escalofriante hacia la cámara nos hace cómplices de su voyerismo.

 

 

The Ladies’ Man, Dir. Jerry Lewis, 1961

La sala de la casa de hermandad de Jerry Lewis para The Ladies 'Man era de 44 por 65 pies, demasiado grande para la grúa de cámara más grande de Paramount para obtener en un tiro. Lewis se dirige a sí mismo en la película como Herbert H. Heebert, un joven que se libró de un romance que, con una lógica impecable de comedia sexual, toma un trabajo en una pensión de mujeres. Es aquí donde el gigantesco juego de Lewis entra en acción, una prisión literal de deseo que el crítico neoyorquino Richard Brody llamó "uno de los conjuntos más grandes e influyentes de todos los tiempos".

 

Tout va bien, Dir. Jean-Luc Godard y Jean-Pierre Gorin, 1972

"Si usas estrellas, la gente te dará dinero", dice una voz en los créditos de apertura de Tout va bien, la historia de Godard y Gorin sobre los trabajadores en huelga protagonizada por Jane Fonda. Pero Godard, cinco películas en su fase 'marxista' de filmación, no estaba de humor para la concesión, optando por encerrar a su estrella en una oficina durante una buena parte del tiempo de ejecución de la película, mientras que los huelguistas expresan sus agravios en detalle. Particularmente llamativo es el uso de una escenografía de dos niveles de la fábrica, concebido en homenaje a The Ladies 'Man, para ilustrar la alienación del personaje de Fonda de la lucha de los trabajadores.

 

 

The Life Aquatic with Steve Zissou, Dir. Wes Anderson, 2004

Al igual que Noé antes que él, Wes Anderson tuvo la idea de hacer The Life Aquatic después de que la imagen de un bote llegara a él en un sueño. Pero hacer el barco en sí no fue tan fácil: como el director de fotografía de Anderson, Robert Yeoman, le dijo a Vulture en 2015, había pánico cuando se dio cuenta de que el monstruoso barco de 150 pies creado para la película no encajaría en un solo disparo. Cuando movió todo el aparato a tres metros y no pudo hacer el truco, tuvo otra idea: “Literalmente, tuvimos que filmar toda la escena con la cámara fuera del escenario mirando por la puerta”, dijo Yeoman. ¿Valió la pena? Absolutamente: la visita guiada de Bill Murray / Zissou al Belafonte es maravillosa.

 

 

Enter the Void, Dir. Gaspar Noé, 2009

A medio camino de Enter the Void, la cámara de Gaspar Noé hace algo extraordinario. Como un alma en el limbo, se asoma por un momento sobre el moribundo Oscar, antes de despegar por el techo y volar por la ciudad. Lo que sigue es, en esencia, un giro de arriba hacia abajo con techos en lugar de paredes eliminadas para lograr el efecto espeluznante deseado. Las escenas requerían que la tripulación de Noé reconstruyera las ubicaciones del mundo real utilizadas en otros lugares de la película como sets de estudio, que el director observó desde una grúa sobre sus cabezas, a menudo distrayendo a su elenco.

 

 

Paddington, Dir. Paul King, 2014

Parpadea y te lo perderás, pero la película de Paul King presenta un plano notablemente similar al de Hereditary cuando se abre la fachada de una casa londinense para revelar escenas conmovedoras dentro. Sin embargo, en verdad es el encuadre de los libros de cuentos y su caprichosa fantasía lo que obviamente nos viene a la mente aquí. No es de extrañar que King fuera recientemente contratado para dirigir una próxima historia de origen de Willy Wonka.

 

 

Hereditary, Dir. Ari Aster, 2018

El director ha revelado su admiración por Edward Albee, cuya críptica obra de 1964, Tiny Alice, desconcertó al público con el uso de una casa de muñecas, colocada prominentemente en el escenario, que puede o no contener universos en su interior.

 

Trad. EnFilme

Fuente: British Film Institute

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Trailer. Chloë Grace Moretz protagoniza ‘The...
SIGUIENTE
NOTAS
Paul Thomas Anderson y Jonny Greenwood conversan...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


THE F SCENE
Salvatore Ferragamo: Los zapatos más...


NOTAS
VIDEO: El especial de Stanley Kubrick...


ENTREVISTA
Mike Leigh
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Selección Oficial de...
    Primeras impresiones sobre cada uno de los 11 largometrajes que integran la Selección Oficial (Ficción) del 16º Festival...
  • Museo
    Reseña: El filme de Alonso Ruizpalacios enfatiza sus mecanismos de representación; erigiéndose como una película de...
  • Nuestro tiempo
    Nuestro tiempo es un espejo que para muchos espectadores podrá servir como el vehículo de introspección que posiblemente fue...
  • Tiempo compartido
    Reseña: Sebastián Hofmann confecciona un fascinante híbrido que oscila de la sátira social al thriller de...
  • Sebastián Hofmann (Tiempo...
    Entrevista con Sebastián Hofmann, director de 'Tiempo compartido'
  • Los adioses
    Reseña: El filme de Natalia Beristáin se revela como una táctica inteligente para hablar de feminismo y hacer un...
  • Gaspar Noé
    Entrevista: "Yo pensé que Love sería más sexy, y pese a que la representación del sexo es muy frontal, la película...
  • El extranjero. 'La nube y el...
    En la primera entrega de su nueva columna mensual, titulada "El extranjero", el crítico y programador de cine, Roger Koza, cuestiona...
  • Un final feliz
    Reseña: En comparación con sus filmes anteriores, Michael Haneke coquetea decisivamente con la comedia, con el lado grotesco e...
  • El club de los insomnes
    Entrevista: Conversamos con los guionistas y directores del filme, Joseduardo Giordano y Sergio Goyri Álvarez, y con las...
 
 
enfilme © 2018 todos los derechos reservados