if ($skins_show == "0") {?>
 
5 maneras en que las cineastas y actrices comenzaron la transformación de Hollywood en 2017, según IndieWire
Publicado el 06 - Dic - 2017
 
 
Preguntarla a las mujeres que trabajan en Hollywood sobre las implicaciones de ser una mujer en Hollywood, y eventualmente surge un tema: la falta de igualdad es esencial. - ENFILME.COM
 
 
 

Preguntarla a las mujeres que trabajan en Hollywood sobre las implicaciones de ser una mujer en Hollywood, y eventualmente surge un tema: la falta de igualdad es esencial. Desde hace algunos años surgió la discusión, pero más allá de los discursos, ¿no sería mejor poner en práctica las palabras?

Pero hablar tiene una forma de ser unilateral y, como resultado, tenía que haber un paso más entre la charla y realmente actuar para mover las cosas hacia adelante. Eso finalmente sucedió en 2017, el año en que la gente dejó de hablar y comenzó a escuchar. La conversación es más fuerte que nunca y una serie de transformaciones se esperan.

Aquí hay cinco formas en que las mujeres de la industria cinematográfica la han cambiado para siempre.

 

Una conversación franca y directa sobre el acoso y el abuso sexual

Es la historia más grande del año, y un indicador del cambio. Las primeras historias, como las acusaciones de hostigamiento dirigidas contra Cinefamily y las acusaciones contra el fundador de Is not It Cool News, Harry Knowles, y sus asociados en Alamo Drafthouse, insinuaron que los secretos y las redes de susurros estaban a punto de salir a la superficie, pero pocos podría haber anticipado la ola de acusaciones contra el cofundador de Weinstein Company, Harvey Weinstein, o las otras revelaciones que implicaría la participación de otros actores importantes de la industria. La lista de acusados ​​es asombrosa, desde los poderosos como Weinstein y el ex jefe de Amazon, Roy Price hasta los periodistas Charlie Rose y Matt Lauer, pasando por los actores Kevin Spacey, Louis C.K., Ed Westwick, Dustin Hoffman, Richard Dreyfuss y Jeffrey Tambo, y los directores James Toback y Brett Ratner.

 

Una taquilla de mil millones de dólares

En Estados Unidos, aunque sólo se estrenaron 15 nuevos filmes de los grandes estudios dirigidos por mujeres (y el año que viene parece incluso peor, con solo 8 títulos en el calendario actual), las películas dirigidas por mujeres obtuvieron un gran éxito. $ 1.2 mil millones en la taquilla mundial. Las mujeres no solo hacen películas, también de todo tipo, sin importar lo que algunos hombres (productores, directores y actores) quieren imponer. Cuando se estrenó en junio, Wonder Woman estableció un nuevo récord de apertura de largometrajes dirigidos por mujeres, ganando $ 100 millones de dólares en su primer fin de semana y superando con creces la última película que ostenta el récord, el éxito de Sam Taylor-Johnson de 2015, Fifty Shades of Grey. En la esfera independiente, las mujeres que hacen dinero también están emergiendo con toda su fuerza, incluyendo Lady Bird, dirigida por Greta Gerwig, que se convirtió en la mejor apertura para una película realizada por una mujer. Apenas a un mes de su lanzamiento, y el favorito de la temporada de premios está a punto de superar los 20 millones, mientras que también acumula grandes elogios.

 

Romper con la idea de “personajes femeninos fuertes”

Considéralo un problema de semántica, pero el concepto de “fuerte personaje femenino” ya no resume por completo el tipo de mujeres que salen de la pantalla grande. Como Kate Winslet dijo recientemente a IndieWire:

Esa palabra, “fuerte”, creo que significa prominente, dominante. Creo que significa que somos llevados a través del empuje de una historia por una mujer, y no por un hombre. Ser “fuerte” a veces no es lo más interesante. Es más interesante ser complicado, vulnerable, real, aterrorizado, esperanzado y lleno de pesar.

Las historias centradas en las mujeres de 2017 hablan directamente de eso, ofreciendo una oportunidad de romper con el término “fuerte”, para mejor centrarse en  lo “complejo, interesante, complicado” o incluso la designación más importante de todas: “real”.

 

Bases para luchar por una mayor apertura

Las minorías aún luchan por la representación detrás de la cámara. Según un informe de febrero de Annenberg Media, Diversity & Social Change Initiative de la USC, los cineastas negros y asiáticos dirigieron menos del 10% de las 1,000 mejores películas de la última década (y eso incluye ambos géneros).

“Durante la última década, las directoras de color han sido casi invisibles en la silla del director”, dijo la coautora del informe, Stacy L. Smith. El informe encontró que, de los directores asiáticos que dirigieron las 1,000 mejores películas de los últimos 10 años, solo el 8.8% eran mujeres. Y de esas 1,000 películas, solo una fue dirigida por una latina.

 

 

El surgimiento de equipos de producción femeninos

Mientras que los hombres continúan dominando posiciones detrás de la cámara, varias realizadoras han decidido alterar esas estadísticas empleando equipos totalmente femeninos (o casi). La realizadora de Band Aid, Zoe Lister-Jones, lo hizo para su debut como directora, y aunque fue ampliamente aclamada como la primera cineasta en hacer tal cosa, su nombre forma parte de una lista que va en aumento. Rainy Kerwin usó un equipo exclusivamente femenino para su filme The Wedding Invitation, al igual que la directora de Below Her Mouth, April Mullen.

Trad. EnFilme 

Fuente: IndieWire

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Las mejores 45 películas de la historia, según el...
SIGUIENTE
NOTAS
TRAILER. El remake de ‘Day of the Dead’ de George...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Jackman y Gyllenhaal: Prisioneros


NOTAS
10 representaciones de las ciudades en...


CARTELERA
Submarino
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados