if ($skins_show == "0") {?>
 
Cinco películas de ciencia ficción que antecedieron a ‘Metrópolis’
Publicado el 06 - Abr - 2017
 
 
El famoso filme de Fritz Lang cumple 90 años y con estos ejemplos mostramos las influencias que tuvo el director. - ENFILME.COM
 
 
 

Este año la película silente alemana, Metrópolis, dirigida por Fritz Lang, cumple noventa años. Este filme es conocido como uno de los hitos de la ciencia ficción y un punto culminante del cine silencioso tardío. Su diseño gótico-futurista, el científico maníaco de pelo salvaje y el robot sexualizado influyeron en hileras de películas de ciencia ficción.

Después de verla, H. G. Wells escribió en el New York Times, "he visto recientemente la película más absurda” "Nunca creí que podría ser posible hacer algo tan absurdo". El escritor inglés encontró que la visión de la vida en el futuro no era realista: la imposibilidad de erigir esos edificios, los aviones de baja tecnología, los trabajadores esforzándose para producir bienes de sin valor alguno. La opinión de Wells puede ser mitigada por dos factores: Su opinión baja puede ser atenuada por dos factores: primero que no estaba viendo la película original, sino, la versión estadounidense que estaba censurada y recortada; y segundo que sospechó que muchos aspectos de la historia se habían basado en su novela When the Sleeper Wakes, la cual fue publicada en 1898.

La Metrópolis completa, la versión mostrada en Alemania, permanece perdida, y durante décadas su reputación como un triunfo del espectáculo cinematográfico se apoyó en versiones acortadas, como la que menospreciaba Wells. A pesar de eso, la restauración de 1984 de Giorgio Moroder con un llamativo coloreado y una banda sonora pop-rock, la convirtieron en un clásico de culto. El hallazgo de escenas faltantes en Argentina, en 2008, significa que ahora tenemos una metrópolis casi completa.

Lang realizó esta obra maestra a partir de un guión de su esposa Thea von Harbou. Metrópolis retrata una ciudad del futuro en la que los ricos viven en el lujo, respirando el aire fresco en la parte superior de la ciudad, mientras que el proletariado labora en las fábricas y llega a los suburbios que se encuentran bajo la tierra. Los trabajadores comienzan a organizarse bajo el liderazgo de una maestra llamada Maria (Brigitte Helm), por lo que los perezosos y ambiciosos de la clase dominante deciden colocar a un robot que toma la personalidad de Maria para confundir a los obreros.

Lang también expresó su pesar por la película. La idea de “el mediador entre la cabeza y las manos debe ser el corazón”, le pareció, después, algo que llamó un “cuento de hadas”. Por otro lado, los miembros del partido nazi, al que Von Harbou se unió posteriormente, terminaron adorando este material.

El alcance y estilo de Metrópolis, siguen siendo impresionantes, y - en su versión restaurada - su narrativa es emocionante. Nueva York inspiró a Lang para crear esta ciudad del futuro.

A continuación te mostramos cinco filmes de ciencia ficción que antecedieron a esta nonagenaria película.

 

Viaje a la luna de Gerges Méliès (1902)


¿Qué sería del cine de ciencia ficción sin efectos especiales? Georges Méliès fue, probablemente, el más entusiasta e innovador en los trucos del cine, incluyendo cortes de salto, trucos de desaparición, superposiciones y pirotecnia. Hizo muchos cortometrajes sobre viajes increíbles a las estrellas y a muchos otros lugares que desafían las leyes de la física y la biología humana, pero Un viaje a la luna, trabajo inspirado en Jules Verne, es un clásico. Posiblemente aún más influyente que Metrópolis, este cortometraje es ingenioso, hermoso y grotesco, especialmente cuando el cohete aterriza en la nariz del hombre de la Luna.

 

A message from mars de Wallett Waller (1913)

Esta contribución británica al género de la ciencia ficción fue adaptada de una obra popular que combina el viaje al espacio con un cuento de la moralidad encontrado en A Christmas Carol de Charles Dickens. En Marte, un hombre es exiliado a la Tierra para reformar a un personaje mezquino interpretado por el renombrado actor de teatro Sir Charles Hawtrey. El marciano debe convencer a Horace, hombre egoísta, de no ser sólo amable con sus vecinos, sino serlo de manera sinceridad - sólo así se permitirá que el extraterrestre regrese a su hogar en Marte. Horace conoce el error de sus acciones, y se reduce a ser mendigo, antes de mostrar que puede ser un buen vecino, esto durante una secuencia dramática coloreada en rojo. En este filme los trajes místicos usados ​​por los marcianos, incluyendo un detalle gótico de la garra en el hombro, y la bola cristalina que utilizan para fisgonear la Tierra, son fascinantes

 

Dr. Jekyll and Mr. Hyde de John S. Robertson (1920)


Uno de los actores más grandes del cine mudo, John Barrymore toma el famoso papel dual en esta brillante adaptación de la novela clásica de Roberto Louis Stevenson. Barrymore es exactamente tan atrevido y maníaco como el papel de Jekyll-Hyde lo requiere. Lo que resalta en Barrymore en las escenas de la transformación, no es el maquillaje facial, sino su propia actuación, su forma de contorsionarse y sus gestos. Los intertítulos puntiagudos y elegantemente ilustrados hacen hincapié en el drama moral del corazón de este horrible cuento sobre la debilidad humana y el aterrador potencial de la ciencia.

 

Paris qui dort de René Clair (1924)

Este debut cinematográfico encantador y peculiar de René Clair explora el truco cinematográfico más simple - el plano congeladon - pero lo combina con algunas vistas magníficas de París, especialmente desde la perspectiva elevada de la Torre Eiffel. Un científico enloquecido ha creado un rayo que congela a la gente, y lo ha disparado hacia toda la ciudad. Quienes no fueron afectados por el rayo, incluyendo un grupo de personas que acaba de aterrizar en el aeropuerto, tienen a París como su patio de recreo. Las visiones ajenas de la ciudad en un punto muerto son ciencia ficción pura, y el laboratorio del profesor es un ejemplo brillante del diseño futurista geométrico.

 

Aelita Queen of Mars de Yakov Protazanov (1924)

Una película de viajes espaciales realizada durante la era soviética, Aelita Queen of Mars combina ciencia ficción, vestuario agradablemente absurdo, conjuntos constructivistas y una historia de revolución. En Moscú una misteriosa señal de radio inspira a un joven ingeniero, llamado Los, a soñar que es un intento de contacto de Marte. El planeta rojo se muestra como una sociedad terriblemente desigual donde los aristócratas son esperados por esclavos maltratados, pero la cruel reina apunta su telescopio galáctico a la Tierra y se enamora del ingeniero. Los acontecimientos generados en Moscú se interponen con el viaje de Los a Marte, donde, con todo el buen instinto de un obrero soviético, su compañero, Gussev, anima a la subclase marciana a levantarse contra sus opresores. El mensaje del filme es que la solidaridad se cruza las fronteras, incluso entre los planetas. La característica que hace más célebre a  esta película es su estilo extraño y brillante, que sirvió como influencia para que Lang realizara Metrópolis. 

 

SHS (@plumadequetzal)


Fuente: BFI

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Video. Detrás de cámaras de ‘La vida de...
SIGUIENTE
NOTAS
Video. Jack Nicholson y el arte de la ira
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
FICCI 2017: Programación del 57º...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Voraz
    Reseña: 'Raw' no es una experiencia grotesca y desagradable carente de sustancia, sino más bien un relato sobre la búsqueda...
  • Aquarius
    Con dos brochazos, firmes ambos, Mendonça Filho plantea y resuelve dos temas complejos de la realidad brasileña (que tienen ecos en...
  • Emiliano Rocha...
    Entrevistamos a Emiliano Rocha, director de Tenemos la carne, que nos dijo cómo intento recuperar la atmósfera caótica que...
  • Batallas íntimas
    Ocho años le tomó a Lucía Gajá la realización de Batallas íntimas desde que...
  • El cine es un medio de...
    Denis Lavant (Holy Motors) nos contesta ¿qué es el cine?
  • Everardo González: 'Nosotros...
    `Nos hemos convertido en una sociedad indolente. Que tiene un umbral muy alto frente a la indignación. Necesitamos escenas muy brutales para...
  • Ghost in the Shell: La...
    Reseña: La unión máquina-humano es una idea habitual en el terreno de la ciencia ficción, pero resulta sugerente la...
  • Tenemos la carne
    El arrebato fílmico de Emiliano Rocha Minter está lleno de furia, pero también de cinismo, hacia fuera pero igualmente hacia...
  • Tenemos la carne (Emiliano...
    Tuvimos la oportunidad de conversar con el joven realizador mexicano, Emiliano Rocha Minter, y los actores Diego...
  • Kleber Mendonça Filho,...
    "[El mercado] para mí tiene una mezcla de humor con violencia": Kleber Mendonça Filho
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados