if ($skins_show == "0") {?>
 
CINE Y ARTE. Documental sobre el pintor estadounidense, George Tooker
Publicado el 13 - Jul - 2018
 
 
Los críticos han intentado durante más de cincuenta años ubicar a Tooker en términos de sus afiliaciones estéticas. Con este fin, han discutido el trabajo del pintor estadounidense de diversas maneras: como un descendien - ENFILME.COM
 
 
 
por Luis Fernando Galván

Aquí puedes leer nuestros textos de CINE Y ARTE

George Tooker (1920-2011) pintó algunas de las imágenes más memorables de la angustia moderna del siglo XX. Con sus almas perdidas rondando el metro de Nueva York como extras de La noche de los muertos vivientes, “Subway” (1950) visualiza la modernidad como un sistema de prisión espiritual. El kafkiano “Government Bureau” (1956) muestra una oficina de una extensión aparentemente infinita, donde las personas esperan como penitentes ante las ventanas de los burócratas que no responden.

George Tooker, Government Bureau, 1956. The Metropolitan Museum of Art.

Los críticos han intentado durante más de cincuenta años ubicar a Tooker en términos de sus afiliaciones estéticas. Con este fin, han discutido el trabajo del pintor estadounidense de diversas maneras: como un descendiente del realismo americano o del realismo socialista, como una rama del surrealismo, una variedad moderna del romanticismo, o una rama del realismo mágico. Incluso, querer empujar esta controversia más lejos, sugiere que algunas de sus pinturas pueden ser vistas y analizadas en términos de abstracción contemporánea. Curiosamente, Tooker -en gran parte de las entrevistas- rechaza todas estas asociaciones, enfatizando en las influencias más personales: sus primeros compañeros Paul Cadmus, Margaret French y William Christopher, por un lado, y por el otro, los pintores maestros del primer Renacimiento, cuyas imágenes lo cautivaron en Italia cuando era joven. Tooker también niega cualquiera de los lazos políticos generalmente asociados con las categorías formales que se le asignan, afirmando que sus pinturas no “exigen ningún cambio social, económico o político en particular”, sino que se centran en un estado emocional experimentado por sus sujetos.

George Tooker, Supermarket, 1972. Colección privada.

Al emular las figuras redondeadas, simplificadas y las perspectivas arquitectónicas rigurosamente calculadas de Piero della Francesca, y usar la tempera del huevo, un medio recalcitrante que la pintura al óleo condujo cerca de la extinción hace 600 años, hay una tensión fascinante entre lo antiguo y lo contemporáneo en las pinturas de Tooker. Pero más importante, el meticuloso enfoque del artista produce imágenes fantásticas y extraordinariamente palpables.

Quizá las pinturas de Tooker que representan hombres y mujeres en cubículos, acostados solos en hospitales, comiendo solos en cafeterías, vagando cautelosamente por el metro o por los mercados, han sido las más estudiadas en la historia del arte de Norteamérica; los críticos han discutido a fondo el contenido político de estas imágenes indelebles y su crítica de la modernidad. También se ha explorado la tendencia cronológica del trabajo de Tooker, desde la desesperación hasta lo ricamente sensual y lo espiritualmente optimista para reconocer plenamente esta gama y los puntos de inflexión biográficos que podrían haberla causado.

George Tooker, The Waiting Room, 1959. Smithsonian American Art Museum.

Los retratos críticos de Tooker han tomado relevancia en esta época, justo cuando Estados Unidos dice estar más preocupado por su imagen, y justo cuando parece que está haciendo el menor progreso. Sus súplicas para un trato justo a través de los límites de preferencia sexual se mostraron cuando entró en vigor la prohibición de matrimonio gay en California; sus representaciones de amor familiar llegaron a tiempo para ver a los padres, que finalmente tuvieron la opción de abandonar a bebés y adolescentes por igual en los hospitales de Nebraska; y sus descripciones empáticas de trabajadores itinerantes recuerdan la creciente controversia sobre la política de inmigración. Revisar el trabajo de Tooker sirve como un incómodo recordatorio de una nación que aún lucha con las mismas fallas que enfrentó hace más de medio siglo. Tal vez la progresión de Tooker de representaciones de paranoia a representaciones de fe refleja el sentido de progreso de una nación: es una era impregnada de miedo amorfo y un momento de esperanza nebulosa, pero todavía existen las preocupaciones y utópicas esperanzas que el pintor plasmó.

Textos consultados:

- George Tooker, escrito por Thomas H. Garver (1992).

- Reality Recurs as a Dream, escrito por George Tooker (2012).

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Trailer. Blake Lively y Anna Kendrick...
SIGUIENTE
NOTAS
Los 15 filmes preferidos de Robert Pattinson,...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Imágenes: 24 parejas de celebridades...


NOTAS
Lunes de #cinepub por EnFilme y Black...


NOTAS
Las 20 películas independientes más...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Selección Oficial de...
    Primeras impresiones sobre cada uno de los 11 largometrajes que integran la Selección Oficial (Ficción) del 16º Festival...
  • Nuestro tiempo
    Nuestro tiempo es un espejo que para muchos espectadores podrá servir como el vehículo de introspección que posiblemente fue...
  • Tiempo compartido
    Reseña: Sebastián Hofmann confecciona un fascinante híbrido que oscila de la sátira social al thriller de...
  • Sebastián Hofmann (Tiempo...
    Entrevista con Sebastián Hofmann, director de 'Tiempo compartido'
  • Los adioses
    Reseña: El filme de Natalia Beristáin se revela como una táctica inteligente para hablar de feminismo y hacer un...
  • Gaspar Noé
    Entrevista: "Yo pensé que Love sería más sexy, y pese a que la representación del sexo es muy frontal, la película...
  • El extranjero. 'La nube y el...
    En la primera entrega de su nueva columna mensual, titulada "El extranjero", el crítico y programador de cine, Roger Koza, cuestiona...
  • Un final feliz
    Reseña: En comparación con sus filmes anteriores, Michael Haneke coquetea decisivamente con la comedia, con el lado grotesco e...
  • El club de los insomnes
    Entrevista: Conversamos con los guionistas y directores del filme, Joseduardo Giordano y Sergio Goyri Álvarez, y con las...
  • Sebastián Cordero (Sin...
    Entrevista con Sebastián Cordero, director de 'Sin muertos no hay carnaval'.
 
 
enfilme © 2018 todos los derechos reservados