if ($skins_show == "0") {?>
 
CINE Y ARTE. La presencia del arte contemporáneo en ‘Nocturnal Animals’ de Tom Ford
Publicado el 27 - Ene - 2017
 
 
Las funciones decorativas y narrativas del arte contemporáneo en 'Nocturnal Animals' de Tom Ford. - ENFILME.COM
 
 
 
por Luis Fernando Galván

Aquí puedes leer nuestros textos de CINE Y ARTE 

La secuencia de los créditos iniciales de Nocturnal Animals (2016) consiste en una llamativa colección de mujeres obesas desnudas bailando. Todas ellas son capturadas frontalmente por la cámara en una puesta en escena que resalta las tonalidades rojas del telón que aparece al fondo de la imagen. Poco más tarde se revela que estas mujeres forman parte de una videoinstalación que se proyecta en una prestigiosa galería de arte de Los Ángeles, propiedad de Susan Morrow (Amy Adams).

Desde un principio, Tom Ford sitúa el relato en el mundo actual y en el contexto del arte contemporáneo. El célebre diseñador de modas convertido en cineasta se imaginó a él mismo como si fuera un artista europeo del siglo XXI al que se le ha encargado hacer una pieza crítica sobre lo absurdo de la sociedad norteamericana actual. Es un mundo exagerado, sobrealimentado y envejecido. “Cuando filmé la escena”, declaró Ford durante la conferencia de prensa con motivo del estreno mundial de la película en el Festival de Venecia, “me enamoré de estas mujeres: eran tan hermosas y libres. Es porque han dejado de lado las convenciones de lo que nuestra cultura nos dice sobre cómo las personas deberían ser”.

Imagen de la secuencia de los créditos iniciales de Nocturnal Animals.

Susan, la protagonista del filme, es una mujer insatisfecha –un tanto deprimida– que un día recibe el borrador de una obra literaria titulada “Nocturnal Animals”, escrita por Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal). En una difícil, tensa y solitaria noche, Susan comienza a leer la novela, que trata sobre un hombre de familia llamado Tony Hastings (también Gyllenhaal), quien, en un viaje por carretera con su esposa (Isla Fisher) e hija (Ellie Bamber), es atacado por tres hombres violentos encabezados por Ray Marcus (Aaron Taylor-Johnson). Después de que la esposa y la hija de Tony son secuestradas, Tony consigue la ayuda del oficial Bobby Andes (Michael Shannon) para poder encontrar a su familia perdida. Mientras tanto, de vuelta en el mundo real, Susan –mediante una serie de flashbacks– comienza a recordar cómo era su vida con Edward, mientras trata de descifrar por qué su matrimonio se vino abajo.

Nude in Convex Mirror (2015), de John Currin, en la pared de la oficina de Susan.

Todo artista cinematográfico camina por la cuerda floja entre la narración verbal y la narración visual. Y los extraordinarios cineastas entienden que las obras de arte pueden funcionar como simbolismos, metáforas y alusiones directas de los temas que están tratando. Por ejemplo, un Picasso apocalíptico (Guernica) en Children of Men de Alfonso Cuarón; un extático Pieter Bruegel (Cazadores en la nieve) en Solaris de Tarkovsky y que luego se retoma en Melancholia de Lars von Trier. Para ello, el director recurre al diseñador de producción, cuya labor no sólo consiste en poblar un espacio con objetos, muebles y decorados, sino que tiene que elaborar un proceso ordenado para determinar las medidas precisas de los objetos en relación a los personajes que habitan el espacio. En esta sentido, los elementos decorativos deben reflejar, de alguna manera, la personalidad, vanidad, condición social y ambición del personaje, así como generar una idea sobre la época y el contexto en el que se llevan a cabo las acciones.

Guernica (1937), de Pablo Picasso, en Children of Men (2006) de Alfonso Cuarón.

“El estilo siempre tiene que servir a la sustancia. Lo creas o no, no sólo me interesa el estilo”, señala Tom Ford, “especialmente en el cine, el estilo tiene que ser parte de la narración. Estilísticamente nunca tome una decisión que no se relacionara con la historia”.

Soy un diseñador de moda comercial, hago cosas que se venden. Como dice Susan en la película: Soy demasiado cínico para ser realmente un artista. Hacer una película, para mí, es lo más cercano que llegaré a ser un artista. Yo no lo hago para vivir - esto suena estropeado, pero tengo dinero que viene de otras fuentes. Lo hago por pasión. Lo hago porque me encanta, que es también por eso que no podía trabajar con un estudio controlando esto. Así que soy más vulnerable, porque cuando te preocupas por algo, automáticamente quedas vulnerable.

Tom Ford dirigiendo a Jake Gyllenhaal y Michael Shannon en Nocturnal Animals.

Además de la metatextualidad en la que se conjugan las tres capas narrativas de Nocturnal Animals, Tom Ford recupera las nociones de intertextualidad, definida por Gérard Genette como “una relación de copresencia entre dos o más textos, es decir, eidéticamente y frecuentemente, como la presencia efectiva de un texto en otro” para hacer uso de un amplio catálogo de piezas de arte contemporáneo que reflejan la experiencia de Susan al leer la historia de Edward y la manera en que ella ingresa a los recovecos más oscuros de su imaginación y de su realidad.

Susan (Amy Adams) al interior de su galería de arte.

El diseñador de producción del filme, Shane Valentino, señaló en una entrevista para GoldDerby que Tom Ford fue muy específico respecto a tres piezas que debían aparecer en la película: Balloon Dog de Jeff Koons; 23 Snowflakes de Alexander Calder; y la pintura REVENGE (ésta fue, junto la videoinstalación de la secuencia de créditos iniciales, la única pieza que fue hecha ex profeso para la película).

Una versión de la escultura Ballon Dog (de Jeff Koons), realizada entre 1998 y 2000.

 

La escultura 23 Snowflakes (Alexander Calder, 1956) cuelga en una de las habitaciones de la casa de Susan.

 

Cuadro Revenge, elaborado exclusivamente para la película de Tom Ford.

Todas las obras de arte que aparecen en Nocturnal Animals se encuentran en tres locaciones específicas: la palaciega fortaleza moderna y funcionalista de Susan; la residencia de los Holt (pareja interpretada por Andrea Riseborough y Michael Sheen), amigos cercanos de Susan; y el museo de Los Ángeles (la galería en la que trabaja Susan).

Una obra de Sterling Ruby, Título desconocido, en el comedor de la casa de Susan.

 

En una de las paredes de la residencia de los Holt aparece el cuadro Looking for a Needle (1958) de Joan Mitchell.


Untitled (2015), de Mark Bradford, en el dormitorio de Susan.

No se trata únicamente del sentido decorativo de las piezas artísticas. Éstas realmente muestran cómo opera el mundo de Susan. El arte que la rodea, así como su experiencia profesional –historiadora del arte–, está nutriendo constantemente la apariencia de la historia escrita por Edward y que se sitúa en una región hostil de Texas. La casa hacia la que Tony camina para buscar a Ray hace referencia a las fotografías de casas aisladas de John Divola, mientras que el enfrentamiento final entre Ray y Tony es una reconstrucción de la desesperación, la confusión y el miedo que se perciben en Desert Fires #153 (Man with Rifle) de Richard Misrach.

Fotografía de la serie Isolated Houses de John Divola.


Richard Misrach, Desert Fires #153 (Man with Rifle), 1984.

Al oscilar entre dos mundos –el real y el imaginario–, las obras de arte en el mundo de Susan adquieren mayor significado para trasladar en imágenes las palabras escritas por Edward. Y cuando Susan se detiene frente a la escultura de Damien Hirst, Saint Sebastian Exquisite Pain, la pieza revela cómo la propia vulnerabilidad permite contemplar la belleza. Ella siente que está exponiendo la manera en que en el pasado se negó al amor de Edward y, en el sufrimiento de la obra, ve reflejadas las consecuencias sombrías de la cruel manera en que se separó de él.

Damien Hirst, Saint Sebastian Exquisite Pain, 2007.

 

ENTREVISTAS CONSULTADAS:

- Tom Ford on Nocturnal Animals, Loving Film More Than Fashion. Entrevista con Tom Ford por Kyle Buchanan, publicada en Vulture [16 de noviembre, 2016].

- Tom Ford on his new film, Nocturnal Animals. Entrevista con Tom Ford por Alissa Wilkinson, publicada en Vox [15 de noviembre, 2016].

- Tom Ford on Nocturnal Animals: ‘Believe it or not, I'm not just about style’, por Andrew Pulver, publicado en The Guardian [2 de septiembre, 2016]

- Entrevista con Shane Valentino (diseñador de producción de Nocturnal Animals), publicada en The Creators Project [11 de enero, 2017].

- Tom Ford: 'Fashion is gone so quickly. But film lasts forever'. Entrevista con Tom Ford por John Hiscock, publicada en The Telegraph [29 de septiembre, 2016].

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Nuevos posters de los personajes de 'La Bella y...
SIGUIENTE
NOTAS
Falleció John Hurt, ‘El hombre elefante’, a los...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


FESTIVALES
53 Festival Internacional de Cine de...


NOTAS
Inicia el Festival de cine español e...


NOTAS
Violencia en la pantalla: una...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados