if ($skins_show == "0") {?>
 
CINE Y ARTE. La presencia del arte contemporáneo en ‘The Square’ de Ruben Östlund
Publicado el 28 - Nov - 2017
 
 
Influencias, referencias y alusiones en 'The Square' a varias piezas y personalidades de la escena del arte contemporáneo. - ENFILME.COM
 
 
 
por Luis Fernando Galván

Aquí puedes leer nuestros textos de CINE Y ARTE

Lee aquí nuestra reseña de 'The Square'

Uno de los realizadores escandinavos más respetados en la época actual es Ruben Östlund, conocido por confeccionar personajes aparentemente estables y seguros de sí mismos que temen perder las apariencias cuando se enfrentan a dilemas morales en los espacios públicos. The Square (2017), su quinto largometraje de ficción, es una sátira que apunta a las pretensiones y afectaciones de la escena del arte contemporáneo, centrándose en Christian, interpretado por el actor danés Claes Bang, un curador al que le resulta difícil cumplir con sus ideales progresistas y humanistas. El filme es una fascinante reconstrucción de las dinámicas que se desarrollan en los espacios dedicados al arte contemporáneo. Para ello, Östlund se preparó arduamente entrevistando a prominentes figuras del medio como Daniel Birnbaum (el director del Moderna Museet) y revisando constantemente publicaciones y textos –informativos, periodísticos, críticos y teóricos– dedicados a este terreno.

Aquí puedes escuchar una conversación entre Daniel Birnbaum (Director del Moderna Museet) y Joerg Heiser (Profesor de la Universidad de las Artes de Berlín); ambos discuten y analizan la figura del curador en The Square.

 

El Stadmuseum en Goteborg representa el museo donde Christian trabaja.

Varios de los personajes secundarios del filme están perfectamente trazados y delineados a partir de referencias a personalidades del mundo real. Dominic West interpreta a Julian, un artista vestido con una pijama y un saco (un sutil guiño al peculiar ‘look’ del cineasta y pintor neoyorquino, Julian Schnabel) que asiste al museo para hablar sobre su obra y su trayectoria, sin embargo, su presentación es desafiada por un miembro de la audiencia que padece el síndrome de Tourette, quien interrumpe persistentemente las palabras de un artista que sólo busca la celebración de sí mismo.

Östlund (izquierda) con la actriz Annica Liljeblad (que interpreta a una curadora en el filme) y Dominic West (que interpreta a un artista).

En una de las secuencias más incómodas e impecables del filme aparece Oleg (Terry Notary), quien imita a un simio para confrontar a los ‘mecenas’ del arte  en una lujosa cena. Este momento se inspira en el artista de performance ruso, Oleg Kulik, quien se presentó, entre otros lugares, en la galería Fargfabriken (de Estocolmo) portando un letrero que decía “Cuidado con el perro”, y todo aquel que no lo tomaba en serio era mordido y atacado.

Fragmento de la secuencia del performance de Oleg en The Square.

Imágenes documentadas por AP Archive del performance de Oleg Kulik en Nueva York.

También, varias piezas artísticas proporcionan inspiración para las obras que habitan la ficción que propone Östlund. Los montones de grava en el piso en una sala del museo aluden a Robert Smithson, exponente del land art, un movimiento de arte conceptual desarrollado con amplitud en los años sesenta y setenta que se caracterizó por dos vertientes: 1) la alteración de los espacios naturales –por ejemplo, la monumental escultura “Spiral Jetty’– y 2) el uso de los objetos de la naturaleza en esculturas o instalaciones al interior del espacio museístico.

Rocks and Mirror Square (1969-71) de Robert Smithson, y una instalación de The Square.

En una de las primeras secuencias del filme, Christian es entrevistado por una periodista estadounidense, Anne (Elisabeth Moss), en la que ella pide que se aclare un pasaje complicado sobre la misión del museo. Él intenta explicarlo, pero es obvio que tampoco tiene idea clara de lo que significa y se ve obligado a improvisar o dirigir la conversación hacia otro lugar. Irónicamente, Östlund juega con su personaje con la pieza artística que está a sus espaldas: “You have nothing” (Tienes nada), un letrero de neón elaborado por el irreverente y provocador artista alemán, Ruby Anemic.

You have nothing de Ruby Anemic.

Christian preparándose para la entrevista en The Square; a sus espaldas la pieza de Ruby Anemic que parece desafiarlo por el resto del relato.

Una escultura volátil –un conjunto de sillas que periódicamente vibran y emite fuertes sonidos– acompaña una discusión que sostienen Christian y Anne, justo cuando ambos han transgredido los límites de una relación meramente profesional. La fastidiosa instalación está inspirada en la pintura de Carl Hammoud, quien ha realizado una serie de cuadros donde las sillas amontonadas tienen un papel protagónico.

Christian y Anne discuten en The Square; al fondo se aprecia la escultura móvil.

Destroy Restore (2011) de Carl Hammoud.

Finalmente, la pieza central que le da el título al filme, “The Square” (una instalación elaborada por una artista argentina llamada Lola Arias, que incita a confiar en los demás) se basa en una instalación que Östlund creó en colaboración con el productor de cine, Kalle Boman. Comenzando su vida en el museo Vandolorum (en Värnamo, Suecia), la instalación tenía la intención de promover el altruismo y resaltar el contrato social que apuntala a la sociedad. Además, la obra es una reminiscencia de la primera etapa de “1m3 light”, la instalación interactiva del artista danés, Olafur Eliasson.

“The Square”, instalación de Lola Arias en The Square (2017).

Ruben Östlund y Kalle Boman en The Square (la instalación de 2015) en el museo Vandolorum.

1m3 of light (1999) de Olafur Eliasson.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Video. Las mujeres a través de la lente de Kenji...
SIGUIENTE
NOTAS
Trailer. 'Dark River', la nueva película de Clio...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
CINE Y ARTE: ‘A Brief History of John...


DE CULTO
El séptimo continente


NOTAS
Carlos Slim compra los derechos de...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados