if ($skins_show == "0") {?>
 
Del cómo se conocieron Jean- Luc Godard y Jean-Paul Belmondo
Publicado el 10 - Mar - 2014
 
 
La siguiente entrevista de 1961, para la televisión francesa, muestra a Jean-Paul Belmondo  en su mejor momento, narrando cómo conoció a Jean-Luc  Godard y lo que era actuar en esta innovadora cinta, hecha con - ENFILME.COM
 
 
 

En 1960 el filme de Jean-Luc GodardBreathless, no sólo empezó el movimiento que sería cononocido commo "la Nueva Ola Francesa" e hizo del nombre de su director sinónimo de cine de arte francés, también llevó a ser una estrella del hasta entonces desconocido, Jean-Paul Belmondo.  

La siguiente entrevista de 1961, para la televisión francesa, muestra al actor en su mejor momento, narrando cómo conoció a Godard y lo que era actuar en esta innovadora cinta, hecha con una adecuada forma libre. Además, agregamos un video de A.O. Scott de The New York Times -con motivo del 50 aniversario de la película- sobre las influencias de la ésta.

Traducción de la entrevista

¿Cómo obtuviste el papel en Breathless?

Conocí a Jean-Luc Godard. Nos conocimos en Saint-Germain-des-Prés. En ese momento estaba trabajando en Sais belle et tais-toi de Marc Allégret. Él [Godard] vino al set y me ofreció un papel en su cortometraje, Charlotte et son Jules, entonces hice eso con él. El filme nunca se exhibió, pero muchas personas de la industria lo vieron, como Claude Chabrol, y cuando Brialy se enfermó en Á double tour, Chabrol, quien había visto Charlotte, me dio el papel de Brialy. Godard dijo, “Quiero hacer una película contigo algún día”. Justo después de Á double tour, Godard me buscó para Breathless, y así fue cómo obtuve la parte.

El filme que revolucionó al cine. Danos una idea de cómo fue filmado. Por ejemplo, la famosa escena contigo y Joan Seberg, en su habitación.

Fue filmada muy libremente, como el resto la película. Nos encontramos alrededor de las 9:00 o las 10:00 a.m. y me tomé un café con Jane en la cafetería de la esquina. Mientras, Godard escribió nuestro diálogo. Cuando estuvo listo, fue por nosotros y nos llevó escaleras arriba. Primero nos leyó la escena, entonces nosotros no discutimos nada, no estábamos conformes con eso. Lo parafraseamos en nuestras propias palabras. Entonces empezamos a filmar. Ahí no había luces o cables, para que pudiéramos movernos libremente. Si deseábamos actuar alrededor, lo hacíamos. Si deseábamos estar debajo de las cobijas, lo hicimos. El camarógrafo estaba listo para cualquier cosa.

¿Él escribió los diálogos cada mañana?

Así es. Cuando acepté el papel, me dio tres pequeñas hojas, donde él había escrito, “Él abandona Marseilles. Él roba un auto. Él quiere volver a dormir con la chica. Ella no. Al final, él puede morir o irse –está por decidirse”. Optamos por su muerte. Cada mañana aprendía sobre las nuevas aventuras de Poiccard. No tenía idea de qué me pasaría ese día. Lo descubría cada mañana.

¿Ahí estaba la improvisación?

Sí, llegaba cada mañana y tonteaba frente al espejo haciendo box de sombras. Godard me filmó haciendo eso y diciendo: “No soy muy buen espectador, pero soy un buen boxeador”.

¿Por qué se te ocurrió esa línea?

Ambos lo hicimos. Yo decía cosas como esa y él las retrabajaba. 

AS(@albertosandel)

Fuente: Criterion, The New York Times

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
La foto incómoda de Matthew McConaughey
SIGUIENTE
NOTAS
Paraíso de María Chenillo, inaugurará el Festival...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


CARTELERA
Victor Frankenstein


EN PANTALLA
El gato con botas


NOTAS
Películas anunciadas para el Festival...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados