if ($skins_show == "0") {?>
 
Día 6. ‘The Shape of Water’ de Guillermo del Toro; y ‘Call Me by Your Name’ de Luca Guadagnino #15FICM
Publicado el 26 - Oct - 2017
 
 
Sexta jornada de actividades del 15º Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM). - ENFILME.COM
 
 
 

En la sexta jornada de actividades del 15º Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) tuvimos la oportunidad de ver The Shape of Water de Guillermo del Toro y  Call Me by Your Name de Luca Guadagnino.

 

The Shape of Water

Dir. Guillermo del Toro, Estados Unidos, 2017.

[Invitado de Honor]

★★★★½

Elisa (Sally Hawkins) es una mujer que vive sola en un apartamento que cruje sobre las deterioradas instalaciones de un hermoso cine antiguo. Ella tiene cicatrices en su garganta y está muda. Su vida es una rutina precisa y ordenada, sin fallas. Su vecino Giles (Richard Jenkins) es un artista comercial que, al igual que el cine de abajo, está siendo sacado del negocio por las nuevas tecnologías: la fotografía, en su caso, y la televisión. Elisa cuenta con una muy buena amiga, Zelda (Octavia Spencer), con quien trabaja como conserje en una estación secreta de investigación científica del gobierno estadounidense instaurada en Baltimore, donde el Dr. Hoffstetler (Michael Stuhlbarg) analiza y estudia las capacidades de una extraña criatura marina recientemente adquirida por el severo Strickland (Michael Shannon) para sacarle algún beneficio en su lucha contra los soviéticos.

Los elementos están dados: monstruo contra humano, bloque occidental contra bloque oriental en los años de la Guerra Fría, política contra ciencia, pero Guillermo del Toro y su coguionista Vanessa Taylor saben cómo dar cuerpo a estos elementos de maneras creativas y poéticas. La imaginación del realizador mexicano es fluida, siempre en expansión y capaz de inundar la pantalla de una rebosante mezcla de elementos visuales y fantásticos procedentes de una larga tradición del cuento de hadas que funcionan como una lupa para hacer una relectura de los acontecimientos históricos. Del Toro revisitó la dictadura franquista de España en El espinazo del diablo (2001) y El laberinto del fauno (2006); ahora, en The Shape of Water (2017), retoma la agitada época de la Guerra Fría y las luchas por los Derechos Civiles en Estados Unidos para confeccionar una fábula sobre la otredad, la belleza de la imperfección y la voz de los invisibles. La nostalgia por el pasado, por los viejos cines, las viejas melodías de jazz y los automóviles antiguos se manifiesta en cada cuadro, pero del Toro también es dolorosamente consciente de los prejuicios y la violencia que hicieron que ese periodo fuera tan difícil para muchos. La protagonista (una impecable y encantadora Sally Hawkins) está más allá de la mujer fatal, más allá de los derechos civiles, más allá de la revolución sexual, proyectando sus deseos hacia un mundo nuevo. Ella es una heroína que extrae su energía vital del cine; de películas como Mardi Gras (1958) y The Story of Ruth (1960) que se exhiben en el cine ubicado debajo de su apartamento, o del famoso baile en las escaleras de The Little Colonel (1935). El filme rinde homenaje a diversos géneros cinematográficos: el monstruo alude a Creature from the Black Lagoon (1954), las actitudes y apariencia del villano (un contundentemente áspero e intimidante Michael Shannon) es cobijado por atmósferas noir en una  serie de dinámicas que remite al cine de espionaje. La paleta de colores que emplea el cinefotógrafo danés, Dan Laustsen (Crimson Peak, 2015), está siembre orientada a los azules oscuros evidentemente para crear atmósferas enigmáticas y sombrías alrededor del monstruo, pero también para enfatizar las proyecciones fantásticas de la protagonista.

LFG (@luisfer_crimi)

 

Call Me by Your Name

Dir. Luca Guadagnino, Italia/Francia, 2017.

[Estrenos internacionales]

★★★★★ 

A principios de la década de 1980, Oliver (Armie Hammer), un dedicado y talentoso estudiante estadounidense de 24 años, llega al norte de Italia para trabajar en la investigación de su doctorado bajo la asesoría de Perlman (Michael Stuhlbarg), un eminente profesor especializado en cultura grecorromana que vive con su comprensiva esposa (Amira Casar) y su hijo de 17 años, Elio (Timothée Chalamet), quien transcurre el día leyendo y transcribiendo música, pero también muestra su impaciente deseo de crecer y descubrirse a sí mismo. Los dos jóvenes establecen rápidamente un cordial e intenso vínculo de amistad que corre el atractivo riesgo de pisar los terrenos del erotismo, la atracción sexual y el amor.

Basada en la novela homónima de André Aciman, Call Me by Your Name (2017) –última entrega de la trilogía del deseo del director italiano, Luca Guadagnino– es un romance de verano que muestra, al mismo tiempo, los desafíos del crecimiento y los altibajos del enamoramiento juvenil. La fuerza primordial de la relación de Elio y Oliver es más palpable debido a las notables actuaciones de Chalamet y Hammer. Una dulce combinación de timidez y orgullo, los ojos inquisitivos de Chalamet armonizan perfectamente con el anhelo dentro de él, mientras que Hammer, a menudo visto comiendo con una descarada y metódica carnalidad, emana la confianza y la experiencia de un hombre que comprende cómo cultivar el ansia de Elio. Con la cinematografía luminosa de Sayombhu Mukdeeprom y el diseño de sonido Yves-Marie Omnes y Jean-Pierre Laforce que acentúa cada pequeña emoción, Guadagnino llena su lienzo de sentimientos desordenados y acentuados, pero evita el melodrama al tejerlos de manera paulatina y natural, sin exagerar las gestos que las reflejan. La forma en que Guadagnino muestra la fascinante danza de la seducción, el anhelo, la duda, el coraje, la emoción y todo lo demás que implica el amor es tan detallada y precisa como universal. El director nos deja caer magistralmente en la rutina de vacaciones de los Perlman sin mucha advertencia, como si fuéramos huéspedes fantasmales. La influencia de grandes maestros como Jean Renoir, Jacques Rivette y Eric Rohmer se puede sentir en la clara articulación del furioso deseo amoroso que mantiene la película, pero son los intercambios entre Elio y Perlman cuando el filme se vuelve desgarrador y conmovedor; una conversación entre ellos dos al final de la película pasará a ser uno de los mejores momentos de padre e hijo en la historia del cine moderno. Capturando la agonía y el éxtasis del amor joven, Call Me by Your Name es una película profundamente agridulce, tierna y verdadera.

LFG (@luisfer_crimi)

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Día 5. ‘The Killing of a Sacred Deer’ de Yorgos...
SIGUIENTE
NOTAS
Trailer. ‘Santa y Andrés’, filme cubano censurado...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Bestia Festival 2014: Cine


NOTAS
Día 4: ‘Arianna’ de Carlo Lavagna,...


NOTAS
Video. Inicia el rodaje de ‘Star Wars:...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados