if ($skins_show == "0") {?>
 
Fassbinder: cine de excesos
Publicado el 03 - Jul - 2011
 
 
Fassbinder, figura clave del cine alemán - ENFILME.COM
 
 
 

Por Alberto Delgado de Ita (@delgado_deita)

No hay pasado, no hay presente, por lo tanto, tampoco hay futuro.

-Rainer Werner Fassbinder

Con más de 40 películas a sus espaldas en menos de quince años y una ardua labor diversificada en el teatro, cine y televisión, acompañada por supuesto de alcohol, drogas y una cantidad indiscriminada de cigarros consumidos al día, Rainer Werner Fassbinder había pasado de ser el joven abucheado del Festival de Berlín a ser el enfant terrible de la nueva generación, heredera inmediata de la Nouvelle vague, que le daría nuevo aliento al cine alemán.

Con tan sólo 23 años, su primer largometraje, El amor es más frío que la muerte (Liebe est Kälter als der Tod, 1969) aportaba una visión distinta a los filmes alemanes de aquella época y a los filmes de gangsters en general (razón por la que no fue bien recibida en su inicio). Pero en esta ópera prima la influencia de Claude Chabrol y Eric Rohmer estaban presentes no sólo en la dedicatoria inicial, sino en los largos planos y travellings que hace la cámara en las calles prostituidas de Múnich y en los personajes que develan la criminalidad volviéndola insignificante del mismo modo en que Chabrol lo hace en sus películas. En aquel momento, Fassbinder, sabiendo que hacía un cine distinto, no se dejó intimidar y se aferró a seguir haciendo más y más películas.

En esta primera etapa de Fassbinder, su influencia francesa es constante; la cámara se mantiene distante y los diálogos son doblados, generando con esto una división marcada entre la película y el espectador que lo obliga a ser crítico al negarle la opción de perderse pasivamente en el personaje. Durante este primer periodo y los subsecuentes en su carrera, Fassbinder se arrojó de manera exhaustiva a jornadas de trabajo extremas, consiguiendo filmar hasta cuatro películas por año, participando con sus mismos colaboradores de elenco y crew, formando un ambiente conocido y cómodo que le permitió llevar a cabo su agitada agenda con bajos presupuestos.

Después vino su afán por el cine de Douglas Sirk, quien disparó en Fassbinder la iniciativa hacia un nuevo dominio: el melodrama. En él, exploró las pasiones humanas como en El Mercader de las cuatro estaciones ( Händler der vier Jahreszteiten, 1971), sus excesos, exponiendo modelos de conducta encubiertos entre la tensión sexual y las relaciones de poder como en Las amargas lágrimas de Petra von Kant ( Die bitteren Tränen der Petra von Kant, 1972) sosteniendo así una especie de espejo social –como en Berlin Alexanderplatz (1980) en donde en quince horas de material realiza una arqueología de la vida alemana a partir de su personaje Franz Biberkopf, un lumpen proletario desde cuyo escenario en crisis se prefigura el aparato social que prepara el ascenso de Hitler al poder.

El cine de Fassbinder es la presentación de un cine que se opuso a la ortodoxia y que, fascinado por Hollywood, fusionó su encanto sin desposeer al espectador de su capacidad crítica y reflexiva. Su entrega a la autodestrucción fue una decisión que acompañó la edificación de una corriente cinematográfica que se opuso con desgaste a los convencionalismos. Su divergencia social y cinematográfica ante los patrones establecidos culminaron el 10 de junio de 1982 a sus 37 años de edad con una una sobredosis de cocaína y pastillas para dormir. Junto a su cuerpo se encontraban las notas de su siguiente proyecto, Rosa Luxemburg.

Su muerte no fue sorpresiva: ni siquiera él mismo se visualizaba de viejo. El mismo Godard lo dijo: “¿cómo quieren que no muera joven si él solo hizo lo esencial del nuevo cine alemán?”

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Alf volvió en forma de película
SIGUIENTE
NOTAS
El nuevo proyecto de Hayao Miyazaki, con aviones...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Video: Los 100 planos más icónicos de...


FESTIVALES
13º Festival Internacional de Cine de...


NOTAS
Infografía: Desigualdad de género en el...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • El club de los insomnes
    Entrevista: Conversamos con los guionistas y directores del filme, Joseduardo Giordano y Sergio Goyri Álvarez, y con las...
  • Sebastián Cordero (Sin...
    Entrevista con Sebastián Cordero, director de 'Sin muertos no hay carnaval'.
  • Nunca estarás a salvo
    Reseña: En el cine de Lynne Ramsay, la vida cotidiana adquiere capas enigmáticas y tintes poco familiares a través de las...
  • El tercer asesinato
    Reseña: Probablemente el género familiar es lo primero que relacionamos con la filmografía de Hirokazu Kore-eda;...
  • João Moreira Salles (El...
    Entrevista con João Moreira Salles, director de 'El intenso ahora'.
  • Kleber Mendonça Filho,...
    "[El mercado] para mí tiene una mezcla de humor con violencia": Kleber Mendonça Filho
  • Jose Álvarez (Los ojos del...
    Entrevista: El documentalista mexicano, Jose Álvarez, sigue los pasos de Hortensia, una habitante de Tuxpan, en Veracruz, que, luego...
  • Sin amor
    Reseña: A partir de la ruptura de un matrimonio y utilizando el paisaje desolado de las afueras nevadas de Moscú como telón...
  • Una bella luz interior
    Isabelle es una mujer empoderada, exitosa, bellísima, sofisticada; no son la culpa o el remordimiento las anclas que le evitan encontrar...
  • Entrevista. Una conversación...
    Pituka Ortega habla sobre el alcance del IFF Panamá
 
 
enfilme © 2018 todos los derechos reservados