if ($skins_show == "0") {?>
 
Federico Fellini y sus seis consejos para hacer cine
Publicado el 14 - Feb - 2014
 
 
Para los seguidores y cineastas por igual les compartimos seis consejos para hacer cine del gigante del cine italiano de la posguerra y uno de los grandes directores de la historia: Fellini - ENFILME.COM
 
 
 

Revisa aquí más consejos y reglas de directores de cine

Lynchiano, Hitchcokniano, o bien el toque Lubitsch, son terminos que se refieren al estilo y a la influencia de cineastas que han contribuido a la forma de hacer arte. Pero son pocos los sustantivos o adjetivos que se adecuan perfectamente al sentido de la palabra Fellinesco, para referirse a la influencia en el septimo arte de Federico Fellini.

Fellinesco puede referirse a un estilo carnavalesco, que juega con supuestas diferencias entre la realidad y la fantasía. Lo Fellinesco sabe reconocer  el potencial de la vida para alcanzar lo orgiástico de un solo golpe. Lo fellinesco encuentra a los adultos constantemente obsesionados por los recuerdos o por las alegrías de la infancia. Lo fellinesco puede ver la belleza en el horror mundano, y convertir lo abyecto en una experienciamás fantástica. Hay pocos cineastas cuyo estilo ha permanecido tan distintivo después de una serie de transiciones, pasar del realismo social a un espectáculo fantástico.

Para los seguidores y cineastas por igual les compartimos seis consejos del gigante del cine italiano de la posguerra y uno de los grandes directores de la historia:

 

La libertad asusta a la gente

En esta presentación de los Premios Oscar en 1969, varios maestros del cine como Akira Kurosawa o Igmar Bergman, incluido Federico Fellini, hablan sobre la censura cinematográfica y las cambiantes costumbres del cine. Los directores discuten sobre la desnudez en la pantalla grande, un tema que Fellini jamás evadió. Las películas de Fellini nunca han rehuido el tema del sexo. El cineasta explica con perspicacia bien con perspicacia una verdad subyacente detrás de la censura: sobre la censura deurante la época de la Guerra Fría.

Con el Satiricón, Fellini utilizó su poder como director para explotar a fondo y dejar claro lo que la libertad cinematográfica significaba. El realizador demuestar la importancia de enfrentar al público con algo que no van a admitir que realmente los asusta. En el documental I’m a Born Liar, Fellini dice:

No creo en la libertad total para el artista. Abandonado a su suerte, libre de hacer lo que le gusta, el artista termina por no hacer nada en absoluto. Si hay una cosa que es peligrosa para el creador, es precisamente esta cuestión de total libertad, en espera de la inspiración y el resto de ella.

Todo cine es autobiográfico

Escriban desde la experiencia, conozcan a sus personajes, te aconsejan pero las películas de Fellini toman al escritor/director como un tema de la cinta a un nivel completamente nuevo, utilizando de manera intrincada, las experiencias de la vida cotidiana y la biografía como la paleta sobre la que se pinta la imaginación cinematográfica. No hay necesidad de temer el narcisismo cuando se produce una cinematografía increíble. Las películas de Fellini son un abrazo transparente, totalmente devoto de la vida del director de cine -desde su juventud en I Vitellonia a La Dolce Vita o la nostalgia agridulce de Amarcord -.

 

Hacer una película es hacer matemáticas

En esta entrevista realizada para la promoción de Amarcord, Fellini contradice el mito de la improvisación. El cineasta explica al reportero que hasta los momentos que parecen más casuales solo pueden ocurrir bajo un enfoque meticulosamente planeado. La existencia de la imaginación solo puede realizarse en la escala de Fellini, a través de los medios precisos. Lo que significa que algunas de las películas finales del director son evidencia de un autor no en total control de su libertad cinematográfica, sino más bien de un artista preciso equivalente al trabajo de una bailarina de ballet: alguien que da la impresión de gracia y movimiento, pero detrás de las escenas hay un exhaustiva planificación y preparación.

 

Las películas se componen de la lógica de los sueños

Hablar de los sueños es como hablar de películas, ya que el cine utiliza el lenguaje de los sueños, pueden pasar años en un segundo y se puede saltar de un lugar a otro. Es un lenguaje hecho de imágenes. Y en el verdadero cine , cada objeto y cada luz significa algo, como en un sueño " .( Como lo dijo a la revista Rolling Stone, 1984 )

"El público ha perdido la costumbre de ir al cine, porque el cine ya no posee el encanto, el carisma hipnótico que tuvo alguna vez. La imagen que alguna vez fue para nosostros - el de un sueño que soñamos con los ojos abiertos- ha desaparecido. ¿Seguirá siendo posible que un millar de personas se junte en la oscuridad y experimente el sueño que un solo individuo ha dirigido?, en I’m a Born Liar.

 

No busques experiencia de vida; tenla, después reflexiona

La experiencia es lo que obtienes mientras buscas algo más

I’m a Born Liar.

 

Ya sea explorando la decadencia de la antigua Roma o estudiando la vida diaria de una prostituta, las películas de Fellini hablan realmente de los momentos cotidianos y efímeros de la vida que las películas a menudo dejan de lado.

 

El moralismo no es compatible con la estética

El cineasta francés y teórico del cine Jean Epstein discute el significado de la "PhotoGenie" en el cine de Fellini. Epstein plantea el termino como una forma de dar sentido a lo que parece estridente en la realidad, pero que en pantalla grande se vuelve magnética. Fellini diferencia el valor moral convencional y el valor estético. Habla de manera inteligente de la responsabilidad del director en términos de juzgar a su o sus personajes y escenarios.

 

Martin Scorsese analiza la cinematografía de Fellini, a través de 

Y es que no se puede entender a Fellini como cineasta con una sola película. El vibrante y exagerado estilo del realizador puede parecer un poco abstracto para el espectador si no se conocen sus filmes. En el estilo de Fellini importan los registros de su subjetividad, las investigaciones profundas de sus estados emocionales y psicológicos de los personajes. Fellini puede haber sido un narcisista, pero también estaba muy consciente de lo que era.

 

VSM (@SofiaSanmarin)

Fuente: FILMSCHOOLREJECTS

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Votación Oscar 2014: Mejor Película Animada y...
SIGUIENTE
NOTAS
Ganadores de la Berlinale 2014
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


ENTREVISTA
Rodrigo Prieto


EN PANTALLA
El espía que sabía demasiado


NOTAS
Video. De la pantalla a la mesa; la...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Las hijas de Abril
    Michel Franco pone a convivir a una familia que no tiene aptitudes emocionales para hacerlo y lo hace enfatizando los espacios cerrados.
  • ¡Huye!
    Reseña: Jordan Peele incursiona en la dirección cinematográfica con una historia que alterna momentos de alta...
  • Yo, Daniel Blake
    I, Daniel Blake de Ken Loach ganó en 2016 la Palma de Oro en Cannes. Lo analizamos.
  • Juan Rulfo y su relación con...
    La relación de Rulfo con el cine puede rastrearse en dos ejes: la adaptación cinematográfica de su obra literaria, y su...
  • Cómo ser un latin lover
    Con How To Be a Latin Lover, Derbez se ha confirmado como un paladín más de la cruzada antidiversidad que encabeza la industria de...
  • Voraz
    Reseña: 'Raw' no es una experiencia grotesca y desagradable carente de sustancia, sino más bien un relato sobre la búsqueda...
  • Aquarius
    Con dos brochazos, firmes ambos, Mendonça Filho plantea y resuelve dos temas complejos de la realidad brasileña (que tienen ecos en...
  • Emiliano Rocha...
    Entrevistamos a Emiliano Rocha, director de Tenemos la carne, que nos dijo cómo intento recuperar la atmósfera caótica que...
  • Batallas íntimas
    Ocho años le tomó a Lucía Gajá la realización de Batallas íntimas desde que...
  • El cine es un medio de...
    Denis Lavant (Holy Motors) nos contesta ¿qué es el cine?
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados