if ($skins_show == "0") {?>
 
Tempranos apuntes de Stanley Kubrick sobre el quehacer cinematográfico
Publicado el 28 - Mar - 2016
 
 
En 1960, Kubrick estaba comenzando su carrera, pero él ya tenía pensamientos claros sobre su oficio. - ENFILME.COM
 
 
 

En 1960, Stanley Kubrick estaba todavía al principio de su carrera, pero él ya tenía pensamientos claros sobre su oficio. No sólo aquellos interesados en la realización cinematográfica, sino también los aficionados, seguidores y estudiosos del cine pueden aprender un poco más sobre la visión de este director revisando su temprana mirada respecto a esta atractiva manifestación artística.

En aquel momento, Kirk Douglas, que ya había trabajado con Kubrick en Paths of Glory (1957), fue el elegido para protagonizar la superproducción de Spartacus (1960), una película que marcaría un punto de inflexión en la carrera del director. Podría señalarse que aquella fue la primera y única vez que él trabajó como “un asesino a sueldo” para Hollywood, pero el proyecto representó el comienzo de sus años maravillosos, con Lolita (1962) –que fue estrenada un par de años después–. Kubrick fue totalmente autodidacta, comenzando como fotógrafo, pero antes de Spartacus y Paths of Glory, él ya había, por decirlo de algún modo, puesto en práctica sus conocimientos teóricos y aprendizajes en Fear and Desire (1953), Killer’s Kiss (1955) y The Killing (1956), sin contar sus tres cortometrajes documentales (Flying Padre, Day of the Fight y The Seafarers).

A finales de ese año, él dio su opinión sobre el quehacer cinematográfico en The Observer Weekend Review [publicado el 4 de diciembre de 1960]. A continuación te compartimos las ideas más destacadas al respecto:

No entrar con nociones preconcebidas

La realización de toda la película, sea cual sea el entorno histórico o el tamaño de los sets de filmación, tiene que ser abordada de la misma manera. Tienes que averiguar lo que está pasando en cada escena y determinar cuál es es la forma más interesante para reproducirlo. Con Espartaco, si una escena tenía cientos de personas en el fondo o si era contra una pared, pensé en todo por primera vez como si no hubiera nada allí. Una vez que se ensaya, se trabajó con detalle en el fondo de los escenarios, de la imagen. 

La mejor trama es “sin argumento”

Creo que la mejor trama es la trama aparente. Me gusta un comienzo lento, el principio que se pone en la piel de la audiencia y los involucra para que puedan apreciar las notas de adorno y los tonos suaves y no tienen que ser golpeados en la cabeza con puntos de la trama y los ganchos de suspenso.

Kirk Douglas y Stanley Kubrick durante el rodaje de Spartacus (1960).

Hacer una película es algo así como desnudarse

Cuando haces una película, te tardas unos pocos días para acostumbrarte a tu equipo de trabajo, porque es como desnudarte ante medio centenar de personas. Una vez que estás acostumbrado a ellos, la presencia de incluso una sola persona en el set es discordante y tiende a producir la autoconciencia en los actores y, desde luego, en uno mismo.

No tienes que lograr el éxito; simplemente no debes fallar

Lo importante en las películas no se trata de hacer éxitos, sino de no fracasar porque cada fracaso limita tus oportunidades a futuro para hacer las películas que deseas hacer.

Nunca explicar

Creo que es esencial que si un hombre es bueno para saber cuáles son sus fallas y mostrarlas, o si es fuerte para decidir cuáles son los momentos débiles en la historia y mostrarlos. Y creo que nunca se debe tratar de explicar cómo llegó hasta la forma en que lo hizo o por qué hizo lo que hizo.

Stanley Kubrick durante el rodaje de Dr. Strangelove (1964).

No hay algo en particular que un cineasta quiera decir

No creo que los escritores, pintores o cineastas funcionen porque tienen algo en particular que quieren decir. Tienen algo que sienten. Y les gusta la forma del arte: les gustan las palabras, o el olor de la pintura, o del celuloide, o las imágenes fotográficas, o el trabajo con los actores. No creo que el artista genuino y verdadero sea originado por un punto de vista didáctico, incluso si él pensaba que era así.

Sin predilección por los géneros cinematográficos

No tengo ideas fijas sobre el deseo de hacer películas en categorías particulares –westerns, películas de guerra y así sucesivamente. Sé que me gustaría hacer una película que pueda crear una sensación de lo que se vive o vivió en determinada época –una historia contemporánea que dé una sensación psicológica, social, política, personal. Me gustaría hacer eso más que cualquier otra cosa. Y probablemente esa será la película más difícil de hacer.

Paths of Glory, Dir. Stanley Kubrick, 1957.

LFG (@luisfer_crimi)

Fuente: Visual Memory

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Nuevas imágenes de 'The Neon Demon' de Nicolas...
SIGUIENTE
NOTAS
VIDEO. Paralelismos entre 'Star Wars VII: TFA' y...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Retrospectiva de Godard en Nueva York


CARTELERA
Cómo impedir una boda


NOTAS
Conoce los 15 estrenos mundiales del 72...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2018 todos los derechos reservados