if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
Unfriended
Eliminar amigo
 
Estados Unidos, Rusia
2014
 
Director:
Levan Gabriadze
 
Con:
Shelley Hennig, Moses Storm, Renee Olstead, Will Peltz, Courtney Halverson
 
Guión:
Nelson Greaves
 
Fotografía:
Adam Sidman
 
Edición:
Parker Laramie Duración:
83 min.
 

 
Eliminar amigo
Publicado el 14 - Ago - 2015
 
 
  • Reseña: Después de una ola de repeticiones poco atractivas y originales en el cine de terror contemporáneo, el filme de Gabriadze logra darle un nuevo giro al found footage así como en su momento lo hicieron The Blair Witch Project (1999) y Paranormal Activity (2007) para, mediante el uso de una webcam, colocar a personajes creíbles y reales en situaciones tensas y sombrías que están fuera de su control y que son manipuladas por una fuerza invisible.  - ENFILME.COM
  • Reseña: Después de una ola de repeticiones poco atractivas y originales en el cine de terror contemporáneo, el filme de Gabriadze logra darle un nuevo giro al found footage así como en su momento lo hicieron The Blair Witch Project (1999) y Paranormal Activity (2007) para, mediante el uso de una webcam, colocar a personajes creíbles y reales en situaciones tensas y sombrías que están fuera de su control y que son manipuladas por una fuerza invisible.  - ENFILME.COM
  • Reseña: Después de una ola de repeticiones poco atractivas y originales en el cine de terror contemporáneo, el filme de Gabriadze logra darle un nuevo giro al found footage así como en su momento lo hicieron The Blair Witch Project (1999) y Paranormal Activity (2007) para, mediante el uso de una webcam, colocar a personajes creíbles y reales en situaciones tensas y sombrías que están fuera de su control y que son manipuladas por una fuerza invisible.  - ENFILME.COM
  • Reseña: Después de una ola de repeticiones poco atractivas y originales en el cine de terror contemporáneo, el filme de Gabriadze logra darle un nuevo giro al found footage así como en su momento lo hicieron The Blair Witch Project (1999) y Paranormal Activity (2007) para, mediante el uso de una webcam, colocar a personajes creíbles y reales en situaciones tensas y sombrías que están fuera de su control y que son manipuladas por una fuerza invisible.  - ENFILME.COM
  • Reseña: Después de una ola de repeticiones poco atractivas y originales en el cine de terror contemporáneo, el filme de Gabriadze logra darle un nuevo giro al found footage así como en su momento lo hicieron The Blair Witch Project (1999) y Paranormal Activity (2007) para, mediante el uso de una webcam, colocar a personajes creíbles y reales en situaciones tensas y sombrías que están fuera de su control y que son manipuladas por una fuerza invisible.  - ENFILME.COM
 
por Luis Fernando Galván

En su poema, No levantes el teléfono (Do Not Pick Up the Telephone), el escritor inglés, Ted Hughes (1930-1998), cuestionaba agudamente la adoración de la civilización moderna por aquel invento tecnológico que permite y facilita las comunicaciones humanas. El teléfono era, según Hughes, el dispositivo de la muerte: “No adores el teléfono, arrastra a sus adoradores a tumbas reales. […] Quédate quieto y sindiós al oír el gemido religioso del teléfono”. En cierto sentido, el productor ruso Timur Bekmambetov, autor de los thrillers de acción y fantasía, Guardianes de la noche (2004) y Guardianes del día (2006), en compañía del joven realizador  georgiano, Levan Gabriadze (Vykrutasy, 2011), han retomado y adaptado esta postura en Eliminar amigo (Unfriended, 2014), para mostrar el panorama actual de las redes sociales como herramientas de acoso cibernético al interior de un relato de fenómenos paranormales. Si el teléfono construyó la muerte, entonces el Internet la llevará a cabo con mayor rapidez y efectividad.

Situado en Fresno, California, el filme es contado en tiempo real mediante un ‘screencast’ (una grabación digital) de la pantalla de una laptop de una estudiante de preparatoria llamada Blaire (Shelley Hennig), un año después de que una de sus amigas de la infancia, Laura Barns (Heather Sossaman), se suicidará luego de haber sido víctima de acoso cibernético cuando sus compañeros decidieron subir un video a YouTube donde ella era videograbada en una humillante y decadente situación durante una fiesta adolescente. Blaire le echa un vistazo a la videograbación del suicidio de Laura antes de ponerse en contacto, a través de Skype, con su novio Mitch (Moses Jacob Storm) y sus amigos Jess (Renee Olstead), Ken (Jacob Wysocki), Adam (Will Peltz) y Val (Courtney Halverson).  Sin embargo, a la conversación se ha unido, de manera misteriosa, una cuenta anónima que se hace llamar billie227, y que está dispuesto a vengar la muerte de Laura. 

Aunque el guión, escrito por Nelson Greaves (Sleepy Hollow, 2014), es sumamente básico –una historia de venganza en un contexto de adolescentes bravucones y superficiales que sólo están motivados por el sexo, el alcohol, las fiestas y la popularidad– la ejecución en tiempo real (los 82 minutos que vemos en pantalla son los mismos que viven los personajes) y la verosimilitud de la interacción en línea que tienen los adolescentes son elementos suficientes para permanecer atentos al desarrollo de la historia. Se podría esperar, dadas las restricciones del tipo de encuadre que se utiliza, que la experiencia de visualización del filme resultaría incómoda, pero los límites de las ventanas en varias capas y la navegación por pestañas (que recuerdan la yuxtaposición de imágenes en algunas de las videoinstalaciones del cineasta y videoartista alemán, Harun Farocki) pronto arrastran una cierta inquietud. Gabriadze logra que la imagen digital se convierta en un recurso que dota de naturalidad la forma en que presenta el relato. Ya estamos tan acostumbrados a este tipo de mediación que, apreciar la historia a través de la “arquitectura” familiar de un MacBook, se siente como un paso cotidiano. También es un método eficaz para procurar el sentido de la identificación: resulta sencillo asumirnos en el papel de la protagonista por la sencilla razón de que podemos imaginarnos a nosotros mismos moviendo el cursor o ejecutando los comandos del teclado. Pero esto no es un ejercicio de teoría de los nuevos medios audiovisuales, y Gabriadze, alejado de cualquier tipo de pretensiones, no busca incomodar al espectador con reflexiones sobre teorías de la imagen, pero sí para cuestionar la ubicuidad de todas estas tecnología en nuestras vidas. 

Después de una ola de repeticiones poco atractivas y originales en el cine de terror contemporáneo, el filme de Gabriadze logra darle un nuevo giro al found footage así como en su momento lo hicieron The Blair Witch Project (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999) y Paranormal Activity (Oren Peli, 2007) para, mediante el uso de una webcam, colocar a personajes creíbles y reales en situaciones tensas y sombrías que están fuera de su control y que son manipuladas por una fuerza invisible, una entidad sobrenatural que los acecha, que los expone como seres vulnerables y que los obliga a mostrar su verdadero rostro: la versión decadente de lo que realmente son como seres humanos queda al descubierto y se contradice con las apariencias que muestran en el mundo virtual.

Si bien es cierto que el uso de una pantalla de computadora portátil ya había sido explorado en dos filmes previos, The Den (Zachary Donohue, 2013) y Open Windows (Nacho Vigalondo, 2014),  Eliminar amigo le saca provecho a las dinámicas de las redes sociales (Facebook), softwares de comunicación (Skype), sitios de comunidades virtuales (YouTube) y aplicaciones (Spotify) para colocar a sus personajes en un universo creíble, cercano y cotidiano a los usuarios de estas tecnologías del siglo XXI. Esto bien podría alejar al público de mayor edad que no está familiarizado con estas herramientas (quizá sólo con Facebook), y no se sentirán identificados con la banalidad de los personajes adolescentes. Sin embargo, esta es una de las fortalezas del filme: convertir las dinámicas habituales de una comunidad virtual en un reflejo de terror y amenaza. Incluso, más allá del misterio sobrenatural presente en el relato, el carácter monstruoso y aterrador radica en el comportamiento de los jóvenes. La película incorpora las perversas actitudes del acoso cibernético para plantarse firmemente en el mundo presente. La mayoría de las veces, la generación iPhone no se detiene a pensar en las consecuencias que conlleva la humillación de una persona. El bullying virtual se vuelve cada vez más extremo e intenso debido a que el agresor puede esconderse detrás de una pantalla y los registros de los insultos, burlas y humillaciones permanecen en una plataforma que puede llegar a tener millones de visitas; estos actos son asumidos como graciosos y divertidos para los victimarios, pero lo catastrófico del asunto es la aprobación de los abusos por parte de un sector, así como  la pasividad e indiferencia con la que el resto de la comunidad reacciona ante la denigración de un ser humano.

Sin ser un integrante o seguidor de la corriente antitecnológica denominada neoludismo (postura que critica ferozmente los efectos de las innovaciones tecnológicas en el hombre y la sociedad), Gabriadze coloca a sus personajes en una red de medios antisociales: YouTube es YouLose, si eres exhibido ahí, tu vida será una miseria y no un éxito; mientras que Facebook consiste en una red llena de hipócritas donde no habitan los amigos sinceros. En este obscuro panorama, los adolescentes son obligados por billie227 –una especie de panóptico digital capaz de ver a sus víctimas encerradas en la intimidad de sus habitaciones y de sus perfiles virtuales– a jugar el juego de verdad o mentira; es muy probable que los seguidores de la saga de Saw (creada por James Wan y Leigh Whannell) recuerden la famosa frase, “I want to play a game”, de Jigsaw cuando aparecía la macabra marioneta en un triciclo y ponía a prueba a una serie de desdichados personajes para salvar sus vidas a cambio de un sufrimiento extremo, o también el filme, Truth or Dare (Jessica Cameron, 2013), donde un grupo de jóvenes curiosos se encuentra con unos videos en línea sobre juegos sádicos. Sin embargo, aquí, más que un sangriento espectáculo gore –éste vendrá después–, el director opta por mostrar los traumas psicológicos y las reacciones desesperadas llenas de horror y vergüenza por parte de los personajes. Ver cómo estos adolescentes son capaces de herir al amigo o venderlo al mejor postor para salvar su propia vida, resulta tan escalofriante porque, de algún modo, se trata del cinismo, la hipocresía, las mentiras y las apariencias que diariamente exhiben las personas en sus redes sociales con tal de tener más amigos y seguidores.

Quizá Gabriadze ha creado un nuevo género que, seguramente, será imitado en futuros filmes y cuando eso ocurra deberíamos preguntarnos si valdrá la pena, después de una ardua semana de trabajo frente a una computadora, comprar un boleto para ver en cine la pantalla de una laptop. Esta película dividirá a muchos que bien podrían encontrar como aburrida e irritante la idea de ver a un grupo de personas apáticas y desagradables gritándose tonterías y molestándose mutuamente en una sala de videochat, pero por lo pronto, el propósito de Eliminar amigo no es el sensacionalismo; hay inquietudes y preocupaciones reales, muy pertinentes a la angustia que se vive en el mundo contemporáneo. Adecuada y perturbadora es la eficacia con que Gabriadze ilustra el brutal juicio final de Laura; cuando los culpables tienen que pagar, las restricciones del ‘screencast’ dotan de realismo las violentas escenas, anulan cualquier tipo de espectacularidad, amplifican la brutalidad y le otorgan al horror una carga provocativa. El resultado final no tiene que ver con la venganza de una fuerza paranormal, sino con la advertencia de los peligros de la intimidación en línea.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Under the Skin
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Better Things
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Video: Los efectos especiales en Only...


EN PANTALLA
El artista


NOTAS
Video: Todo lo que debes saber sobre...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
4 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • El club de los insomnes
    Entrevista: Conversamos con los guionistas y directores del filme, Joseduardo Giordano y Sergio Goyri Álvarez, y con las...
  • Sebastián Cordero (Sin...
    Entrevista con Sebastián Cordero, director de 'Sin muertos no hay carnaval'.
  • Nunca estarás a salvo
    Reseña: En el cine de Lynne Ramsay, la vida cotidiana adquiere capas enigmáticas y tintes poco familiares a través de las...
  • El tercer asesinato
    Reseña: Probablemente el género familiar es lo primero que relacionamos con la filmografía de Hirokazu Kore-eda;...
  • João Moreira Salles (El...
    Entrevista con João Moreira Salles, director de 'El intenso ahora'.
  • Kleber Mendonça Filho,...
    "[El mercado] para mí tiene una mezcla de humor con violencia": Kleber Mendonça Filho
  • Jose Álvarez (Los ojos del...
    Entrevista: El documentalista mexicano, Jose Álvarez, sigue los pasos de Hortensia, una habitante de Tuxpan, en Veracruz, que, luego...
  • Sin amor
    Reseña: A partir de la ruptura de un matrimonio y utilizando el paisaje desolado de las afueras nevadas de Moscú como telón...
  • Una bella luz interior
    Isabelle es una mujer empoderada, exitosa, bellísima, sofisticada; no son la culpa o el remordimiento las anclas que le evitan encontrar...
  • Entrevista. Una conversación...
    Pituka Ortega habla sobre el alcance del IFF Panamá
 
 
 
 
 
enfilme © 2018 todos los derechos reservados