if ($skins_show == "0") {?>
Bailes sensuales
Publicado el 30 - Mar - 2015

 
 
En la barra de un bar o en la sala de un departamento, estas secuencias se han quedado en la memoria de los espectadores no solo por la carga de seducción que conllevan los movimientos de sus atractivos ejecutantes, sino también por toda la - ENFILME.COM

En la barra de un bar o en la sala de un departamento, estas secuencias se han quedado en la memoria de los espectadores no solo por la carga de seducción que conllevan los movimientos de sus atractivos ejecutantes, sino también por toda la composición, desde la música elegida, hasta las tomas que terminan por crear una armónica pieza. Les compartimos, en orden cronológico, 10 bailes sensuales memorables del cine.

Sylvia
La dolce vita, Dir. Federico Fellini, Italia, Francia, 1960

Con su melena rubia y su cuerpo voluptuoso, su mirada provocadora y su blanca piel tersa, a sus 29 años Anita Ekberg solo necesitaba hacer presencia y un leve movimiento de cintura para que sus espectadores sintieran que el mundo bailaba a sus pies. Pero en La dolce vita (1960) de Federico Fellini, Ekberg, interpretando a Sylvia, una famosa actriz estadounidense, sí baila para matar. Enfundada en un negro vestido de terciopelo, cuya resistencia a la gravedad es inexplicable, entre un gentío, al ritmo de “Patricia”, de Pérez Prado, hace movimientos que parecen marcados por fuerzas maléficas. Solo su prometido se resiste a sus encantos; todos los demás se entregan, emborrachados por su ritmo, a los laberintos trazados por sus pies descalzos. Hasta que ella, caprichosa, comienza a caminar por las misteriosas calles de Roma, seguida por un Marcello (Mastroianni) conquistado. Un gatito, una fuente, un impulso: nada está imbuido en la lógica racional, solo en la sensual, en la creación de una de las escenas icónicas del cine. La delirante Ekberg se baña en la Fontana de Trevi demostrándonos que frente a esa imagen nuestros deseos son solo sus súbditos.

SOR (@SofOchoa

Elizabeth
Nine 1/2 Weeks, Dir. Adrian Lyne, Estados Unidos, 1986

Kim Basinger interpreta a Elizabeth, una curadora de arte de una galería de nueva York. De personalidad tímida y solitaria, algo insegura tras su reciente divorcio, la rubia y hermosa Elizabeth conoce por causalidad en una tienda de comestibles chinos a un joven apuesto y misterioso de nombre John (Mickey Rourke), que comienza a cortejarla. El encuentro con el hombre desata en ella emociones reprimidas en cuanto a lo sexual. Enamorada de John, un corredor de bolsa de Wall Street que gusta de las prácticas masoquistas y bondage, Elizabeth se somete a sus deseos a pesar del miedo que a veces la sobrepasa. Abandonada al terreno sexual, después de una cena, ella le regala a John un striptease al ritmo de ‘You Can Leave Your Hat On’ de Joe Cocker, en su departamento. Un acto con en el que le demuestra que su timidez ha quedado atrás. A medida que el juego sexual avanza, Elizabeth comienza a sumirse en una depresión, sabe que uno de los dos deberá abandonar el juego, un terreno hostil y destructivo que la empuja a la confusión y a la soledad.

VSM (@SofiaSanmarin)

Mimi
Bitter Moon, Dir. Roman Polanski, Francia, Reino Unido, Estados unidos, 1992

Mimi (Emmanuelle Seigner) es una joven sencilla, mesera, apasionada por la danza, de una belleza natural y una inocencia tan espontánea como su sensualidad, que se transforma en la obsesión de un casanova estadounidense y novelista fracasado llamado Oscar Benton (Peter Coyote). Mimi se rinde pronto a los encantos de Oscar, quien pronto se la lleva a vivir con él. Ambos construyen un universo de amor, sexo y excentricidad. Mimi es capaz de demostrar su carga erótica no solo en sus gestos, en su vestimenta, sino con su forma de bailar. Una de las tantas noches de juegos de roles, ella prepara un número previo al acto sexual. Una danza en la que aparece semidesnuda ofreciéndose como esclava sexual. Pero la relación de Oscar y Mimi esta está, sobre todo, basada en lo sensual, y cuando su creatividad para el acto comienza a agotarse, la pasión se apaga. Oscar se hastía de Mimí, pero ella aún siente que no puede vivir sin él. Con ello empieza el derrumbe brutal de la relación: la dependencia, el maltrato, la humillación, el resentimiento… y la posterior revancha. La de ella es el relato de su oscuro romance que va develándose al paso lento de quien intenta alargar una fantasía.

VSM (@SofiaSanmarin)

Nomi Malone
Showgirls, Dir. Paul Verhoeven, Estados Unidos, 1995.

La bella Nomi pide aventón en las autopistas para llegar a Las Vegas (Elizabeth Berkley), su apariencia sexy contrasta con su actitud temeraria y violenta. Ella sólo quiere ser una bailarina famosa. Su sueño se ve frustrado y trabaja como stripper en un bar de poca monta llamado The Cheeta hasta que conoce a la showgirl de moda, Cristal Connors (Gina Gehrson) y a su novio, Zack Carey (Kyle MacLachlan) que harán que su vida tome otro rumbo. La película es mala, y por ello se ha vuelto en una referencia de culto. Quienes llegaron a verla lo que recuerdan son los cuerpos perfectos y desnudos de sus protagonistas. Y aunque en la mayor parte de la historia se la pasan en topless, la escena que merece la pena ser recordada y no por su contenido erótico sino todo lo contrario, es burda, guarra y de mal gusto pero hace que valga la pena las dos horas que dura el filme. Cristal quiere como parte de su show a Nomi, y nunca se entiende y ni nos interesa saber por qué la bella Nomi odia a Cristal y rechaza su oferta. Un día Cristal y Kyle visitan el Cheetah y piden un baile privado con Nomi, la regla, ellos no pueden tocar. Con un desnudo total Nomi seduce a la pareja, y literal, se le monta a Zack y con unos movimientos pélvicos violentos que merecen la risa y aplauso del espectador, logra que el hombre tenga un orgasmo, mientras Cristal observa extasiada e inhala cocaína. A partir de allí, Cristal hará todo para que Nomi sea su suplente y al final esta le arrebate su espectáculo.

MSR (@mkesaucedo)

Satanico Pandemonium
From Dusk Till Dawn, Dir. Robert Rodriguez, Estados Unidos, 1996.

Razor Charlie (Danny Trejo) introduce a Satanico Pandemonium, y en ese momento aparece sobre el escenario –decorado con luces rojas que simulan llamas de fuego evocando al infierno–, Salma Hayek en bikini y cargando en sus hombros y cuello, una serpiente albina deslizándose por su cuerpo. La coreografía –que cuenta con el acompañamiento musical de la canción “After Dark” de la banda Tito & Tarantula– se basa en dos movimientos simultáneos: el cuerpo de la mujer y el de la serpiente. Ese momento del baile consiste en una intensa relación entre la belleza del cuerpo femenino y la amenaza que representa la presencia del animal. La carga erótica se acentúa cuando la mujer camina encima de las mesas de los clientes y comienza a derramar una cerveza a lo largo de su pierna, introduciendo su pie en la boca de uno de los asistentes, Richard Gecko (Quentin Tarantino). Posteriormente, el rostro de la mujer se transforma en una criatura desagradable y aún así conserva un cuerpo hermoso. Satanico Pandemonium es una mezcla de lo bello y lo feo. Como espectadores, somos testigos de la metamorfosis de lo sensual y atractivo a lo repulsivo y aterrador. La actriz mexicana tenía mucho miedo de las serpientes y sabía que su fobia obstaculizaría sus posibilidades de obtener el papel. Robert Rodriguez había engañado a Hayek haciéndole creer que Madonna estaba a punto de interpretar el personaje. Salma pasó dos meses con terapeutas que la ayudaran a superar su miedo, y finalmente lo logró para convertirse en Santanico Pandemonium.

LFG (@luisfer_crimi)

Gaz
Full Monty, Dir. Petter Cattaneo, Reino Unido, Estados Unidos, 1997

La mayoría de la población masculina de Yorkshire se ha quedado sin trabajo tras el cierre de una fábrica dedicada a la producción de acero. La que fuera una de las zonas más prosperas de toda Gran Bretaña ahora es un pueblo definido por el desempleo y la pobreza. Gaz (Robert Carlyle) es uno de los afectados y necesita ganar dinero a toda costa para pagar la manutención de su hijo. Su exesposa le ofrece un trabajo en una tienda con un sueldo risible y él se niega. Desesperado, Gaz decide reunirse con cinco de sus amigos y llevar a cabo un plan descabellado: aprovechando que las mujeres del lugar asisten cada noche a sesiones de striptease en pubs, ellos prepararán un espectáculo similar para salir de los números rojos. La noche del baile, el lugar se llena no solo de mujeres, sino de los hombres que acuden por morbo a presenciar el espectáculo. Un baile que pasa de lo risible a un crescendo que hace que la última secuencia sea totalmente apoteósica al ritmo de ‘Hot Stuff’ de Donna Summer, en la que los incipientes strippers instintivamente se ponen a bailar. Una fábula moderna sobre la dignidad, la lucha proletaria y la guerra de sexos.

VSM (@SofiaSanmarin)

Alice
Closer, Dir. Mike Nichols, Estados Unidos, 2004.

Después del rompimiento con Anna (Julia Roberts), el médico Larry (Clive Owen) asiste a la “suite del Paraíso”, un pequeño cuarto privado –perteneciente a un club nocturno– para pasar unos minutos en compañía de Alice (Natalie Portman), una joven stripper que sufrió el abandono de su novio Dan (Jude Law). Larry padece una intensa fijación por el sexo, y aunque está obsesionado y decidido a sentir el cuerpo de la mujer, las reglas de la “suite del Paraíso” son claras: no puede haber contacto físico entre la bailarina y el cliente. Siendo generoso con las propinas, Larry convence a Alice para que permanezca más tiempo con él. Aunque no se trata de un típico baile nudista –ni siquiera hay música específica que guíe los pasos y el ritmo de la bailarina; la canción que se escucha proviene del exterior de la habitación–, Alice se desplaza con movimientos sugerentes y provocativos a lo largo de los sillones y de la mesa central; ataviada con unas zapatillas plateadas de tacón alto, lencería púrpura y peluca rosa, la joven emplea la flexibilidad de piernas para recostarse, levantarse, agacharse y estirarse de manera sensual provocando que aumente la desesperación de Larry de no poseerla, y también su excitación evidenciada con el uso de un primerísimo plano de sus ojos cuando ella accede a mostrarle su cuerpo desnudo, mientras irónicamente comienza a escucharse “How Soon Is Now?” de The Smiths.

LFG (@luisfer_crimi)

Nancy Callahan
Sin City, Dir. Robert Rodriguez y Frank Miller, Estados Unidos, 2005.

Jessica Alba interpreta a Nancy Callahan, una rubia y sensual stripper que trabaja en el Kadies, un club nocturno perteneciente al territorio ficticio de Basin City. Nacy fue abusada de niña, y ha terminado trabajando como una bailarina exótica, soportando los halagos e insultos de los clientes. Su icónico baile con atuendo de vaquera, incluye el uso de un lazo o látigo con el que realiza maniobras que permiten continuos y atractivos movimientos de caderas. La acción constantemente motiva la pregunta respecto a la desnudez; de manera perspicaz, el baile de Jessica Alba es sugerente y erótico debido a la actitud y la vestimenta, sin la necesidad de mostrar un cuerpo desnudo. Frank Miller, uno de los primeros en caer seducidos ante el baile de Alba, decidió que el personaje de Nancy estuviera presente en la secuela, Sin City: A Dame to Kill For (2014). En ésta, la historia final se titula “Nancy’s Last Dance” (El último baile de Nancy), que se centra en el descenso de la bailarina; a causa de la muerte de Hartigan, ella se siente abrumada por el impulso de venganza que la persigue. En esta segunda parte hay una expansión del vestuario de Nancy; la diseñadora, Nina Proctor, confecciona diferentes atuendos para las secuencias de baile de Nancy para crear la imagen de una mujer violenta, incluyendo el uso de pelucas y de cicatrices en el rostro.

LFG (@luisfer_crimi)

Arlene
Death proof, Dir. Quentin Tarantino, Estados Unidos, 2007

Incluso las peores películas de Quentin Tarantino tienen momentos recordables. En la comedia de horror Death Proof hay dos: el choque en cámara lenta y el baile de Arlene (Vanessa Ferlito). En esta película, situada en los setenta con guiños a la actualidad, Tarantino retoma el motivo de la venganza femenina, ahora en contra de un maniaco misógino y asesino interpretado por Kurt Russell. Pero antes de que la aventura de acción comience, hay una situación absolutamente machista, hecha para lucir el appeal de Ferlito en ese tono, que impregna la película, sucio y poco elegante. Ella ha perdido una apuesta y debe bailarle sexy a Kurt. Y sí que lo logra: menea la cadera cual spring breaker borracha, intensamente, con algunos pasos de table dancer.  La cámara no tiene reparos en encuadrar su trasero, como seguramente lo haría la masa masculina si estuviera ahí. Y todo es aderezado por esa mirada a medio abrir, que resulta tan intensa, de Ferlito. 

SOR (@SofOchoa

Magic Mike
Magic Mike, Dir. Steven Soderbegh, Estados Unidos, 2012.

Tal vez nadie recuerde la trama de Magic Mike, porque quienes la vieron lo hicieron para apreciar los cuerpos semidesnudos de los integrantes del espectáculo stripper. Y tampoco nos interesa porque es olvidable. Un joven llamado Mike (Channing Tatum) ahorra para tener su negocio propio de muebles diseñados por él, de día es albañil, en la noche es stripper. Conoce a Adam (Alex Pettyfer) y lo integra al negocio del baile hasta que se enamora de la hermana del joven, Brooke (Cody Horne) y aprende que la vida como stripper no es lo suyo (irónico decir que antes de ser actor se dedicó a esto de los bailes sensuales bajo el nombre de Chad Crowford y admitió haber consumido drogas). Soderbegh hace de los bailes todo un espectáculo visual, y sobresale, el primero, que funciona para presentar al famoso Magic Mike, ya que es el líder, la atracción principal y quien mejor baila, y además el acto hace ver al joven Adam que frente a él hay una gran oportunidad laboral. En este baile todo el cast luce y en términos actorales destaca Matthew McConaughey como Dallas y dueño del bar. A ritmo de It’s raining men, Channing y compañía salen ataviados de gabardinas y paraguas para ir poco a poco retirando sus atuendos enloqueciendo a las mujeres del lugar. Sorprenden las acrobacias del actor como sus piruetas en el aire y los movimientos de pelvis, reiterando que eso del baile se le da bastante bien.

MSR (@mkesaucedo)

+1) Jacob y Hannah

Crazy, Stupid, Love, Dir. Glenn Ficarra, John Requa, EE.UU., 2011.

En Crazy Stupid Love todo es sobre juguetear con lugares comunes, especialmente con los de las comedias románticas. Y en la escena en la que finalmente Hannah (Emma Stone) cede a la galantería de Jacob (Ryan Gosling), retoma una de las escenas de baile más populares  en el cine: el cierre de Dirty Dancing (1987) con Patrick Swayze y Jennifer Grey. Hannah está borracha y, coqueta, confronta a Jacob. Después de que le exige que se quite la camisa y él revela su abdomen “photoshopeado”, ella le pide al exitoso Don Juan que le aplique su mejor táctica, su golpe infalible para llevarla a la cama. Él le dice que se trata del paso final de Dirty Dancing; lo que a ella la hace reír. Pero cuando la levanta por los aires (y la cámara se aleja mostrando los enormes ventanales de su casa cubiertos de una romántica lluvia –dándole espacio a los dobles bailarines–), y la deja caer a ella suavemente, deslizándola contra su cuerpo, ella culmina demostrando que sí, el paso es eficaz.

SOR (@SofOchoa)


 
COMPARTE:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
TRAILER: Nuevo avance de 'Sin City: A Dame to...


NOTAS
Video: 'Mr. Turner' de Mike Leigh y la recreación......


NOTAS
Video: El arte de Federico Fellini en 5 minutos


NOTAS
Video: Slavoj Zizek elige sus filmes preferidos...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
  • Blade Runner 2049
    Reseña: Ambiciosamente grandioso en todos los sentidos –visual, sonoro, temático, dramático–, el filme...
  • Muerte misteriosa
    Soundtrack: La banda sonora del thriller criminal 'Wind River' es obra del cantante y compositor australiano, Nick Cave, y su colaborador...
  • 57 BFI London Film Festival
    Del 9 al 20 de octubre. Londres. Crónica escrita y en video.
  • Eso
    Reseña: 'Eso' posee una cantidad respetable de travesuras carnavalescas y un pertinente entendimiento de cómo operan las experiencias...
  • The Shape of Water del...
    "Una fábula con mensaje político”.
  • Atómica
    Soundtrack: La banda sonora de 'Atomic Blonde', el thriller de espionaje protagonizado por Charlize Theron, cuenta con una notable y evocadora...
  • Koktebel
    Destaca el hecho de que el niño se convierta, por momentos, en la auténtica figura paterna.
  • Paterson
    Reseña: El cine de Jim Jarmusch es un bálsamo reparador para todos aquellos amantes del cine y de la...
  • Los 11 filmes favoritos de...
    A nadie que conozca su obra extrañarán las elecciones del maestro polaco.
 
 
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados