if ($skins_show == "0") {?>
Polémicas declaraciones contra los Oscar
Publicado el 29 - Ene - 2014

 
 
A pesar de la fama, popularidad y prestigio que otorga la estatuilla dorada, existen varios directores y actores que detestan la entrega de los premios Oscar. Aquí una recopilación de aquellas declaraciones en contra de esta ceremonia y de l - ENFILME.COM

Por Luis Fernando Galván (@luisfer_crimi)

La entrega de los premios de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas es, anualmente, uno de los eventos más vistos en la televisión de EE.UU. El año pasado, alrededor de 40 millones de televidentes vieron la ceremonia de premiación, sin embargo, no logró superar el récord de espectadores de 2004, cuando fueron vistos por poco más de 43 millones de personas. La ceremonia se vuelve un evento cargado de frivolidad, y la carrera por el Oscar es vista como un proceso para validar los méritos artístico de una obra, pero sólo se trata de la particular visión que surge al interior de Hollywood y que busca expandirse constantemente hacia el exterior.

A pesar de la fama, popularidad y prestigio que otorga la estatuilla dorada, existen varios directores y actores que detestan la entrega de los premios a lo “mejor” del cine. El primero en rechazar un Oscar fue el guionista Dudley Nichols; en la 8ª ceremonia de premiación, ocurrida en 1936, The Informer, dirigido por John Ford, obtuvo cuatro premios de la Academia, Nichols rechazó el suyo a Mejor Guión debido al trato injusto que Hollywood le daba a sus escritores. En 1971, George C. Scott mencionó que no creía en los premios debido a que las personas no son objetos que pueden ser sometidos a ese tipo de competencias. A pesar de ello, el actor obtuvo el Oscar por su trabajo en Patton. Como era de esperarse, C. Scott no se presentó y el premio fue recogido por Frank McCarthy, productor de la película.

Además de estas actitudes, aquí una recopilación de aquellas declaraciones en contra de los premios Oscar y de la industria que los rodea. Por lo general, se trata de directores que han manifestado su poco interés en pertenecer a los sistemas de producción y distribución de Hollywood. Algunos de ellos –como Bergman, Buñuel, Godard o el actor Marlon Brando– han sido premiados por la Academia, y aún así, se muestran indiferentes ante el reconocimiento. Otros, como Leos Carax o Béla Tarr, consideran que es una estupidez la existencia de categorías y la asignación de un primer lugar. Concentrados en desarrollar un estilo propio, las actitudes de David Cronenberg y Carlos Reygadas hacen pensar que jamás traicionarán sus ideales artísticos a cambio de recibir un reconocimiento al interior de Hollywood. Y finalmente, los más mesurados, Aki Kaurismäki y Paul Thomas Anderson, que aunque no odian esta ceremonia, preferirían mantenerse al margen de ella.

Ingmar Bergman

El realizador sueco se mostró agradecido por ser tomado en cuenta en estos premios. En 1960, cuando Wild Strawberries fue nominado en la categoría de Mejor Guión Original, Bergman escribió una carta a la Academia para disculparse por no asistir a la ceremonia. Al año siguiente, The Virgin Spring fue nominada como Mejor Película en Lengua Extranjera, pero Bergman, aparentemente desesperado y molesto por no haber ganado el año anterior, envío una nueva carta:

Debido a que Wild Strawberries no ‘compitió’ por el Oscar, creo que es erróneo nominar el filme [The Virgin Spring], así que quiero devolverles el certificado de nominación. Me he dado cuenta que la nominación al Oscar es una humillación para el arte del cine, y pido ser liberado de la atención del jurado en ocasiones futuras.

En 1961, The Virgin Spring obtuvo el Oscar como Mejor Película en Lengua Extranjera, esto significó para Bergman su primer premio de la Academia. Quizá su estrategia le funcionó; incluso, al año siguiente (1962) volvió a ganar en la misma categoría con su filme Through a Glass Darkly (lee aquí la reseña).

Luis Buñuel

A lo largo de su carrera, obtuvo tres nominaciones al Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera. Con Tristana y Ese oscuro objeto del deseo representó a España en 1971 y 1978, respectivamente.  En 1973 se convirtió en el primer realizador español en obtener un premio de la Academia por El discreto encanto de la burguesía, pero el filme representaba a Francia. A pesar de ello, el cineasta se refirió así del premio Oscar:

Nada me ha disgustado moralmente tanto como el hecho de ganar un Oscar.

Jean-Luc Godard

En un acto similar al efectuado por Jean-Paul Sartre en 1964 (cuando el filósofo rechazó el Premio Nobel de Literatura) JL Godard mostró repudio y desinterés ante el Oscar Honorífico que le dedicó la Academia en 2011. El director de los filmes Vivre sa vie (1962) y Pierrot le fou (1965) fue entrevistado por Christian Jungen y esto dijo al respecto:

CJ: La Academia de las Artes y las Ciencias le concederá un Oscar Honorífico por su trayectoria. ¿Qué significa esto para usted?

JLG: Nada. Si a la Academia le gusta hacerlo, que lo haga. Pero creo que es extraño. Me pregunté, “¿Cuál de mis películas han visto? ¿Realmente conocen mi obra?” El premio se llama The Governor’s Award, ¿significa que Schwarzenegger me entregará el premio?

Marlon Brando

El actor obtuvo el Oscar en 1955 por su papel en On the Waterfront (1955), dirigido por Elia Kazan. 18 años después, volvió a ganarlo por interpretar a Don Vito Corleone en The Godfather; sin embargo, lo rechazó y no se presentó a la ceremonia. En representación suya asistió Sacheen Littlefeather, una activista indígena que declaró haber rechazado el galardón en nombre de Brando por el maltrato que se le da a su gente en la industria cinematográfica y en los diversos medios de Hollywood.

Cuando fui nominado por El padrino, me pareció absurdo ir a la ceremonia de entrega de los premios. Resultaba grotesco festejar a una industria que había difamado y desfigurado sistemáticamente a los indios norteamericanos a lo largo de seis décadas, mientras en aquel momento doscientos indios se hallaban sitiados en Wounded Knee.

Leos Carax

A principios de 2013, la Asociación de Críticos de Los Ángeles le otorgó el premio a la Mejor Película en Lengua Extranjera a Holy Motors (2012). Al sentirse ofendido y rechazar el premio, el realizador francés, Leos Carax, envió un discurso grabado:

Hola, soy Leos Carax, director de películas en lengua extranjera. He estado haciendo películas en lengua extranjera durante toda mi vida. Las películas en lengua extranjera se realizan en todo el mundo, por supuesto, excepto en Estados Unidos. En los Estados Unidos, sólo hacen películas en lengua no extranjera. Las películas en lengua extranjera son muy difíciles de hacer, obviamente, porque hay que inventar un idioma extranjero en lugar de utilizar el lenguaje usual. Pero la verdad es que el cine es una lengua extranjera, una lengua creada para aquellos que necesitan viajar al otro lado de la vida. Buenas noches.

Aunque su discurso no está dirigido a la Academia, resulta evidente el desprecio de Carax hacia las categorías que se han instaurado en los premios que acostumbran entregarse en Estados Unidos.

(Ve aquí nuestra entrevista con Leos Carax)

Béla Tarr

Después de anunciar que The Turin Horse (2011) sería su último filme, el cineasta húngaro, Béla Tarr, fue invitado a diversos festivales alrededor del mundo para presentar su obra. Mientras estuvo en Islandia, en el marco del Festival de Cine de Reykjavik, Tarr declaró que uno de los filmes que más lo había sorprendido en los últimos años era Le Havre, dirigido por Aki Kaurismäki: “El humanismo. Es profundo, triste y lleno de bromas, pero cada broma es muy dolorosa. Eso es lo que me gusta.” Un periodista de The Hollywood Reporter aprovechó para indicarle que Le Havre era la representante de Finlandia para buscar una nominación al Oscar, y Tarr respondió:

La mía también busca una nominación al Oscar [representando a Hungría], pero ¿quién se preocupa por esa estupidez? ¿sabes lo que quiero decir?. Este tipo de filmes, de calidad, no es para los premios de la Academia. Este tipo de calidad y sensibilidad es para usted y para las otras personas, para darle un uso personal. Los otros son sólo parte de un jodido negocio en marcha, que no es asunto mío. Sé que sólo hay de dos: buenas películas o mierdas. Soy capaz de ver a un buen director que tiene la sensibilidad para dirigirse a la gente, y los distingo de aquellos espantosos trabajadores que sólo hacen su maldita labor para el mundo del espectáculo y para obtener dinero. Pero eso es Hollywood ¿no?

(Ve aquí nuestra entrevista con Béla Tarr)

David Cronenberg

El realizador canadiense nunca ha sido nominado, pero esto parece no importarle, e incluso lo agradece.

Cada año trato de desconectarme. Este año [2012, después del estreno de Cosmopolis] ha sido muy fácil, porque no hemos sido nominados en ninguna de las categorías. Es un alivio. Es muy fácil quedarte atrapado si recibes alguna nominación. Los que distribuyen la película se emocionan, y le piden a los directores que hagan más, y eso se entiende, porque los premios hacen que más gente vea la película. Esto, en primera instancia, podría ser favorable. Sin embargo, todo es una mierda, todo es molesto y muy problemático, pero le da a la gente cosas que escribir, que hablar. Yo no voy a estar viendo alguna de esas entregas de premios. He hablado con varias personas, uno de ellos, Denys Arcand, director canadiense que ganó el Oscar a la Mejor Película Extranjera por The Barbarian Invasions, lo conozco muy bien. Él dijo que nunca, pero en serio, nunca lo haría de nuevo. Fue un año muy intenso y bastante aburrido, debido a que no está haciendo nada creativo en absoluto, y sólo tiene que dedicarse a la venta de su filme.

Carlos Reygadas

Reygadas ha ganado dos premios en el Festival de Cannes: el Premio del Jurado en 2007 por Luz silenciosa, y el Premio a Mejor Director en 2012 por Post Tenebras Lux. A pesar de ello, el realizador mexicano nunca se ha sentido atraído por los premios:

Los premios son reconocimiento que alguien te quiere hacer y yo los agradezco mucho, pero el Oscar no me parece tan especial, ni Hollywood tan importante. Me da lástima ver a un tipo como Scorsese, que ha hecho películas tan grandes, chupando un montón de botas para obtener el Oscar. Es triste verlo hacer esas películas tan malas como Los infiltrados, una película mediocre, para ganarse el premio de la Academia.

(Ve aquí nuestra entrevista con Carlos Reygadas)

Aki Kaurismäki

La única ocasión que una película finlandesa ha sido nominada por la Academia ocurrió en 2003 cuando The Man Without a Past de Kaurismäki compitió por el Oscar a Mejor Película en Lengua Extranjera contra El crimen del padre Amaro (del mexicano Carlos Carrera), Hero (del chino Zhang Yimou), Zus & Zo (de la holandesa Paula van der Oest) y la ganadora de ese año, la alemana, Nowhere in Africa (de Caroline Link). Días previos a la ceremonia, el realizador nórdico amenazó con boicotear los Oscar en protesta a las acciones de guerra que ejecutó George W. Bush en contra de Irak en marzo del 2003. En una carta dirigida al presidente de la Academia, Frank Pierson, Kaurismäki escribió:

No estamos viviendo los momentos más glamorosos de la historia de la humanidad. Por lo tanto no puedo participar en la gala del Oscar, mientras, al mismo tiempo, el gobierno de EE.UU. está preparando un crimen contra la humanidad con el propósito de sus intereses económicos desvergonzados.

A finales de 2002, antes del incidente, Kaurismäki canceló su presencia en el Festival de Cine de Nueva York después de enterarse que el gobierno de EE.UU. le canceló la visa al cineasta iraní Abbas Kiarostami, quien también había sido invitado al evento.

Paul Thomas Anderson

El realizador norteamericano ha sido nominado en tres ocasiones en la categoría de guión: Boogie Nights en 1998, Magnolia en 2000 y There Will Be Blood en 2008. Por esta última recibió dos nominaciones más: Mejor Director y Mejor Película. A pesar de los premios (León de Plata en Venecia 2012) y las buenas críticas a nivel mundial, su filme, The Master (reseña), sólo fue considerado en tres categorías de actuación en el 2013. PT Anderson nunca se ha manifestado en contra de los premios Oscar, sin embargo, el año pasado declaró:

Lo de los Oscar es una locura. Supongo que estará bien ganar, pero es raro, es como una carrera de caballos. En la actualidad, lo del Oscar es como una carrera de fondo, como una campaña política en la que los equipos de las películas tenemos que mandar anuncios a Variety para que nos tengan en consideración, para que nos presten atención. Es parte del juego. Por desgracia esto es algo que se está convirtiendo en un elemento necesario para ciertas películas que son peculiares.

 
COMPARTE:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


A ESCALA
Yo te saludo, Sarajevo


NOTAS
Video e imágenes: El detrás de cámaras de......


NOTAS
Greta Gerwig, Mia Wasikowska y John Turturro...


NOTAS
Videografía: Julien Temple el videográfo: de Sex...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
  • Blade Runner 2049
    Reseña: Ambiciosamente grandioso en todos los sentidos –visual, sonoro, temático, dramático–, el filme...
  • Muerte misteriosa
    Soundtrack: La banda sonora del thriller criminal 'Wind River' es obra del cantante y compositor australiano, Nick Cave, y su colaborador...
  • 57 BFI London Film Festival
    Del 9 al 20 de octubre. Londres. Crónica escrita y en video.
  • Eso
    Reseña: 'Eso' posee una cantidad respetable de travesuras carnavalescas y un pertinente entendimiento de cómo operan las experiencias...
  • The Shape of Water del...
    "Una fábula con mensaje político”.
  • Atómica
    Soundtrack: La banda sonora de 'Atomic Blonde', el thriller de espionaje protagonizado por Charlize Theron, cuenta con una notable y evocadora...
  • Koktebel
    Destaca el hecho de que el niño se convierta, por momentos, en la auténtica figura paterna.
  • Paterson
    Reseña: El cine de Jim Jarmusch es un bálsamo reparador para todos aquellos amantes del cine y de la...
  • Los 11 filmes favoritos de...
    A nadie que conozca su obra extrañarán las elecciones del maestro polaco.
 
 
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados