if ($skins_show == "0") {?>
 
El futuro de Star Wars o Disney: El imperio contraataca
Publicado el 13 - Jun - 2013
 
 
  • Nadie ha logrado lo que Lucas, ni siquiera Spielberg con todos sus blockbusters de acción y aventura, tal vez solo con E.T., pero no al grado de tal devoción y ferviente admiración.  - ENFILME.COM
  • Nadie ha logrado lo que Lucas, ni siquiera Spielberg con todos sus blockbusters de acción y aventura, tal vez solo con E.T., pero no al grado de tal devoción y ferviente admiración.  - ENFILME.COM
  • Nadie ha logrado lo que Lucas, ni siquiera Spielberg con todos sus blockbusters de acción y aventura, tal vez solo con E.T., pero no al grado de tal devoción y ferviente admiración.  - ENFILME.COM
  • Nadie ha logrado lo que Lucas, ni siquiera Spielberg con todos sus blockbusters de acción y aventura, tal vez solo con E.T., pero no al grado de tal devoción y ferviente admiración.  - ENFILME.COM
  • Nadie ha logrado lo que Lucas, ni siquiera Spielberg con todos sus blockbusters de acción y aventura, tal vez solo con E.T., pero no al grado de tal devoción y ferviente admiración.  - ENFILME.COM
 

Por Fabián Giles (@fabiangiles)

I´ve got a bad feeling about this.

Han Solo en Star Wars: A New Hope

Hace 36 años, antes del estreno del 25 de mayo de 1977, un grupo de personas recibió una invitación por parte de los estudios Fox para ver en avance Star Wars (1977), una nueva cinta del espacio que prometía ser toda una novedad en el medio del cine. Aunque el trailer parecía más bien anunciar una secuela de 2001: An Odyssey Space (Stanley Kubrick, 1969), a muchos de aquellos espectadores, que no tenían idea de lo afortunados que eran, la película en cuestión no les pareció tan trascendente, empezando por el título y siguiendo con el guión, que narra una guerra intergaláctica donde los malos llegan, se llevan a la muchacha, los persiguen los buenos y la rescatan antes de un duelo a muerte, con sables láser en lugar de pistolas, como en cualquier western. Además de estos aparentes elementos en contra, estuvo el retraso de la filmación en el desierto de Túnez y, después, en los célebres Elstree Studios de Londres, además de otros seis meses más que les llevó terminar los efectos especiales que no se concretaron en tiempo durante su postproducción. Todo esto hizo creer a la productora que la película en la que habían invertido más de once millones de dólares se iría a la contabilidad de pérdidas.

Al parecer, George Lucas, un joven director que solo había tenido unos cuantos filmes en su haber: THX1138 (1971) y American Grafitti (1973, ésta última con unos jóvenes y desconocidos Harrison FordRon Howard yRichard Dreyfuss en su reparto), era el único que tenía fe en su proyecto. Contra viento y marea o, mejor dicho, contra retrasos, falta de presupuesto y un ataque de estrés que lo mandó al hospital, logró la hazaña de llevar a la pantalla el inicio de una de las sagas más lucrativas de toda la historia del cine moderno. Y al renunciar a su sueldo como director y pedir solo el cuarenta por ciento de las ganancias en taquilla, la oportunidad de continuar con dos secuelas y tener el control sobre los derechos para el merchandisingde productos –algo que en ese entonces no era redituable–, nunca imaginó que sería el inicio de todo un imperio cinematográfico que hoy día incluye a su productora Lucas Film, a los estudios de audio Skywalker Sound, de efectos especiales Industrial Light Magic y de videojuegos LucasArts.

Aunque para los fanáticos de Star Wars la primera saga superó por mucho a las secuelas, Lucas obtuvo mayores ganancias con la primera, ya que esa jugada maestra que menciono arriba le aseguró la continuidad de su franquicia. Cuando inició la producción de la segunda parte se aventuró a romper una máxima de Hollywood que dice: No hagas películas con tu propio dinero. Con las ganancias de la primera y un préstamo del Bank of America, reunió 22 millones de dólares para The Empire Strikes Back (1980), la parte que en opinión de muchos críticos es la mejor de toda la serie. Sin embargo, puso en riesgo toda la franquicia. Debido a que él estaba financiando el filme con sus propios medios, dejó a la Twentieth Century Fox fuera de las decisiones. No tenía experiencia para administrar el presupuesto y se lo acabó antes de lo planeado, por lo que se reunió con los estudios y, en un acuerdo sin precedentes, logró que le dieran otros once millones de dólares para concluirla. Nada mal para una cinta que recaudó mas de diez millones de dólares en taquilla local el primer fin de semana, y que después de su reestreno en 1997 recaudó 22 millones en Estados Unidos y más de 540 millones a nivel mundial. Sin duda, fue también la mejor de la franquicia en cuanto a recaudación, y en cuanto a la historia, pues esa premisa de que nunca segundas partes han sido buenas se vio superada con el guión escrito por Lawrence Kasdan y con la dirección magistral de Irving Kershner; juntos rompieron el paradigma de que siempre ganaban los buenos.

Vino la tercera parte, The Return of the Jedi (1983), que en un inicio fue llamada The Revenge of the Jedi. Muchos fans de la saga expresaron su inconformidad para que Lucas no se quedara con este nombre, dado que la filosofía Jedi no inculca la venganza, solo la justicia. El director la rebautizó como la conocemos. Por cierto, los posters y parafernalia que ya se habían mandado imprimir, ahora tienen un valor mayor que el de los demás artículos publicitarios. El éxito continuó para la compañía de Lucas, que se instaló en el llamado Rancho Skywalker, el cuartel general de las futuras producciones, no solo para la saga sino para otra infinidad de películas comoIndiana JonesJurassic ParkTitanicToy StoryThe Lord of the Rings, entre muchísimas otras. Las licencias otorgadas para productos inspirados en la saga le permitieron a Lucas expandir no solo su influencia sino su poderoso imperio de la producción en Hollywood. Con el paso del tiempo, reconoció que no había estado muy satisfecho con la forma en que se filmaron las tres primeras partes, debido a la precariedad de los efectos especiales y su limitación en ese entonces, por lo que comenzó a idear la forma de traerlas nuevamente al cine con mejores efectos especiales y nuevas escenas que volvieron a poner en boga la fantástica saga de ciencia ficción. Fue así que a partir de 1997 regresaron las tres piezas remasterizadas y mejoradas al cine, y posteriormente fueron lanzadas en dvd. Todo el paquete completo con la mercadotecnia al servicio de la industria de los sueños.

No conforme con esto, decidió retomar la historia que antecede al Episodio IV, mostrando que podía ser igual o, para algunos, peor que lo que nos había mostrado con Episode I: The Phantom Menace (1999), Episode II: Attack of the Clones (2002) y Episode III: Revenge of the Sith (2005). Estas tres se erigieron como todo un fenómeno de la cultura de masas a nivel mundial. Si las nuevas generaciones no conocían el trabajo anterior, con esta nueva trilogía Lucas se encargó de que lo hicieran. Finalmente, con la serie animada Clone Wars cautivó al publico infantil y juvenil de la época reciente. Nadie ha logrado lo que Lucas, ni siquiera Spielberg con todos sus blockbusters de acción y aventura, tal vez solo con E.T., pero no al grado de tal devoción y ferviente admiración. Lucas consiguió todo un fenómeno de fanatismo equiparable al que sucede en el mundo del rock con The Beatles, donde millones de personas en el mundo acudieron a ver todas las proyecciones a los cines y compraron desde las primeras versiones en vhs hasta la saga completa en blu ray.

Todos sus seguidores pensaban que el ingenio de Lucas nos seguiría asombrando, y sí lo hizo, cuando en octubre de 2012 fue anunciada la compra por parte de los Estudios Disney de la marca por la cantidad de cuatro mil millones de dólares. En ese momento se dio a conocer que retomarían la saga con el Episode VII para el año 2015. Lucas no participará en la producción de estas secuelas, y aunque en una entrevista mencionó que la creación de su universo es muy grande y tiene tratamientos de guiones para los episodios VII, VIII y IX, ya los encargados de esta tarea han dicho que la historia será completamente diferente, afirmación que muchos dudan, pues se han publicado cómics con la historia del llamado Universo Expandido de la serie, donde los Rebeldes piensan que el Imperio ha terminado. La familia Skywalker vive tranquilamente y los hijos de Han Solo y Leia comienzan su vida mientras son entrenados por su tío Luke en el arte de ser Jedi, mientras de las cenizas el malvado emperador Palpatine busca regresar para terminar lo que dejó inconcluso. Los actores de la saga original, Harrison Ford, Carrie Fisher Mark Hamill, después de una serie de negociaciones que parecían no concretarse, están ya contemplados, han dado el sí después de haber llegado a un acuerdo.

Pero lo que más controversia ha causado es la elección del director. Pensaron en Peter Jackson o Guillermo del Toro, y finalmente se decidieron por J.J. Abrams, creador de diversas series de tv, Fringe entre ellas, y de los filmes Cloverfield (2008) y Super 8 (2011). Pero se le escogió principalmente porque en 2009 trajo de vuelta al cine la serie de Star Trek y ahora ha continuado con la franquicia con Star Trek Into Darkness (2013). Esta elección, para muchos seguidores de “La Fuerza”, no ha sido nada agradable, ya que aunque dicha serie fue la que, de alguna manera, inició este género de ciencia ficción popular, inmediatamente fue superada porStar Wars. La decisión ha creado una especie de antipatía entre los seguidores de ambas. En cuanto a la música, se suponía que tampoco John Williams colaboraría con el soundtrack de la nueva trilogía debido a lo difícil que le podría resultar por su edad (tiene 81 años), pero recientes declaraciones del músico hablan de la posibilidad de que sí regrese para musicalizar la nueva saga. Esperemos que así sea.

En fin. No sabemos qué le depare el futuro a esta serie cinematográfica que ha marcado a muchas generaciones. Menos ahora con las decisiones del emporio y nuevo dueño, pues a muchos no les gustó que la serie Clone Wars terminara. Pero, para beneplácito de todos, se ha anunciado una nueva serie animada para tv llamada Star Wars Rebels, que saldrá a finales de 2014 con la historia que sucede en los veinte años de guerra entre el Imperio Galáctico y los Rebeldes entre el Episodio III y el Episodio IV. Así es que no debe extrañarles que para seguir exprimiendo la franquicia, para el 2025, Disney anuncie el Episodio XII con Brad PittRenée Zellweger y Christina Aguilera personificando a los nietos de Luke y Leia Skywalker en busca de un planeta donde vivir sin más guerras entre Jedis y Siths, Rebeldes y el Imperio, esperando que La Fuerza los acompañe así como los millones y millones de dólares que seguirán embolsándose con la enorme cantidad de souvenirs, juguetes, atracciones en parques temáticos, ropa, disfraces e infinidad de cosas que se les ocurran para superar esa millonaria cantidad con la que Lucas ya tiene asegurado el futuro de sus generaciones, aunque no sabemos si eso será en una galaxia muy, muy lejana...

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
ZOOM IN
Un balón rodando; una cámara filmando
SIGUIENTE
ZOOM IN
De la pandemia o cómo la raza humana recibe su...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Nueve minutos de Kite, adaptación del...


NOTAS
Las 22 mejores películas para sentirse...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
 
 
 
enfilme © 2017 todos los derechos reservados