Película: Angelo - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
FICHA TÉCNICA
Angelo
Angelo
 
Austria/Luxemburgo
2018
 
Director:
Markus Schleinzer
 
Con:
Alba Rohrwacher, Ryan Nzogang, Makita Samba, Jean-Baptiste Tiémélé
 
Guión:
Alexander Brom, Markus Schleinzer
 
Fotografía:
Gerald Kerkletz
 
Edición:
Pia Dumont
 
Duración:
111 min.
 

 
Angelo
Publicado el 23 - May - 2019
 
 
  • Un enorme barco desemboca en una pálida playa europea; del interior de la nave desciende una carga compuesta por niños provenientes directamente de África. Los pequeños son organizados en fila frente a los escrutadores ojos de una condesa de alto rango (Alba Rohrwacher), blanca como el marfil y, sin embargo, decidida a recibir a uno de los niños en su hogar. Así es como comienza la parábola de Angelo, interpretado en el transcurso de la película por cinco actores de diferentes edades (Samuel Koffi D'Auila, Kenny Nzogang, Ryan Nzogang, Makita Samba y Jean-Baptiste Tiémélé), esclavo y ayudante, pero también educado en el estudio de las ciencias y las artes, invitado en las cortes más prestigiosas, enamorado de una mujer en contraste con su propia piel, miembro de la masonería vienesa y finalmente, un epílogo que narra un atroz y cruel evento, así como el más fiel históricamente; a saber, el hecho de que, tras su muerte, Angelo fue desollado y disecado para luego exhibirlo en un gabinete de historia natural.  - ENFILME.COM
  • Un enorme barco desemboca en una pálida playa europea; del interior de la nave desciende una carga compuesta por niños provenientes directamente de África. Los pequeños son organizados en fila frente a los escrutadores ojos de una condesa de alto rango (Alba Rohrwacher), blanca como el marfil y, sin embargo, decidida a recibir a uno de los niños en su hogar. Así es como comienza la parábola de Angelo, interpretado en el transcurso de la película por cinco actores de diferentes edades (Samuel Koffi D'Auila, Kenny Nzogang, Ryan Nzogang, Makita Samba y Jean-Baptiste Tiémélé), esclavo y ayudante, pero también educado en el estudio de las ciencias y las artes, invitado en las cortes más prestigiosas, enamorado de una mujer en contraste con su propia piel, miembro de la masonería vienesa y finalmente, un epílogo que narra un atroz y cruel evento, así como el más fiel históricamente; a saber, el hecho de que, tras su muerte, Angelo fue desollado y disecado para luego exhibirlo en un gabinete de historia natural.  - ENFILME.COM
  • Un enorme barco desemboca en una pálida playa europea; del interior de la nave desciende una carga compuesta por niños provenientes directamente de África. Los pequeños son organizados en fila frente a los escrutadores ojos de una condesa de alto rango (Alba Rohrwacher), blanca como el marfil y, sin embargo, decidida a recibir a uno de los niños en su hogar. Así es como comienza la parábola de Angelo, interpretado en el transcurso de la película por cinco actores de diferentes edades (Samuel Koffi D'Auila, Kenny Nzogang, Ryan Nzogang, Makita Samba y Jean-Baptiste Tiémélé), esclavo y ayudante, pero también educado en el estudio de las ciencias y las artes, invitado en las cortes más prestigiosas, enamorado de una mujer en contraste con su propia piel, miembro de la masonería vienesa y finalmente, un epílogo que narra un atroz y cruel evento, así como el más fiel históricamente; a saber, el hecho de que, tras su muerte, Angelo fue desollado y disecado para luego exhibirlo en un gabinete de historia natural.  - ENFILME.COM
  • Un enorme barco desemboca en una pálida playa europea; del interior de la nave desciende una carga compuesta por niños provenientes directamente de África. Los pequeños son organizados en fila frente a los escrutadores ojos de una condesa de alto rango (Alba Rohrwacher), blanca como el marfil y, sin embargo, decidida a recibir a uno de los niños en su hogar. Así es como comienza la parábola de Angelo, interpretado en el transcurso de la película por cinco actores de diferentes edades (Samuel Koffi D'Auila, Kenny Nzogang, Ryan Nzogang, Makita Samba y Jean-Baptiste Tiémélé), esclavo y ayudante, pero también educado en el estudio de las ciencias y las artes, invitado en las cortes más prestigiosas, enamorado de una mujer en contraste con su propia piel, miembro de la masonería vienesa y finalmente, un epílogo que narra un atroz y cruel evento, así como el más fiel históricamente; a saber, el hecho de que, tras su muerte, Angelo fue desollado y disecado para luego exhibirlo en un gabinete de historia natural.  - ENFILME.COM
  • Un enorme barco desemboca en una pálida playa europea; del interior de la nave desciende una carga compuesta por niños provenientes directamente de África. Los pequeños son organizados en fila frente a los escrutadores ojos de una condesa de alto rango (Alba Rohrwacher), blanca como el marfil y, sin embargo, decidida a recibir a uno de los niños en su hogar. Así es como comienza la parábola de Angelo, interpretado en el transcurso de la película por cinco actores de diferentes edades (Samuel Koffi D'Auila, Kenny Nzogang, Ryan Nzogang, Makita Samba y Jean-Baptiste Tiémélé), esclavo y ayudante, pero también educado en el estudio de las ciencias y las artes, invitado en las cortes más prestigiosas, enamorado de una mujer en contraste con su propia piel, miembro de la masonería vienesa y finalmente, un epílogo que narra un atroz y cruel evento, así como el más fiel históricamente; a saber, el hecho de que, tras su muerte, Angelo fue desollado y disecado para luego exhibirlo en un gabinete de historia natural.  - ENFILME.COM
 
 
 
por Luis Fernando Galván

Un enorme barco desemboca en una pálida playa europea; del interior de la nave desciende una carga conformada por niños provenientes directamente de África. Los pequeños son organizados en fila frente a los escrutadores ojos de una condesa de alto rango (Alba Rohrwacher), blanca como el marfil y, sin embargo, decidida a recibir a uno de los niños en su hogar. Así es como comienza la parábola de Angelo, interpretado en el transcurso de la película por cinco actores de diferentes edades (Samuel Koffi D'Auila, Kenny Nzogang, Ryan Nzogang, Makita Samba y Jean-Baptiste Tiémélé), esclavo y ayudante, pero también educado en el estudio de las ciencias y las artes, invitado en las cortes más prestigiosas, enamorado de una mujer en contraste con su propia piel, miembro de la masonería vienesa y, finalmente, un epílogo que narra un atroz y cruel evento, así como el más fiel históricamente; a saber, el hecho de que, tras su muerte, Angelo fue desollado y disecado para luego exhibirlo en un gabinete de historia natural.

Inspirado en una historia real, el guion -coescrito por el director Markus Schleinzer y Alexander Brom- sigue las fases de crecimiento de un africano nativo en territorio europeo para proponer un análisis antropológico del siglo XVIII y reflexionar en torno a los valores humanos, históricos y sociales, a partir de, por ejemplo, cómo una condesa se desafía a si misma para derrocar los prejuicios que ella misma no podía dejar atrás. Más allá de elaborar una detallada biopic, el cineasta austriaco opta por abstraer la fascinante vida del africano Angelo Soliman en tres capítulos -infancia, edad adulta y vejez-, eliminando toda la complejidad, pero depositando los elementos necesarios para respaldar una tesis y resaltar qué tan profundo es el racismo en el continente europeo, cómo se arraiga el prejuicio y cómo el comportamiento de aquellos que se creen “progresistas” puede llegar a ser mucho más hostil y salvaje. Si bien es cierto que el protagonista se muestra parco y callado, e incluso podría ser visto como un hombre sin profundidad psicológica, el director decide no revelar los pensamientos internos del personaje porque Angelo sugiere ser la imagen de aquellos seres traumatizados que desde pequeños fueron raptados y trasladados a otro lugar; al ser alejados de sí mismos, y sometidos de manera implacable, lo único que reina en ellos es la distancia y el silencio. Schleinzer confecciona un filme riguroso y escalofriante en el que la aparente frialdad y distancia de la cámara retiene toda emoción. No obstante, ésta toma distintas formas: momentos desbordantes de la obligada represión, por ejemplo, cuando el pequeño Angelo abraza con ternura a la condesa, considerándola indebidamente una madre, o cuando de adulto intenta en vano decirle a la mujer que ama que él es solo lo que los demás querían que fuera. No hay escasez de momentos intensos y trágicos, no hay escasez de escenas atrevidas y poderosas, principalmente en el último tramo del relato: un ataúd que podría asociarse a la tumba de una civilización que, en el apogeo de la Ilustración, no hizo más que desembocar en un colonialismo más inhumano.

Fecha de estreno en México: 24 de mayo, 2019.

Consulta horarios en: Cineteca Nacional

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
CARTELERA
Desastre en París
SIGUIENTE
CARTELERA
El artista anónimo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


CARTELERA
Decisión final


NOTAS
Video: ‘The Good Dinosaur', de Pixar,...


NOTAS
Jean-Jacques Annaud habla sobre la...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
1 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • 499
    Se hace humano al andar
  • Blanco de verano
    Te pasas, mamá
  • Noche de fuego
    La desesperanza y el desamparo en el México actual en el filme de Tatiana Huezo.
  • El irlandés
    Un auténtico testamento del arte de hacer cine como arte.
  • Sundown
    Michel Franco lanza otro incisivo ataque a la burguesía, desde Acapulco.
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • El 65 BFI London Film...
    Los mejores filmes de los mejores festivales reunidos en Londres.
  • Secuelas del 9/11 (fuera de...
    En el TOP 10 más triste jamás hecho por nosotros, exploramos como la vida cambió, para mal, alrededor del mundo.
  • Septiembre 11
    El realizador británico, abre heridas y revisa con su segmento del documental 11'09''01 - September 11 (2002), un fragmento de la historia,...
  • Nuevo orden
    Michel Franco siembra el terror en Ciudad de México.
 
 
enfilme © 2021 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad