Película: Cara de ángel - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
FICHA TÉCNICA
Gueule d'ange
Cara de ángel
 
Francia
2018
 
Director:
Vanessa Filho
 
Con:
Marion Cotillard, Ayline Aksoy-Etaix, Alban Lenoir, Amélie Daure
 
Guión:
Vanessa Filho
 
Fotografía:
Guillaume Schiffman
 
Edición:
Sophie Reine
 
Música
Olivier Coursier, Audrey Ismael
 
Duración:
108 min.
 

 
Cara de ángel
Publicado el 08 - Nov - 2018
 
 
  • Marlene (Marion Cottilard) es una mujer imprudente. Actúa de manera egoísta en todos los aspectos de su vida: engañando a su marido en la noche de bodas y prefiriendo emborracharse constantemente en lugar de pasar tiempo de calidad con su hija Elli (Ayline Aksoy-Etaix). La ideología profundamente arraigada de la madre de que la belleza física es la cualidad más valiosa en una mujer, y su obsesión por las apariencias físicas, se presenta de inmediato como uno de los elementos más tóxicos en la manera de criar a su hija. La convivencia de Marlene con Elli se reduce a utilizarla como una muñeca humana y maquillarla. La niña comienza a imitar el comportamiento de su madre y toma sorbos de alcohol, un hábito que luego se convierte en una dependencia en toda regla. La confusión interna y la ira de Elli estallan justo después de que Marlene la abandona inexplicablemente. La esperanza se presenta en la forma de un hombre adulto, Julio (Alban Lenoir), que tímidamente se hace amigo de Elli, pero incluso él no es capaz de actuar con la suficiente eficacia para salvarla.  - ENFILME.COM
  • Marlene (Marion Cottilard) es una mujer imprudente. Actúa de manera egoísta en todos los aspectos de su vida: engañando a su marido en la noche de bodas y prefiriendo emborracharse constantemente en lugar de pasar tiempo de calidad con su hija Elli (Ayline Aksoy-Etaix). La ideología profundamente arraigada de la madre de que la belleza física es la cualidad más valiosa en una mujer, y su obsesión por las apariencias físicas, se presenta de inmediato como uno de los elementos más tóxicos en la manera de criar a su hija. La convivencia de Marlene con Elli se reduce a utilizarla como una muñeca humana y maquillarla. La niña comienza a imitar el comportamiento de su madre y toma sorbos de alcohol, un hábito que luego se convierte en una dependencia en toda regla. La confusión interna y la ira de Elli estallan justo después de que Marlene la abandona inexplicablemente. La esperanza se presenta en la forma de un hombre adulto, Julio (Alban Lenoir), que tímidamente se hace amigo de Elli, pero incluso él no es capaz de actuar con la suficiente eficacia para salvarla.  - ENFILME.COM
  • Marlene (Marion Cottilard) es una mujer imprudente. Actúa de manera egoísta en todos los aspectos de su vida: engañando a su marido en la noche de bodas y prefiriendo emborracharse constantemente en lugar de pasar tiempo de calidad con su hija Elli (Ayline Aksoy-Etaix). La ideología profundamente arraigada de la madre de que la belleza física es la cualidad más valiosa en una mujer, y su obsesión por las apariencias físicas, se presenta de inmediato como uno de los elementos más tóxicos en la manera de criar a su hija. La convivencia de Marlene con Elli se reduce a utilizarla como una muñeca humana y maquillarla. La niña comienza a imitar el comportamiento de su madre y toma sorbos de alcohol, un hábito que luego se convierte en una dependencia en toda regla. La confusión interna y la ira de Elli estallan justo después de que Marlene la abandona inexplicablemente. La esperanza se presenta en la forma de un hombre adulto, Julio (Alban Lenoir), que tímidamente se hace amigo de Elli, pero incluso él no es capaz de actuar con la suficiente eficacia para salvarla.  - ENFILME.COM
  • Marlene (Marion Cottilard) es una mujer imprudente. Actúa de manera egoísta en todos los aspectos de su vida: engañando a su marido en la noche de bodas y prefiriendo emborracharse constantemente en lugar de pasar tiempo de calidad con su hija Elli (Ayline Aksoy-Etaix). La ideología profundamente arraigada de la madre de que la belleza física es la cualidad más valiosa en una mujer, y su obsesión por las apariencias físicas, se presenta de inmediato como uno de los elementos más tóxicos en la manera de criar a su hija. La convivencia de Marlene con Elli se reduce a utilizarla como una muñeca humana y maquillarla. La niña comienza a imitar el comportamiento de su madre y toma sorbos de alcohol, un hábito que luego se convierte en una dependencia en toda regla. La confusión interna y la ira de Elli estallan justo después de que Marlene la abandona inexplicablemente. La esperanza se presenta en la forma de un hombre adulto, Julio (Alban Lenoir), que tímidamente se hace amigo de Elli, pero incluso él no es capaz de actuar con la suficiente eficacia para salvarla.  - ENFILME.COM
  • Marlene (Marion Cottilard) es una mujer imprudente. Actúa de manera egoísta en todos los aspectos de su vida: engañando a su marido en la noche de bodas y prefiriendo emborracharse constantemente en lugar de pasar tiempo de calidad con su hija Elli (Ayline Aksoy-Etaix). La ideología profundamente arraigada de la madre de que la belleza física es la cualidad más valiosa en una mujer, y su obsesión por las apariencias físicas, se presenta de inmediato como uno de los elementos más tóxicos en la manera de criar a su hija. La convivencia de Marlene con Elli se reduce a utilizarla como una muñeca humana y maquillarla. La niña comienza a imitar el comportamiento de su madre y toma sorbos de alcohol, un hábito que luego se convierte en una dependencia en toda regla. La confusión interna y la ira de Elli estallan justo después de que Marlene la abandona inexplicablemente. La esperanza se presenta en la forma de un hombre adulto, Julio (Alban Lenoir), que tímidamente se hace amigo de Elli, pero incluso él no es capaz de actuar con la suficiente eficacia para salvarla.  - ENFILME.COM
 
 
 
por Luis Fernando Galván

Marlene (Marion Cottilard) es una mujer imprudente. Actúa de manera egoísta en todos los aspectos de su vida: engañando a su marido en la noche de bodas y prefiriendo emborracharse constantemente en lugar de pasar tiempo de calidad con su hija Elli (Ayline Aksoy-Etaix). La ideología profundamente arraigada de la madre de que la belleza física es la cualidad más valiosa en una mujer, y su obsesión por las apariencias físicas, se presenta de inmediato como uno de los elementos más tóxicos en la manera de criar a su hija. La convivencia de Marlene con Elli se reduce a utilizarla como una muñeca humana y maquillarla. La niña comienza a imitar el comportamiento de su madre y toma sorbos de alcohol, un hábito que luego se convierte en una dependencia en toda regla. La confusión interna y la ira de Elli estallan justo después de que Marlene la abandona inexplicablemente. La esperanza se presenta en la forma de un hombre adulto, Julio (Alban Lenoir), que tímidamente se hace amigo de Elli, pero incluso él no es capaz de actuar con la suficiente eficacia para salvarla.

La Riviera francesa, un pequeño apartamento desordenado en una calle ruidosa como las vías y los callejones que los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne (El niño, 2005) filman, y una familia disfuncional compuesta por una madre irresponsable y una hija inteligente; una fórmula destinada a arder rápidamente para generar incendios en lugar de iluminar almas. Cara de ángel (Gueule d'ange, 2018), la ópera prima de la videoartista y fotógrafa francesa, Vanessa Filho, habla sobre la infancia robada, una madre que no puede cumplir su función y una figura paterna ausente, así como de una sociedad en la que hay poca compasión hacia los marginados, los ocultos, los frágiles y los débiles. De manera perturbadora, la directora expone la extraña sexualización de Elli, un personaje de ocho años. Cuando llega a la escuela con una capa ligera de lápiz labial rosa, sus compañeros la llaman “prostituta” y le preguntan si alguna vez ha tenido relaciones sexuales antes. Esto parece un comportamiento muy agresivo para un poco de brillo en los labios. La compasión parece faltar en la mirada de la directora, quien se aproxima a Marlene, si no con desprecio, con cierto desapego, incluso si la cámara del cinefotógrafo Guillaume Schiffman (The Artist, 2011) se coloca a corta distancia en la parte posterior de su suave cuello, en los grandes y expresivos ojos azules o demorándose en su cabello rubio antes. La proximidad física al personaje no es, al menos, sinónimo de amor o piedad. Es simplemente un instrumento, el resultado de un estilo refinado que, más que analizar, parece acariciar a una mujer que corre salvajemente hacia la autodestrucción. Marion Cotillard es definitivamente el alma de Cara de ángel, y cuando abandona la escena para dejar espacio a Elli, también deja la historia huérfana, ya que la pequeña actriz exagera el volumen de su voz y sus reacciones de enojo son inverosímiles. Después de todo, es en el territorio del realismo que Filho pretende moverse, así que ¿por qué empujar a Ayline Aksoy-Etaix a la exageración? En cambio, es en la descripción de las consecuencias desastrosas de la mala educación de Elli que la película logra sus mejores momentos, incluso si el personaje de Julio es una oportunidad desperdiciada, porque esa mirada triste y ese corazón atrofiado merecían más espacio en este relato.

Fecha de estreno en México: 9 de noviembre, 2018.

Consulta horarios en: Cinépolis, Cinemex

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
CARTELERA
El primer hombre en la Luna
SIGUIENTE
CARTELERA
La chica en la telaraña
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


EN PANTALLA
Boyhood: Momentos de una vida


NOTAS
El ciudadano Kramer: Éxito de taquilla...


CARTELERA
Un amor loco
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
0 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad