Película: El hombre que mató a Don Quijote - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
FICHA TÉCNICA
The Man Who Killed Don Quixote
El hombre que mató a Don Quijote
 
Reino Unido/España/Francia/Bélgica/Portugal
2018
 
Director:
Terry Gilliam
 
Con:
Adam Driver, Jonathan Pryce, Stellan Skarsgård, Olga Kurylenko, Joana Ribeiro, Óscar Jaenada
 
Guión:
Terry Gilliam, Tony Grisoni
 
Fotografía:
Nicola Pecorini
 
Edición:
Teresa Font, Lesley Walker
 
Música
Roque Baños
 
Duración:
132 min.
 

 
El hombre que mató a Don Quijote
Publicado el 13 - Dic - 2018
 
 
  • En un paisaje español, desolado y quemado por el sol, aparece un hombre vestido como un caballero de finales del siglo XVI que se lanza contra un molino de viento con intención belicosa. Es claramente una cita del pasaje más famoso de Don Quijote de la Mancha, la magnánima novela Miguel de Cervantes Saavedra, en la que el héroe cree estar en combate contra un gigante. Inmediatamente, la ficción sale a la superficie, la filmación se detiene cuando el actor sabe que sigue sin hacer una buena interpretación. El motor que movía las enormes tablas del molino se rompe. En este punto está claro, no es la proyección mental de un viejo terrateniente, un poco alienado, quien ha leído demasiados romances caballerescos, sino que se trata del comienzo de las increíbles aventuras de Toby (Adam Driver), un director de publicidad que ha llegado a las tierras españolas del desierto para dirigir un anuncio, evidenciando su fastidio por las condiciones climáticas y las dificultades del rodaje. Él es deliberadamente molesto; es una especie de artista frustado, aburrido y mujeriego que desde hace mucho tiempo abandonó las ambiciones creativas iniciales para ser engullido por la adulación del mundo del entretenimiento y las tentaciones de la carne, en primer lugar, constituidas por la bella esposa de su jefe, Jacqui (Olga Kurylenko). Pero cuando se encuentra con una copia de una de sus viejas películas vendidas por un gitano en un restaurante, la nostalgia por lo que era lo invade: un estudiante de cine lleno de esperanzas e ideales, que en una aldea cercana filmó su primera película sobre Don Quijote. De esta manera, Toby decide regresar a los orígenes y al pueblo pintoresco de La Mancha, pero ahí se reencontrará con muchos seres desdichados, melancólicos y locos, incluyendo al viejo actor que interpretó a Don Quijote (Jonathan Pryce).  - ENFILME.COM
  • En un paisaje español, desolado y quemado por el sol, aparece un hombre vestido como un caballero de finales del siglo XVI que se lanza contra un molino de viento con intención belicosa. Es claramente una cita del pasaje más famoso de Don Quijote de la Mancha, la magnánima novela Miguel de Cervantes Saavedra, en la que el héroe cree estar en combate contra un gigante. Inmediatamente, la ficción sale a la superficie, la filmación se detiene cuando el actor sabe que sigue sin hacer una buena interpretación. El motor que movía las enormes tablas del molino se rompe. En este punto está claro, no es la proyección mental de un viejo terrateniente, un poco alienado, quien ha leído demasiados romances caballerescos, sino que se trata del comienzo de las increíbles aventuras de Toby (Adam Driver), un director de publicidad que ha llegado a las tierras españolas del desierto para dirigir un anuncio, evidenciando su fastidio por las condiciones climáticas y las dificultades del rodaje. Él es deliberadamente molesto; es una especie de artista frustado, aburrido y mujeriego que desde hace mucho tiempo abandonó las ambiciones creativas iniciales para ser engullido por la adulación del mundo del entretenimiento y las tentaciones de la carne, en primer lugar, constituidas por la bella esposa de su jefe, Jacqui (Olga Kurylenko). Pero cuando se encuentra con una copia de una de sus viejas películas vendidas por un gitano en un restaurante, la nostalgia por lo que era lo invade: un estudiante de cine lleno de esperanzas e ideales, que en una aldea cercana filmó su primera película sobre Don Quijote. De esta manera, Toby decide regresar a los orígenes y al pueblo pintoresco de La Mancha, pero ahí se reencontrará con muchos seres desdichados, melancólicos y locos, incluyendo al viejo actor que interpretó a Don Quijote (Jonathan Pryce).  - ENFILME.COM
  • En un paisaje español, desolado y quemado por el sol, aparece un hombre vestido como un caballero de finales del siglo XVI que se lanza contra un molino de viento con intención belicosa. Es claramente una cita del pasaje más famoso de Don Quijote de la Mancha, la magnánima novela Miguel de Cervantes Saavedra, en la que el héroe cree estar en combate contra un gigante. Inmediatamente, la ficción sale a la superficie, la filmación se detiene cuando el actor sabe que sigue sin hacer una buena interpretación. El motor que movía las enormes tablas del molino se rompe. En este punto está claro, no es la proyección mental de un viejo terrateniente, un poco alienado, quien ha leído demasiados romances caballerescos, sino que se trata del comienzo de las increíbles aventuras de Toby (Adam Driver), un director de publicidad que ha llegado a las tierras españolas del desierto para dirigir un anuncio, evidenciando su fastidio por las condiciones climáticas y las dificultades del rodaje. Él es deliberadamente molesto; es una especie de artista frustado, aburrido y mujeriego que desde hace mucho tiempo abandonó las ambiciones creativas iniciales para ser engullido por la adulación del mundo del entretenimiento y las tentaciones de la carne, en primer lugar, constituidas por la bella esposa de su jefe, Jacqui (Olga Kurylenko). Pero cuando se encuentra con una copia de una de sus viejas películas vendidas por un gitano en un restaurante, la nostalgia por lo que era lo invade: un estudiante de cine lleno de esperanzas e ideales, que en una aldea cercana filmó su primera película sobre Don Quijote. De esta manera, Toby decide regresar a los orígenes y al pueblo pintoresco de La Mancha, pero ahí se reencontrará con muchos seres desdichados, melancólicos y locos, incluyendo al viejo actor que interpretó a Don Quijote (Jonathan Pryce).  - ENFILME.COM
  • En un paisaje español, desolado y quemado por el sol, aparece un hombre vestido como un caballero de finales del siglo XVI que se lanza contra un molino de viento con intención belicosa. Es claramente una cita del pasaje más famoso de Don Quijote de la Mancha, la magnánima novela Miguel de Cervantes Saavedra, en la que el héroe cree estar en combate contra un gigante. Inmediatamente, la ficción sale a la superficie, la filmación se detiene cuando el actor sabe que sigue sin hacer una buena interpretación. El motor que movía las enormes tablas del molino se rompe. En este punto está claro, no es la proyección mental de un viejo terrateniente, un poco alienado, quien ha leído demasiados romances caballerescos, sino que se trata del comienzo de las increíbles aventuras de Toby (Adam Driver), un director de publicidad que ha llegado a las tierras españolas del desierto para dirigir un anuncio, evidenciando su fastidio por las condiciones climáticas y las dificultades del rodaje. Él es deliberadamente molesto; es una especie de artista frustado, aburrido y mujeriego que desde hace mucho tiempo abandonó las ambiciones creativas iniciales para ser engullido por la adulación del mundo del entretenimiento y las tentaciones de la carne, en primer lugar, constituidas por la bella esposa de su jefe, Jacqui (Olga Kurylenko). Pero cuando se encuentra con una copia de una de sus viejas películas vendidas por un gitano en un restaurante, la nostalgia por lo que era lo invade: un estudiante de cine lleno de esperanzas e ideales, que en una aldea cercana filmó su primera película sobre Don Quijote. De esta manera, Toby decide regresar a los orígenes y al pueblo pintoresco de La Mancha, pero ahí se reencontrará con muchos seres desdichados, melancólicos y locos, incluyendo al viejo actor que interpretó a Don Quijote (Jonathan Pryce).  - ENFILME.COM
  • En un paisaje español, desolado y quemado por el sol, aparece un hombre vestido como un caballero de finales del siglo XVI que se lanza contra un molino de viento con intención belicosa. Es claramente una cita del pasaje más famoso de Don Quijote de la Mancha, la magnánima novela Miguel de Cervantes Saavedra, en la que el héroe cree estar en combate contra un gigante. Inmediatamente, la ficción sale a la superficie, la filmación se detiene cuando el actor sabe que sigue sin hacer una buena interpretación. El motor que movía las enormes tablas del molino se rompe. En este punto está claro, no es la proyección mental de un viejo terrateniente, un poco alienado, quien ha leído demasiados romances caballerescos, sino que se trata del comienzo de las increíbles aventuras de Toby (Adam Driver), un director de publicidad que ha llegado a las tierras españolas del desierto para dirigir un anuncio, evidenciando su fastidio por las condiciones climáticas y las dificultades del rodaje. Él es deliberadamente molesto; es una especie de artista frustado, aburrido y mujeriego que desde hace mucho tiempo abandonó las ambiciones creativas iniciales para ser engullido por la adulación del mundo del entretenimiento y las tentaciones de la carne, en primer lugar, constituidas por la bella esposa de su jefe, Jacqui (Olga Kurylenko). Pero cuando se encuentra con una copia de una de sus viejas películas vendidas por un gitano en un restaurante, la nostalgia por lo que era lo invade: un estudiante de cine lleno de esperanzas e ideales, que en una aldea cercana filmó su primera película sobre Don Quijote. De esta manera, Toby decide regresar a los orígenes y al pueblo pintoresco de La Mancha, pero ahí se reencontrará con muchos seres desdichados, melancólicos y locos, incluyendo al viejo actor que interpretó a Don Quijote (Jonathan Pryce).  - ENFILME.COM
  • En un paisaje español, desolado y quemado por el sol, aparece un hombre vestido como un caballero de finales del siglo XVI que se lanza contra un molino de viento con intención belicosa. Es claramente una cita del pasaje más famoso de Don Quijote de la Mancha, la magnánima novela Miguel de Cervantes Saavedra, en la que el héroe cree estar en combate contra un gigante. Inmediatamente, la ficción sale a la superficie, la filmación se detiene cuando el actor sabe que sigue sin hacer una buena interpretación. El motor que movía las enormes tablas del molino se rompe. En este punto está claro, no es la proyección mental de un viejo terrateniente, un poco alienado, quien ha leído demasiados romances caballerescos, sino que se trata del comienzo de las increíbles aventuras de Toby (Adam Driver), un director de publicidad que ha llegado a las tierras españolas del desierto para dirigir un anuncio, evidenciando su fastidio por las condiciones climáticas y las dificultades del rodaje. Él es deliberadamente molesto; es una especie de artista frustado, aburrido y mujeriego que desde hace mucho tiempo abandonó las ambiciones creativas iniciales para ser engullido por la adulación del mundo del entretenimiento y las tentaciones de la carne, en primer lugar, constituidas por la bella esposa de su jefe, Jacqui (Olga Kurylenko). Pero cuando se encuentra con una copia de una de sus viejas películas vendidas por un gitano en un restaurante, la nostalgia por lo que era lo invade: un estudiante de cine lleno de esperanzas e ideales, que en una aldea cercana filmó su primera película sobre Don Quijote. De esta manera, Toby decide regresar a los orígenes y al pueblo pintoresco de La Mancha, pero ahí se reencontrará con muchos seres desdichados, melancólicos y locos, incluyendo al viejo actor que interpretó a Don Quijote (Jonathan Pryce).  - ENFILME.COM
 
 
 
por Luis Fernando Galván

En un paisaje español, desolado y quemado por el sol, aparece un hombre vestido como un caballero de finales del siglo XVI que se lanza contra un molino de viento con intención belicosa. Es claramente una cita del pasaje más famoso de Don Quijote de la Mancha, la magnánima novela Miguel de Cervantes Saavedra, en la que el héroe cree estar en combate contra un gigante. Inmediatamente, la ficción sale a la superficie, la filmación se detiene cuando el actor sabe que sigue sin hacer una buena interpretación. El motor que movía las enormes tablas del molino se rompe. En este punto está claro, no es la proyección mental de un viejo terrateniente, un poco alienado, quien ha leído demasiados romances caballerescos, sino que se trata del comienzo de las increíbles aventuras de Toby (Adam Driver), un director de publicidad que ha llegado a las tierras españolas del desierto para dirigir un anuncio, evidenciando su fastidio por las condiciones climáticas y las dificultades del rodaje. Él es deliberadamente molesto; es una especie de artista frustado, aburrido y mujeriego que desde hace mucho tiempo abandonó las ambiciones creativas iniciales para ser engullido por la adulación del mundo del entretenimiento y las tentaciones de la carne, en primer lugar, constituidas por la bella esposa de su jefe, Jacqui (Olga Kurylenko). Pero cuando se encuentra con una copia de una de sus viejas películas vendidas por un gitano en un restaurante, la nostalgia por lo que era lo invade: un estudiante de cine lleno de esperanzas e ideales, que en una aldea cercana filmó su primera película sobre Don Quijote. De esta manera, Toby decide regresar a los orígenes y al pueblo pintoresco de La Mancha, pero ahí se reencontrará con muchos seres desdichados, melancólicos y locos, incluyendo al viejo actor que interpretó a Don Quijote (Jonathan Pryce).

Terry Gilliam intentó hacer una película basada en la obra de Miguel de Cervantes durante casi treinta años. Entre fracasos y nuevos intentos, el proyecto se convirtió en una producción tan maldita -todas estas peripecias se narran en el documental Lost in La Mancha (2002)- que muchas veces se pensó, incluido el propio director- que jamás podría materializarse. ¿Valió la pena tanta espera? Además de ser un proyecto de vida en sí mismo y una versión moderna del clásico de la literatura caballeresca española, El hombre que mató a Don Quijote (The Man Who Killed Don Quixote, 2018) es una lectura visionaria y al mismo tiempo cínica de la realidad; contiene todas las cualidades del mejor Terry Gilliam, además de un toque de melancolía y metaficción. El filme no constituye una reconstrucción fiel de la fuente original, sino una obra sobre sus raíces, visual y diegética, transpuesta magistralmente a una contemporaneidad afectada por el mismo cinismo que distinguió a los contemporáneos del delirante Don Alonso, quien se burló de sí mismo, del pobre viejo e "ingenioso hidalgo", por sus desvaríos utópicos. Todos los aspectos de la realidad planteada en la ficción parecen ocultar un lado oscuro, una verdad oculta. Los lugares, los objetos, incluso los hombres en El hombre que mató a Don Quijote son figuraciones ambiguas, casi metafísicas que, sí, parecen miméticas en la superficie, pero subtienden un alma arcana e inquietante. Es un juego de espejos, de reflexiones escalonadas y desviadas, que no solo hace que Don Quijote vea lo que no existe y que Toby se confunda varias veces, sino que también el espectador cree que algunas apariciones surrealistas son un espejismo. De hecho, elementos paradójicos como el caballero cubierto con espejos que invita al anciano paladín detrás de la máscara a una batalla singular ocultan una cara mucho más concreta. También es Terry Gilliam quien juega, con sabiduría y continuamente, con nuestras expectativas, confundiéndonos de manera cada vez más inventiva.

Fecha de estreno en México: 14 de diciembre, 2018.

Consulta horarios en: Cinépolis

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
CARTELERA
Aquaman
SIGUIENTE
CARTELERA
Eliminar amigo 2
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


CARTELERA
Paraísos artificiales


EN PANTALLA
El planeta de los simios: confrontación


NOTAS
Trailer. Christian Bale, Oscar Isaac y...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
1 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Selección oficial para...
    Primeras impresiones de los largometrajes que integran la Selección Oficial del FICM2020
  • El hilo fantasma
    Phantom Thread es, antes que todo, una historia de amor. Retorcida, sí, cómo negarlo, pero historia de amor, de uno memorable.
  • El castillo de la pureza
    La historia planteada en El Castillo de la pureza y las resonancias simbólicas que vocifera con ahínco han encontrado en este...
  • Michel Franco: "Sin empatía...
    "Nuevo Orden es un título que lleva una buena carga de ironía".
  • Guasón
    Reseña: Todd Phillips y Joaquin Phoenix logran enriquecer a uno de los personajes más atractivos del universo de los...
  • Nuevo orden
    Michel Franco siembra el terror en Ciudad de México.
  • Chronic: El último paciente
    Reseña: En Chronic, Franco nos ofrece un inesperado retrato del enfermero ideal.
  • 5 formidables thrillers de...
    Cuando las dinámicas del terror entran en contacto con otro género, el thriller, logran inducir fuertes sentimientos de emoción,...
  • Upstream Color
    Shane Carruth tiene la mente de un científico y la sensibilidad de un poeta.
  • Lucrecia Martel
    Las mujeres son quienes más han transformado el mundo en los últimos 120 años.
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad