Película: Las estrellas de cine nunca mueren - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
FICHA TÉCNICA
Film Stars Don’t Die in Liverpool
Las estrellas de cine nunca mueren
 
Reino Unido
2017
 
Director:
Paul McGuigan
 
Con:
Annette Bening, Jamie Bell, Kenneth Cranham, Julie Walters, Stephen Graham, Vanessa Redgrave
 
Guión:
Matt Greenhalgh, Peter Turner
 
Fotografía:
Urszula Pontikos
 
Edición:
Nick Emerson
 
Música
J. Ralph
 
Duración:
105 min.
 

 
Las estrellas de cine nunca mueren
Publicado el 15 - Jun - 2018
 
 
  • El filme inicia en 1981 con Gloria Grahame (Annette Bening) preparándose para salir a escena en un antiguo teatro en Liverpool. Mientras realiza su ritual de belleza, observamos una serie de objetos que la actriz atesora, mismos que acomoda en el tocador de su camerino. Conforme se maquilla, el espejo frente a ella nos permite ver las arrugas en su rostro, aquellas marcas del tiempo ?en ese entonces- imborrables que develan a una mujer durante el final de su quinta década y el desgaste de una enfermedad terminal. A punto de ser llamada a escena, Gloria colapsa. Negándose a ir a un hospital, la estrella de cine le pide a Peter Turner (Jamie Bell) ?un antiguo amor-, que le permita quedarse en su casa mientras se recupera. Mientras Peter cuida de Gloria, regresamos, a partir de una serie de flashblacks, a la relación que ellos mantuvieron dos años atrás, cuando se conocieron en la casa de huéspedes que la madre del joven administraba.  - ENFILME.COM
  • El filme inicia en 1981 con Gloria Grahame (Annette Bening) preparándose para salir a escena en un antiguo teatro en Liverpool. Mientras realiza su ritual de belleza, observamos una serie de objetos que la actriz atesora, mismos que acomoda en el tocador de su camerino. Conforme se maquilla, el espejo frente a ella nos permite ver las arrugas en su rostro, aquellas marcas del tiempo ?en ese entonces- imborrables que develan a una mujer durante el final de su quinta década y el desgaste de una enfermedad terminal. A punto de ser llamada a escena, Gloria colapsa. Negándose a ir a un hospital, la estrella de cine le pide a Peter Turner (Jamie Bell) ?un antiguo amor-, que le permita quedarse en su casa mientras se recupera. Mientras Peter cuida de Gloria, regresamos, a partir de una serie de flashblacks, a la relación que ellos mantuvieron dos años atrás, cuando se conocieron en la casa de huéspedes que la madre del joven administraba.  - ENFILME.COM
  • El filme inicia en 1981 con Gloria Grahame (Annette Bening) preparándose para salir a escena en un antiguo teatro en Liverpool. Mientras realiza su ritual de belleza, observamos una serie de objetos que la actriz atesora, mismos que acomoda en el tocador de su camerino. Conforme se maquilla, el espejo frente a ella nos permite ver las arrugas en su rostro, aquellas marcas del tiempo ?en ese entonces- imborrables que develan a una mujer durante el final de su quinta década y el desgaste de una enfermedad terminal. A punto de ser llamada a escena, Gloria colapsa. Negándose a ir a un hospital, la estrella de cine le pide a Peter Turner (Jamie Bell) ?un antiguo amor-, que le permita quedarse en su casa mientras se recupera. Mientras Peter cuida de Gloria, regresamos, a partir de una serie de flashblacks, a la relación que ellos mantuvieron dos años atrás, cuando se conocieron en la casa de huéspedes que la madre del joven administraba.  - ENFILME.COM
  • El filme inicia en 1981 con Gloria Grahame (Annette Bening) preparándose para salir a escena en un antiguo teatro en Liverpool. Mientras realiza su ritual de belleza, observamos una serie de objetos que la actriz atesora, mismos que acomoda en el tocador de su camerino. Conforme se maquilla, el espejo frente a ella nos permite ver las arrugas en su rostro, aquellas marcas del tiempo ?en ese entonces- imborrables que develan a una mujer durante el final de su quinta década y el desgaste de una enfermedad terminal. A punto de ser llamada a escena, Gloria colapsa. Negándose a ir a un hospital, la estrella de cine le pide a Peter Turner (Jamie Bell) ?un antiguo amor-, que le permita quedarse en su casa mientras se recupera. Mientras Peter cuida de Gloria, regresamos, a partir de una serie de flashblacks, a la relación que ellos mantuvieron dos años atrás, cuando se conocieron en la casa de huéspedes que la madre del joven administraba.  - ENFILME.COM
  • El filme inicia en 1981 con Gloria Grahame (Annette Bening) preparándose para salir a escena en un antiguo teatro en Liverpool. Mientras realiza su ritual de belleza, observamos una serie de objetos que la actriz atesora, mismos que acomoda en el tocador de su camerino. Conforme se maquilla, el espejo frente a ella nos permite ver las arrugas en su rostro, aquellas marcas del tiempo ?en ese entonces- imborrables que develan a una mujer durante el final de su quinta década y el desgaste de una enfermedad terminal. A punto de ser llamada a escena, Gloria colapsa. Negándose a ir a un hospital, la estrella de cine le pide a Peter Turner (Jamie Bell) ?un antiguo amor-, que le permita quedarse en su casa mientras se recupera. Mientras Peter cuida de Gloria, regresamos, a partir de una serie de flashblacks, a la relación que ellos mantuvieron dos años atrás, cuando se conocieron en la casa de huéspedes que la madre del joven administraba.  - ENFILME.COM
 
 
 
por Elizabeth Limón

El filme inicia en 1981 con Gloria Grahame (Annette Bening) preparándose para salir a escena en un antiguo teatro en Liverpool. Mientras realiza su ritual de belleza, observamos una serie de objetos que la actriz atesora, mismos que acomoda en el tocador de su camerino. Conforme se maquilla, el espejo frente a ella nos permite ver las arrugas en su rostro, aquellas marcas del tiempo –en ese entonces- imborrables que develan a una mujer durante el final de su quinta década y el desgaste de una enfermedad terminal. A punto de ser llamada a escena, Gloria colapsa. Negándose a ir a un hospital, la estrella de cine le pide a Peter Turner (Jamie Bell) –un antiguo amor-, que le permita quedarse en su casa mientras se recupera. Mientras Peter cuida de Gloria, regresamos, a partir de una serie de flashblacks, a la relación que ellos mantuvieron dos años atrás, cuando se conocieron en la casa de huéspedes que la madre del joven administraba.

Basado en las memorias del actor y escritor Peter Turner, Las estrellas de cine nunca mueren (Film Stars Don’t Die in Liverpool, 2017) recrea la relación que mantuvo Turner con la femme fatale del cine noir, Gloria Grahame, en sus últimos años de vida -pues la actriz falleció debido a un cáncer de estómago detectado tardíamente-. El director Paul McGuigan (Victor Frankenstein, 2015) logra resumir la decadencia actoral al situar a una antigua estrella de Hollywood en la casa de una familia inglesa de clase media, incapaz de experimentar el glamur de Los Ángeles y conformándose con pequeños papeles en producciones modestas. Sin embargo, el filme nos anticipa de manera tan prematura la muerte de la actriz, que la posibilidad de hacer de la cinta un homenaje a la brillante carrera de Grahame se vuelve un sórdido recorrido hacia su fallecimiento. Tal vez de esa sentencia se excluya la escena en que la pareja conformada por Bening y Bell interactúan por primera vez, donde el romance construido a partir del encuentro de dos cuerpos ocurre durante una enérgica rutina de baile disco que los dos actores ejecutan. Matt Greenhalgh (Control, 2007; Nowhere Boy, 2009) elabora un guion en apariencia objetivo sobre la historia de la actriz, porque, de la misma forma en que retoma los puntos más álgidos en la vida de la intérprete, también lo hace con uno de los eventos que marcó a la actriz –al menos frente a los tabloides de Estados Unidos-, una relación incestuosa que mantuvo con uno de sus hijastros mientras éste era menor de edad –y con el que años después se casaría-. Empero, esa supuesta imparcialidad construida se viene abajo cuando Peter cuestiona a Grahame sobre el tema y ella dice: “No, pero todos lo han dado por hecho. Piensa lo que tengas que pensar”. El amor hacia el otro y la compasión que los actores desprenden, se vuelven una de las columnas sobre la que descansa Las estrellas de cine nunca mueren. El peso actoral tanto de Annette Bening como de Jamie Bell logra crear momentos emotivos; desde las crisis de edad que Gloria comienza a experimentar –y por las que pelea con frecuencia con su pareja-, hasta el conmovedor llanto de Peter cuando ella regresa a Nueva York.

Fecha de estreno en México: 15 de junio, 2018.

Consulta horarios en: CinépolisCinemex

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
CARTELERA
El club de los insomnes
SIGUIENTE
CARTELERA
El habitante
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
‘Ghostbusters 3’ ya tiene guionista y...


CARTELERA
Tom en el granero
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
0 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Blue Jasmine
    Como en The Purple Rose of Cairo (1985), Woody Allen explora los delgados límites de la negación y la realidad. El mundo...
  • Selección oficial para...
    Primeras impresiones de los largometrajes que integran la Selección Oficial del FICM2020
  • El hilo fantasma
    Phantom Thread es, antes que todo, una historia de amor. Retorcida, sí, cómo negarlo, pero historia de amor, de uno memorable.
  • El castillo de la pureza
    La historia planteada en El Castillo de la pureza y las resonancias simbólicas que vocifera con ahínco han encontrado en este...
  • Michel Franco: "Sin empatía...
    "Nuevo Orden es un título que lleva una buena carga de ironía".
  • Guasón
    Reseña: Todd Phillips y Joaquin Phoenix logran enriquecer a uno de los personajes más atractivos del universo de los...
  • Nuevo orden
    Michel Franco siembra el terror en Ciudad de México.
  • Chronic: El último paciente
    Reseña: En Chronic, Franco nos ofrece un inesperado retrato del enfermero ideal.
  • 5 formidables thrillers de...
    Cuando las dinámicas del terror entran en contacto con otro género, el thriller, logran inducir fuertes sentimientos de emoción,...
  • Upstream Color
    Shane Carruth tiene la mente de un científico y la sensibilidad de un poeta.
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad