Película: Taxi Teherán - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
FICHA TÉCNICA
Taxi
Taxi Teherán
 
Irán
2015
 
Director:
Jafar Panahi
 
Con:
Jafar Panahi, Hana Saidi, Nasrin Sotoudeh
 
Guión:
Jafar Panahi
 
 
Duración:
82 min.
 

 
Taxi Teherán
Publicado el 09 - Ago - 2016
 
 
  • Fecha de estreno en México: 12 de agosto, 2016. Película dirigida por el cineasta iraní, Jafar Panahi.  - ENFILME.COM
  • Fecha de estreno en México: 12 de agosto, 2016. Película dirigida por el cineasta iraní, Jafar Panahi.  - ENFILME.COM
  • Fecha de estreno en México: 12 de agosto, 2016. Película dirigida por el cineasta iraní, Jafar Panahi.  - ENFILME.COM
  • Fecha de estreno en México: 12 de agosto, 2016. Película dirigida por el cineasta iraní, Jafar Panahi.  - ENFILME.COM
  • Fecha de estreno en México: 12 de agosto, 2016. Película dirigida por el cineasta iraní, Jafar Panahi.  - ENFILME.COM
 
 
 
por Alfonso Flores-Durón y Martínez

Aquí puedes leer nuestra reseña de No es una película

Es de la mayoría conocido que Jafar Panahi (El globo blanco, 1995), uno de los cineastas iraníes más admirados a nivel internacional, lleva ya años sufriendo el hostigamiento, persecución y castigos del gobierno teocrático de su país. Debido a su activismo político contra el régimen (en su momento, del gobierno de Mahmud Ahmadineyad), lo sentenciaron a vivir en arresto domiciliario y le prohibieron hacer cine, su oficio y el oxígeno de su vida. ¿Cómo respondió? Haciendo No es una película (2011, codirigida por Mojtaba Mirtahmasb), la sardónica respuesta que en el título llevaba su defensa jurídica, pero que en realidad sí era un conmovedor testimonio fílmico de a lo que había sido reducida su existencia, como recluso en la comodidad de su departamento en Teherán, pero sin la libertad para hacer lo que le es más preciado, lo único que, reconocía en el filme, sabe hacer. La ‘no’ película fue sacada de Irán en un USB escondido en un pastel y, así, pudo ser presentada en Cannes y otros festivales alrededor del mundo. Después hizo Closed Curtains (2013, codirigida con Kambuzia Partovi), un filme igualmente autorreferencial que ocurre, todo, al interior de una casa. Con Taxi Teherán (que ganó el Oso de Oro en Berlín, en 2015), Panahi vuelve a ser protagonista de la historia que bien pudo haber titulado Es un documental, porque no lo es aunque por momentos parezca, como No es una película sí lo era, en forma de documental. En esta ocasión, Panahi decide (más bien no tiene de otra) seguir confinado; ahora dentro de un auto, de un taxi. Y a partir de lo que se nos va mostrando en el despertar activo de una bella ciudad, llena de contrastes y movimiento, el taxi conducido por Panahi va recogiendo clientes por las avenidas de Teherán. Allá, por lo que podemos ver, los taxis de calle son como Über Pool, es decir, comunitarios; por tanto, es normal que vaya subiendo pasajeros que, simultáneamente, comparten destino y, durante el trayecto, también espacio con otros. Primero sube un joven con mal temperamento y, poco después, una mujer. Él se queja rabiosamente de que le han robado las cuatro llantas a su auto y, furioso, comenta que los ladrones deberían ser ejecutados; la mujer le dice que lo que menos necesita Irán es más ejecuciones. Discuten y él, machista y colérico, le ordena callarse. También sube un matrimonio maduro, humilde, con el hombre herido, intentando llegar a un hospital y exigiendo que sea videograbado dictando su testamento. Después un vendedor pirata de DVD’s, quien reconoce a Panahi, no sólo como el director famoso en ciertos círculos iraníes que es, sino como cliente; él se presume como el encargado de que Irán vea lo nuevo de Woody Allen (y, es probable, también de los propios filmes de Panahi). Más adelante, el realizador-chofer recolecta en su escuela a una sobrina adolescente, aspirante a cineasta, que de tarea tiene que hacer una pequeña película, pero ésta debe poder ser ‘distribuida’, nada de sórdido realismo, les aclaró la profesora. Y otro joven que quiere dirigir cine y le pide consejos sobre cómo elegir las historias a contar (él le responde que las que sean suyas, que no intente seguir el camino de nadie más). Y, por último, una mujer defensora de derechos humanos, conocida del director, con el plan de visitar un preso en huelga de hambre que, al final, ofrece una rosa a la cámara y pondera el humanismo de la gente que se dedica al cine.

Filmar, recabar imágenes y sonidos, capturar realidades o recrearlas en locaciones o sets, no le es permitido a Jafar Panahi. Pero, este trabajo es una corroboración, lo único que sabe hacer es inventar historias, urdir formas de reflexionar sobre su propia vida y la forma en que se vive en Irán. Compartir a sus compatriotas (si es que pueden hacerse de sus últimos trabajos), y a los que no lo son, la idiosincrasia de un pueblo heredero de una cultura excelsa y abundante, que padece desde hace muchas décadas, incluso antes de la revolución islámica de 1979 con el Sha, por supuesto, pero de forma asfixiante desde entonces con gobiernos fundamentalistas, represores, autoritarios. Y, simplemente, no puede dejar de hacerlo y nos confirma que seguirá encontrando el modo de conseguirlo. Taxi Teherán adopta, como homenaje a su mentor, el recurso de los trayectos en auto que tanto utilizó el gran Kiarostami, pero particularmente bajo el esquema de Ten, esa obra mayúscula del 2002. Con tres cámaras instaladas dentro del coche, la restricción del espacio crea intimidad y suele prestarse para que las personas se abran, se confiesen con su interlocutor, casi como con un guía espiritual. Y así, durante los trayectos, y a partir de conversaciones aparentemente inocuas, Panahi presenta un colorido mosaico de lo que es la sociedad iraní: las prohibiciones, los temores, las injusticias, divisiones sociales, culturales y religiosas, de género, la zozobra, la aflicción casi convertida en resignación pero, al final, la vida y los ínfimos huecos por donde se alcanzan a colar atisbos de esperanza.  Y, al mismo tiempo, Panahi reflexiona sobre la capacidad del cine, tanto para permitirle a un hombre ‘sometido’, sin libertad, poder seguir expresándose de forma creativa; y también para, como siempre lo ha hecho, exponer las costuras de una sociedad compleja, que padece muchos problemas, y que sí, al hacerlo inevitablemente muestra su ángulo sórdido, pero siempre también aderezándolo con toques de humor y de una candidez muy humana que refleja su propia personalidad; la que, al mismo tiempo, no le ha permitido dejarse vencer.

 

Consulta horarios en: Cinépolis, Cinemex, Cineteca Nacional

Fecha de estreno en México: 12 de agosto, 2016.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
CARTELERA
El abogado del mal
SIGUIENTE
CARTELERA
El buen amigo gigante
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


CARTELERA
Like Father Like Son


CARTELERA
The Lunchbox


NOTAS
Trailer: Sylvain Chomet dirige 'Attila...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
3 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Blue Jasmine
    Como en The Purple Rose of Cairo (1985), Woody Allen explora los delgados límites de la negación y la realidad. El mundo...
  • Selección oficial para...
    Primeras impresiones de los largometrajes que integran la Selección Oficial del FICM2020
  • El hilo fantasma
    Phantom Thread es, antes que todo, una historia de amor. Retorcida, sí, cómo negarlo, pero historia de amor, de uno memorable.
  • El castillo de la pureza
    La historia planteada en El Castillo de la pureza y las resonancias simbólicas que vocifera con ahínco han encontrado en este...
  • Michel Franco: "Sin empatía...
    "Nuevo Orden es un título que lleva una buena carga de ironía".
  • Guasón
    Reseña: Todd Phillips y Joaquin Phoenix logran enriquecer a uno de los personajes más atractivos del universo de los...
  • Nuevo orden
    Michel Franco siembra el terror en Ciudad de México.
  • Chronic: El último paciente
    Reseña: En Chronic, Franco nos ofrece un inesperado retrato del enfermero ideal.
  • 5 formidables thrillers de...
    Cuando las dinámicas del terror entran en contacto con otro género, el thriller, logran inducir fuertes sentimientos de emoción,...
  • Upstream Color
    Shane Carruth tiene la mente de un científico y la sensibilidad de un poeta.
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad