Película: Tharlo - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
FICHA TÉCNICA
Tharlo
Tharlo
 
China
2015
 
Director:
Pema Tseden
 
Guión:
Shide Nyima, Yangshik Tso
 
 
Duración:
123 min.
 

 
Tharlo
Publicado el 12 - Sep - 2015
 
 
Tharlo, filme chino de Pema Tseden estrenado en #Venecia2015. - ENFILME.COM
 
 
 
por Alfonso Flores-Durón y Martínez

Tharlo (Shide Nyima), mejor conocido como “Cola de caballo” –por la forma en que peina su cabellera-, es un pastor de ovejas en el Tibet. Vive aislado, rodeado solo de inmensas montañas y tierra árida, pero tiene que ir a la ciudad a sacar su carnet de identidad. En una secuencia notable, la primera del filme, “Cola de Caballo” recita de forma impecable, aunque con extraño ritmo, dichos de  Mao Tse-Tung, que hablan sobre cómo la forma de vivir incide en la de morir, dependiendo de la honorabilidad con que se ha procedido.  La extraordinaria memoria de “Cola de caballo” impresiona al oficial de la estación de policía donde intenta tramitar su documento; lo desconcierta, sin embargo, que Tharlo no recuerde su edad; él solo sabe que supera los cuarenta y que es huérfano. Para su identificación necesita una foto que lo distinga, por lo que el oficial lo manda a tomársela. La encargada del negocio fotográfico al que acude, a su vez, lo envía a lavarse el pelo en una peluquería, cruzando la calle, pues su ID será para siempre y se ve muy chamagoso. "Cola de caballo" reconoce llevar semanas sin bañarse, adjudicándole a la falta de agua en donde vive la razón detrás de su desaliño; además, carga en todo momento, en un morral que lleva colgado, una pequeña oveja a la que constantemente da leche con un biberón. Pese a su timidez y parquedad (y, podemos asumir, su olor), la linda encargada de la peluquería, Yangtso (Yangshik Tso), le coquetea. Él le hace saber que, además de cuidar ovejas (muchísimas) es dueño de un ciento de ellas. Yangtso intensifica su seducción pero “Cola de caballo”, quien reconoce nunca antes haber estado con una mujer, huye sigilosamente aunque, tras finalmente tomarse la foto, en la media hora de espera habitual de revelado, se acerca de nuevo a la peluquería y la chica sale a encontrarlo. Lo convence de invitarla a salir (a un karaoke) y le propone dejar todo y viajar con ella por cuan grande es China. En el karaoke cantan y se emborrachan, pasan la noche juntos y, no obstante, “Cola de caballo” vuelve a huir, esta vez de regreso a su guarida. Tras algunos incidentes y silenciosas cavilaciones sobre su vida, “Cola de caballo” busca de nuevo a Yangtso, forrado de billetes. Sin investigar sobre su procedencia, pero con clara idea de su origen, ella le pide cortarse la cabellera para evitar ser reconocido. Con nueva apariencia y entusiasmado por la promesa de un futuro que nunca imaginó, Tharlo enfrentará las ásperas realidades que ofrecen las regiones urbanas contemporáneas en el territorio chino a través de sus ciudadanos.

Filmada en un blanco y negro evocativo, que en todo momento infecta de melancolía el relato, Tharlo es el cuarto largometraje del realizador chino-tibetano, Pema Tseden. El guión está basado en un cuento escrito por el propio realizador que evidencia su intención por mostrar la forma en que los vicios, el desconcierto y la inmoralidad que domina un amplio sector de la vida de los habitantes en las ciudades contamina incluso a las personas que han logrado mantener una inocencia y candidez que en el cinismo prevaleciente se confunde con bobería. Tseden elige registrar cada una de sus secuencias a través de planos fijos de larga duración, con escasos diálogos, permitiendo que el espectador tenga el tiempo suficiente para repasar el cuadro de ida y vuelta hasta sentirse parte de él pero, sobre todo, porque encerrando de esa forma a su protagonista comprendemos mejor lo limitado que es su mundo –incluso en las tomas en las que empequeñecido convive con la inmensidad del paisaje que conforma su vida diaria y que contrastan con su experiencia en la ciudad- y lo acotada que es su experiencia de él. También lo pausado del ritmo, consecuencia de la inmovilidad de la cámara y la extensión de los planos, permite sentir la forma en que el tiempo parece dilatarse en la existencia de Tharlo y, en realidad, en las regiones tibetanas de China que parecen no terminar de integrarse del todo a la modernidad. Mucho encuentro de Jarmusch (no sólo Stranger thaobsn Paradise, sino también Dead Man) en Tharlo, pero también este filme me hizo recordar otra espléndida obra china, Winter Vacation (de Li Hongqi), por su elegante utilización del absurdo para, al reflexionar sobre la identidad, la soledad, la existencia y su sentido, de paso ofrecer una postal del anquilosamiento de las estructuras sociales y la insensatez de una burocracia ridícula en el país que sigue viviendo bajo la sombra que arroja la figura de Mao. 

Alfonso Flores-Durón (@SirPon)

Tharlo forma parte de la sección en competencia Horizontes (Orizzonti) del Festival de Venecia.

Filme disponible del 5 al 10 de septiembre en Sala Web.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
CARTELERA
Madame Courage (Festival Internacional de Cine de...
SIGUIENTE
CARTELERA
Magic Mike XXL
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Trailer: James Cameron y su expedición...


CARTELERA
El lugar donde todo termina


CARTELERA
Sound of Noise
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
0 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Maribel Verdú
    Entrevista con Maribel Verdú una de las actrices españolas con más proyección internacional.
  • Historia de un oso
    A escala: Este filme chileno, ganador del Premio Oscar 2016 en la categoría de Cortometraje de Animación, es el retrato de un ser...
  • Noche de fuego
    La desesperanza y el desamparo en el México actual en el filme de Tatiana Huezo.
  • Spencer
    Todo lo que necesito es un milagro
  • Julio Cortázar y el cine
    La relación de Cortázar con el cine puede identificarse en tres ejes: su breve incursión como guionista, su obra literaria...
  • Tempestad
    Tempestad genera una atmósfera de empatía, solidaridad y generosidad femeninas.
  • El irlandés
    Un auténtico testamento del arte de hacer cine como arte.
  • CINE Y ARTE: ‘Guernica’, de...
    'Guernica', filme dirigido por Alain Resnais y Robert Hessens, es una meditación apasionada y reflexiva sobre la...
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • A morir a los desiertos
    Me dan ganas de llorar
 
 
enfilme © 2022 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad