10 directores esenciales del cine polaco, según el British Film Institute - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
10 directores esenciales del cine polaco, según el British Film Institute
Publicado el 07 - Abr - 2016
 
 
Una lista de los 10 mejores directores de cine provenientes de Polonia, según el British Film Institute. - ENFILME.COM
 
 
 

El historiador e investigador de cine, Michael Brooke –que se ha especializado en el estudio del cine europeo y es un frecuente colaborador de la revista británica Sight & Sound–, propone una lista de los 10 directores fundamentales del cine polaco.

*Incluimos la traducción de algunas de sus observaciones y comentarios respecto a cada uno de los realizadores.

 

Walerian Borowczyk

Películas esenciales:

Les Jeux des anges (1964), Blanche (1971), The Strange Case of Dr Jekyll and Miss Osbourne (1981).

¿Qué hay de especial en él?

Nacido en Polonia durante la década de 1920, Borowczyk se formó como pintor y escultor antes de establecerse como diseñador y más tarde como director de animación. Después de establecerse en Francia durante la década de 1950, Borowczyk produjo una serie de cortos experimentales que fueron calificados de sorprendentes, cómicos, innovadores y provocativos. Con su filme Blanche fue considerado como un digno heredero y sucesor de Robert Bresson y Luis Buñuel. Pero a partir de Immoral Tales (1974) y The Beast (1975) fue considerado “aquel pornógrafo artístico”. Lo cual no es del todo justo: aunque la mayoría de sus películas tardías podrían enmarcarse dentro del sexploitation, el trabajo de Borowczyk destaca por su ojo siempre agudo respecto al extraño erotismo en lugares inverosímiles. Su versión del Dr. Jekyll es el mejor ejemplo de su estilo tardío, una fusión retorcida de atmósferas oscuras, erotismo y la época victoriana.

 

Wojciech Jerzy Has

 

Películas esenciales:

How to Be Loved (1962), The Saragossa Manuscript (1965), The Hourglass Sanatorium (1973).

¿Qué hay de especial en él?

Durante la era comunista, muchas realizadores polacos que estaban a favor de lo fantástico (Walerian Borowczyk, Roman Polanski y Andrzej Zulawski, por ejemplo) también tendían a abandonar el país tan pronto como pudieron, dejando que Wojciech Jerzy Has confeccionará uno de los surcos más distintivos del cine polaco. La primera vez que hizo mucho ruido fue con The Noose (1958) y Goodbye to the Past (1961), mientras que How to Be Loved fue su primera obra maestra, con una actuación memorable de Zbigniew Cybulski. Pero fue con The Saragossa Manuscript (adaptada de la novela igualmente laberíntica de Jan Potocki) que se consolidó como uno de los grandes narradores cinematográficos de su país. Su estilo barroco y extravagante fue una fuerte influencia para cineastas como Orson Welles y Terry Gilliam. Pocos de sus películas posteriores hicieron mucho impacto, aunque su canto de cisne, The Tribulations of Balthazar Kober (1988), fue un retorno parcial a la forma anterior.

 

Agnieszka Holland

 

Películas esenciales:

A Woman Alone (1981), Europa Europa (1990), In Darkness (2011). 

¿Qué hay de especial en ella?

Asistente de Andrzej Wajda y Krzysztof Zanussi, Agnieszka Holland es la realizadora comercialmente más exitosa nacida en Polonia desde Roman Polanski. Su debut en solitario, Provincial Actors (1979), acerca de un grupo de teatro que lucha por encontrar una manera poco convencional de interpretar una obra de teatro clásico. Posteriormente realizó Fever (1981), sobre los movimientos revolucionarios polacos, y la cruda A Woman Alone, cuyo retrato desesperado de la vida en los márgenes de la sociedad hizo que se prohibiera en su país. Luego emigró. Trabajó como guionista de Wajda, mientras intentaba continuar su carrera como directora. Logró el éxito y el reconocimiento mundial con Europa Europa, una historia real acerca de un adolescente judío que convence a sus captores nazis de que él es alemán. Esto la catapultó a Hollywood, aunque ella regresó a su casa para hacer Janosik (2009), película basada en archivos del siglo XVIII sobre la vida de un joven bandolero con reminiscencias a Robin Hood, y En la oscuridad (2012), ambientado en la Segunda Guerra Mundial.

 

Jerzy Kawalerowicz

Películas esenciales:

Night Train (1959), Mother Joan of the Angels (1961), Pharaoh (1965).

¿Qué hay de especial en él?

Él fue una figura clave en el establecimiento del cine polaco a finales de 1950 como director y productor (fundó el importante Kadr Film Unit). Jerzy Kawalerowicz comenzó en la época del realismo socialista, aunque en Cellulose (1954) y Under the Phrygian Star (1954) mostró más agudeza psicológica que la norma del mandato estalinista. Night Train era un estudio técnicamente deslumbrante sobre los pasajeros de un tren, donde uno de ellos puede ser un asesino, mientras que Mother Joan of the Angels, ambientada en el siglo XVII, se centra en un alto dignatario de Roma que acude al convento de una pequeña ciudad polaca para exorcizar a la directora del mismo.

 

Krzysztof Kieslowski

 

Películas esenciales:

Blind Chance (1981), Dekalog (1988), The Double Life of Veronique (1991).

¿Qué hay de especial en él?

Es el director polaco de mayor renombre internacional durante las décadas de 1980 y 1990. Kieslowski se formó como documentalista y gradualmente se desplazó hacia la ficción. Con la sátira Camera Buff (1979) llamó la atención de la crítica internacional, mientras que Blind Chance y No End (1984) eran parábolas acerca de la imposibilidad de vivir sin ser tocado por la política. Luego se volvió hacia sus preocupaciones morales; su magnífica serie de televisión de 10 capítulos, Dekalog, explora las ramificaciones contemporáneas de los diez mandamientos. Sus últimas cuatro películas, La doble vida de Verónica y la trilogía Tres Colores (1993-94) formaron parte de una fascinante dirección cuasi-metafísica que se vio reducida por su muerte prematura.

 

Wojciech Marczewski

Películas esenciales:

Nightmares (1978), Shivers (1981), Escape from the Liberty Cinema (1990).

¿Qué hay de especial en él?

A principios de 1980, de todos los jóvenes realizadores polacos, Wojciech Marczewski parecía ser el que alcanzaría mayor grandeza. Ninguno de sus contemporáneos (incluyendo Agnieszka Holland y Krzysztof Kieslowski) comenzó con un doble golpe tan potente como Nightmares y Shivers, dos de los estudios más contundentes sobre una adolescencia traumatizada. Pero Shivers fue prohibido después de la declaración de la ley marcial, y Marczewski se comprometió a no hacer nada que pudiera ser mal visto por las autoridades. Una década más tarde, Escape from the Liberty Cinema, una sátira sobre la censura cinematográfica inspirada por La rosa púrpura de El Cairo (Woody Allen, 1985), mostró que no había perdido su sentido creativo, pero desde entonces su producción se mantuvo escasa. Él decidió dedicarse a la educación cinematográfica.

 

Andrzej Munk

Películas esenciales:

Eroica (1958), Bad Luck (1959), Passenger (1963).

¿Qué hay de especial en él?

En casa, Andrzej Munk es considerado como uno de los gigantes absolutos del cine polaco y una profunda influencia para muchos realizadores de aquel país, incluyendo a su exasistente Roman Polanski. Sus primeras películas fueron hechas en la época en que el realismo socialista fue impuesto por el gobierno, pero su enfoque era más original que muchos, culminando en Man on the Tracks (1957), un relato al estilo de Rashomon sobre un aparente acto de sabotaje de ferrocarril desde múltiples puntos de vista. Después de 1956, él fue uno de los primeros realizadores en extender sus alas creativas: realizó brillantes comedias negras como Eroica y Bad Luck. El complejo y angustiante drama psicológico sobre un campo de concentración, Passenger, le dio la reputación necesaria a nivel internacional para gozar del mismo prestigio que Jerzy Kawalerowicz y Andrzej Wajda, pero su prematura muerte, cuando tenía 40 años, en un accidente automovilístico durante la producción de su último filme, nos privo de seguir viendo su talento reflejado en pantalla.

 

Jerzy Skolimowski

Películas esenciales:

Barrier (1966), Deep End (1970), Moonlighting (1982).

¿Qué hay de especial en él?

Sí, Roman Polanski debería estar en esta lista también, pero todo el mundo lo conoce, mientras que su amigo Jerzy Skolimowski no ha sido tan reconocido como lo merece. Después de coescribir Innocent Sorcerers (1960), con Wajda, y Knife in the Water (1962), con Polanski, este prodigioso escritor y talentoso actor –y de vez en cuando boxeador– debutó como director con Identification Marks: None (1964), un proyecto en el que el director ensambló tres de sus cortometrajes estudiantiles, en el que él mismo interpreta a un joven estudiante en la víspera de ser reclutado para el servicio militar. La película describe esas últimas horas de libertad, mientras se encuentra con amigos y sus amores pasados. Posteriormente realizó Walkover (1965) y Hands Up! (1967), este último fue censurado y el realizador se vio obligado a marcharse al extranjero. Tres de sus mejores películas -Deep End, The Shout (1978) y Moonlight- son producciones británicas; la última de ellas es un estudio profundo de los polacos exiliados. Después de un largo silencio de 17 años (él prefería la pintura y la actuación), dirigió Four Nights with Anna (2008) y Essential Killing (2011) mostraron que no había perdido creatividad y talento.

 

Wojciech Smarzowski

Películas esenciales:

The Wedding (2004), The Dark House (2009), Rose (2011).

¿Qué hay de especial en él?

De todos los realizadores polacos que debutaron en el cine después del año 2000, Wojciech Smarzowski ha sido el más conflictivo porque ha estado dispuesto a ahondar en partes de la historia y la sociedad de Polonia que muchos  de sus compatriotas prefieren enterrar y olvidar. Inicialmente elaboró una mirada cáustica sobre los nuevos ricos de la era postcomunista en The Wedding, y también se interesó en un relato sobre la investigación de asesinato en la era de la ley marcial en The Dark House, tanto con malicia y humor negro. La sombría Rose es su trabajo más maduro hasta la fecha, en la que los habitantes alemanes inocentes son tratados brutalmente por polacos y rusos poco después de la Segunda Guerra Mundial. Traffic Department (2013) y The Mighty Angel (2014) fueron menos impresionantes, pero sus retratos de, respectivamente, la corrupción oficial y el alcoholismo son tan ácidos y críticos como sus filmes anteriores.

 

Andrzej Wajda

Películas esenciales:

Ashes and Diamonds (1958), The Promised Land (1974), Man of Marble (1977).

¿Qué hay de especial en él?

Durante seis décadas completas, Andrzej Wajda encarnó el cine polaco. En su primera gran explosión creativa él hizo Kanal (1957) y Cenizas y diamantes, y en la década de 1970 elaboró obra maestra tras obra maestra, retratando de manera brillante la historia de Polonia y preocupándose por los conflictos de la sociedad contemporánea. En El hombre de hierro (1981) filmó la historia tal como ocurrió recurriendo a una puesta en escena de una historia de ficción frente al telón de fondo de la vida real de las huelgas de Gdansk. Danton (1983) fue una magnífica alegoría de lo que estaba ocurriendo en Polonia entre Lech Walesa (Danton) y el general Jaruzelski (Robespierre). Korczak (1990) fue la película que inspiró a Steven Spielberg para hacer La lista de Schindler, y Katyn (2007) revivió una de los más notorias matanzas de la Segunda Guerra Mundial, cuyas víctimas incluyen al padre de Wajda. ¿La sorprendente y vivaz película biográfica Walesa: Hombre de la Esperanza (2013) será su última película? No hay que pensarlo así.

 

LFG (@luisfer_crimi)

Fuente: British Film Institute

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Carlos Slim compra los derechos de películas de...
SIGUIENTE
NOTAS
Trailer. Primer avance de ‘Rogue One: A Star Wars...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Trailer: Avance oficial de ‘Hell &...


NOTAS
1 día para el fin del mundo - Offret...


NOTAS
Día 9: London Film Festival
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Aquarius
    Con dos brochazos, firmes ambos, Mendonça Filho plantea y resuelve dos temas complejos de la realidad brasileña (que tienen ecos en...
  • EnFilme inicia alianza con...
    Como parte de nuestro 10º aniversario, en alianza con MUBI, te ofrecemos 30 días completamente gratis para que descubras una nueva...
  • Corazones en tinieblas
    Disponible en MUBI.
  • De nuevo otra vez
    Disponible en MUBI.
  • Dogs Don't Wear Pants
    Disponible en MUBI.
  • ¿Quieres ser coautor del...
    Contribuye con un pedazo grabado de tu vida.
  • Parásitos
    Reseña: Bong Joon-ho confirma ser un analista despiadado, capaz de captar en detalle la enfermedad que atraviesa una sociedad...
  • Directores como Guillermo del...
    ¿Cuáles fueron los trabajos de sus compañeros de profesión que más les gustaron en este recién concluido...
  • 7:19
    Reseña: El más reciente filme del cineasta mexicano, Jorge Michel Grau (Somos lo que hay, 2010), se centra en un trágico y...
  • Caballo dinero
    Reseña: El realizador portugués, Pedro Costa, conforma un macrotexto sobre las andanzas existenciales de migrantes empobrecidos que se...
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad