10 épicos dramas criminales, según el British Film Institute - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
10 épicos dramas criminales, según el British Film Institute
Publicado el 11 - Oct - 2019
 
 
Los mejores épicos dramas criminales. - ENFILME.COM
 
 
 

A pesar de sus grandes criticas, los 209 minutos de The Irishman palidece junto a algunas de las épicas del crimen del pasado, desde el Dr. Mabuse, The Gambler, de cuatro horas y media, de Fritz Lang, lanzado en dos partes en 1922, hasta el extenso Once Upon a Time in America, de Sergio Leone, cuyo corte más largo disponible es de 251 minutos.

En su definición estándar, el término épica se aplica a un poema de larga duración que relata los hechos de una figura o dinastía legendaria, que a menudo abarca varios años o incluso vidas. La misma descripción podría aplicarse al cine épico, ya que seguimos a nuestro héroe a través de las etapas de su vida, a través de años, décadas e incluso generaciones. En el caso del drama épico del crimen, esto a menudo significa seguir el ascenso constante del poder de un personaje despiadado, o su caída final en desgracia.

Aquí hay 10 grandes ejemplos de la épica del crimen.

 

Dr. Mabuse, The Gambler

Dir. Fritz Lang, 1922.

El monumental drama silencioso de Fritz Lang sigue las hazañas criminales del hipnotizador, falsificador y adicto al juego, el Dr. Mabuse, y los esfuerzos de las autoridades de Berlín para localizarlo. La única película en nuestra lista que no cubre un período de años, durante 268 minutos, Mabuse sigue siendo un claro precursor de épicas de gángsters posteriores, centrándose no sólo en el malvado médico y sus adversarios en la policía, sino también en los empleados de Mabuse. El desventurado Pesch es el precursor de todos los matones incompetentes desde entonces, y sus víctimas, tontos aristocráticos atraídos por el enigmático estafador.

En consecuencia, la película también anticipa películas como The Godfather al operar no sólo como entretenimiento masivo, sino como sátira social: Mabuse, un encantador corrupto con la capacidad de doblegar a otros a su voluntad es un reflejo distorsionado de los líderes populistas en ascenso en Alemania en ese momento, entre ellos un cierto austríaco.

 

Rocco and his brothers

Dir. Luchino Visconti, 1960.

Rocco Parondi llega a Milán con sus hermanos Simone, Ciro y Luca, y su madre anciana. Los inmigrantes del sur en dificultades vienen a visitar a su hermano mayor, Vincenzo. Pronto, cada uno de los hermanos está forjando su propio camino en esta fría jungla de concreto, desde los turnos en la planta de Alfa Romeo y el éxito en el ring de boxeo hasta el matrimonio, la paternidad, el desamor y el pequeño robo.

Puede que no trate con el crimen organizado: el crimen que hay en la película de Visconti está muy desorganizado y, a menudo, es brutalmente impactante, pero en todos los demás aspectos, Rocco y sus hermanos son el antepasado directo de las épicas del crimen posteriores, una saga familiar en expansión repleta de emociones y melodrama, particularmente en las escenas finales de la ópera, que destrozan los nervios ("¡Jesús lamentará lo que le hizo a esta familia!", grita su mamá. Inolvidable).

 

La Saga El Padrino

Dir. Francis Ford Coppola, 1972-1990.

Para la primera transmisión televisiva de sus dos primeras entregas de El Padrino, Francis Ford Coppola preparó algo especial: una reedición cronológica completa, que traza la fortuna de la familia Corleone desde la Sicilia de principios de siglo hasta la Nevada de los años 50, e incorporó a lo largo de una hora de escenas no vistas. Esta versión de más de siete horas pierde una capa de ironía dramática, ya que ya no cortamos entre el brutal ascenso al poder de Vito Corleone y los esfuerzos equivocados de su hijo Michael para mantenerlo. Pero las ganancias son inmensas: con las escenas adicionales centradas principalmente en el personaje en lugar de la acción, la saga se siente más cercana a una epopeya familiar como Rocco y sus hermanos que a una crónica directa de violencia.

El resultado es, como Apocalypse Now: Redux: una alternativa en lugar de un reemplazo, una nueva forma de experimentar una historia familiar.

 

Vengeance is Mine

Dir. Shohei Imamura, 1979.

En Fukuoka, Japón, en 1963, el estafador Akira Nishiguchi asesinó a dos personas y luego huyó, cometiendo tres asesinatos más y una serie de fraudes antes de que finalmente fuera arrestado algunos meses después. En manos del veterano director Shohei Imamura (The Insect Woman, The Ballad of Narayama), la historia de vida ligeramente ficticia de Nishiguchi se convierte en un estudio forense pero siempre empático de la represión y el arrepentimiento, mientras el asesino y su familia reflexionan sobre las elecciones que los trajeron aquí , volviendo sobre sus vidas en un esfuerzo por comprender el presente.

Implacable detrás de gafas con montura negra, Ken Ogata es aterrador como el antihéroe impredecible, un asesino cruel con el encanto de un psicópata y una inclinación por los actos de generosidad aleatoria. La película culmina con un momento inolvidable de maravilla, la inesperada aparición de lo divino en un mundo brutal.

 

Once Upon a Time in America

Dir. Sergio Leone, 1984.

Si los productores del monstruoso drama de pandillas de la era de la prohibición de Sergio Leone pensaran que estaban financiando al próximo Padrino, se sentirían muy decepcionados. Hackeado casi a la mitad de su lanzamiento en los Estados Unidos, la película fue un drástico fracaso crítico y comercial. Pero incluso en sus versiones más largas, como la restauración casi completa de 251 minutos proyectada en Cannes 2012, esta es una película mucho menos accesible que la de Coppola.

El héroe aparente, el amargo estafador callejero de Robert De Niro, Noodles, es un violador y un asesino, un matón vicioso con pocas características redentoras. Los personajes con los que se rodea son iguales: ladrones mezquinos, contrabandistas y sindicalistas corruptos. Con su inmenso lienzo histórico, fotografía teñida de oro y una partitura de Ennio Morricone que define el término "barrido", la película de Leone es realmente épica. Pero es un viaje duro e inquebrantable.

 

Bullet in the Head

Dir. John Woo, 1990.

Cómo numerosos directores anteriores y posteriores, el maestro de acción de Hong Kong, John Woo, convirtió su primer éxito en uno internacional. The Killer, es un gran proyecto de pasión, una saga de crímenes gloriosamente exagerada y alegremente violenta inspirada en las películas de guerra estadounidenses, su propia crianza de barrios marginales. y la todavía fresca masacre de la Plaza Tiananmen.

En la década de 1960, Hong Kong, un trío de caperuzas pequeñas lideradas por el aspiracional Ben de Tony Leung, decide explotar la guerra en Vietnam para su propio beneficio, en dirección a Saigón para establecerse como contrabandistas. Los años siguientes los verán secuestrados por el Viet Cong, participando en la masacre de una aldea y uniéndose a las protestas contra la guerra, enfrentando a sicarios, adictos a la heroína, soldados estadounidenses, prostitutas callejeras y monjes budistas. De tono salvajemente desigual, la película de Woo es, sin embargo, enormemente entretenida, una historia grandiosa, impredecible y emocionalmente cruda de amistad y venganza.

 

Carlito’s Way

Dir. Brian de Palma, 1993.

No tan culturalmente icónico como su filme anterior, Scarface, pero tampoco tan desordenado, exagerado y francamente tonto, el director Brian De Palma y la segunda epopeya del crimen de Al Pacino juntos es un asunto más meditado. Una vez más, con un acento latino casi creíble, Pacino interpreta a Carlito Brigante, un mafioso puertorriqueño que regresa a las calles de Nueva York después de cinco años, con la esperanza de enriquecerse rápidamente y retirarse en silencio.

En Scarface, el mafioso de Pacino era una tormenta furiosa, aquí es el centro tranquilo alrededor del cual giran un elenco de extraños más pintorescos, en particular el ajetreado Benny Blanco de John Leguizamo, el traicionero Lalin de Viggo Mortensen, enloquecido por la silla de ruedas, y Sean Penn, enloquecido por la cocaína, Kleinfeld, uno de los socios más memorables y poco confiables en la historia de las películas de gángsters.

 

Ciudad de Dios

Dir. Fernando Meirelles - Kátia Lund, 2002.

Con solo 130 minutos, este relato de la vida a nivel de la calle en los barrios bajos de Río es un poco corto para una épica. Pero Fernando Meirelles y su codirectora Kátia Lund hacen que cada cuadro cuente, cocinando una tormenta salvaje de muertes violentas, giros inesperados y simpatías cambiantes. Trabajando con un elenco casi exclusivamente aficionado escogido a mano de las verdaderas favelas de Río y entrenado durante un período de meses, Meirelles y Lund narran las vidas entrecruzadas de un grupo dispar de ladrones y traficantes de drogas en tres décadas.

Centrada en el tranquilo y reflexivo Rocket y su vicioso e impredecible polo opuesto a Li'l Zé, la película muestra un momento de cambio tortuoso, a medida que la favela y la ciudad se expanden fuera de todo reconocimiento, y la corrupción y la violencia se filtran en cada rincón de vida pública. Un éxito masivo en el país y en el extranjero, la película inspiró su propio spin-off en televisión, la igualmente grandiosa Ciudad de los Hombres.

 

Zodiaco

Dir. David Fincher, 2007.

Una historia épica sin el criminal, el relato forense detallado de David Fincher de la investigación sobre los asesinatos del zodíaco que aterrorizaron a San Francisco en la década de 1970, se limita a turbios asesinatos en bosques y una lista de sospechosos potenciales. El enfoque cambia a los detectives mismos: el detective de la policía de Mark Ruffalo, Toschi, el cansado periodista de Robert Downey Jr, Avery, y el dibujante político de Jake Gyllenhaal se convirtieron en el aficionado Graysmith, en cuyo libro se basó la película.

Dada la poca violencia en pantalla que presenta Fincher, y el hecho de que el caso aún no está resuelto, es extraordinaria la cantidad de tensión que logra acumular, desde un horrible incidente en una autopista nocturna hasta un encuentro en el sótano profundamente inquietante entre Graysmith y uno de sus principales sospechosos, interpretado con una intensidad macabra por el propio Roger Rabbit, Charles Fleischer.

 

Pájaros de Verano

Dir. Cristina Gallego y Ciro Guerra, 2018.

Al rastrear la caída no solo de una familia criminal, sino de una forma de vida completa, esta odisea colombiana describe con gran detalle cómo la creciente dependencia del país en la producción ilegal de drogas atrajo y destruyó a su población indígena. Rapayet es miembro del Wayuu, el grupo étnico nativo más grande de Colombia, cuyas intrincadas costumbres y trajes de vivos colores se representan con detalles en las escenas iniciales de la película. Cuando una pandilla de trabajadores de ONG estadounidenses le pide que les dé una gran cantidad de marihuana, Rapayet comienza por un camino que finalmente consumirá a todo su clan.

No tan inclinado cósmicamente como el fenomenal debut de Cristina Gallego y Ciro Guerra, El Abrazo de la Serpiente (2015), pero tan riguroso en su evocación de la historia de América del Sur, Pájaros de Verano reformula la épica del crimen como tragedia social, con el atractivo del poder y el dinero tiene prioridad sobre la tradición.

Trad. EnFilme

Fuente:  British Film Institute

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Elisabeth Moss podría unirse a Michael Fassbender...
SIGUIENTE
NOTAS
Bong Joon Ho revela los cinco filmes que...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


CARTELERA
Madagascar 3: Los fugitivos


NOTAS
Trailer. Matthew McConaughey en ‘The...


NOTAS
Video: François Truffaut habla sobre...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • La verdadera historia detrás...
    Frank ‘The Irishman’ Sheeran es el tema central de la nueva película de Martin Scorsese, con Robert De Niro interpretándolo...
  • Fran Healy (Travis)
    Hablamos con Fran Healy, cantante de Travis sobre la película que dirigió, Almost Fashionable.
  • Lucrecia Martel
    Las mujeres son quienes más han transformado el mundo en los últimos 120 años.
  • EnFilme y Eyelet te...
    EnFilme y eyelet te permiten ver las mejores películas del mundo.
  • 5 filmes de arte sobre arte,...
    eyelet y EnFilme les proponemos cinco destacados filmes que pueden ver aquí.
  • Berberian Sound Studio
    A través de la metatextualidad, Berberian Sound Studio (2012) explora la inmersión de un hombre en la desolación, el aislamiento...
  • A través del espejo
    La película es considerada como la primera parte de lo que ha sido conocida como la ‘trilogía de la ausencia de Dios’.
  • Lukas Moodysson
    En la pasada edición del BFI London Film Festival tuvimos la oportunidad de platicar con el realizador sueco Lukas Moodysson, quien...
  • Ernesto Daranas (Conducta)
    #FICG29. Entrevista: El cubano Ernesto Daranas delinea la naturaleza del verdadero maestro en 'Conducta'.
  • Harun Farocki
    Durante la edición 2014, FICUNAM le dedicó una retrospectiva a la obra del cineasta, videoartista y teórico alemán Harun...
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad