ABSCAM: el verdadero Escándalo Americano detrás de American Hustle - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
ABSCAM: el verdadero Escándalo Americano detrás de American Hustle
Publicado el 20 - Ene - 2014
 
 
Detrás de la más reciente cinta de David O. Rusell, American Hustle, se esconde un escándalo lleno de corrupción, política, esteoripos y discriminación. - ENFILME.COM
 
 
 

Conoce más verdaderas historias que inspiraron al cine

Lee aquí nuestra reseña de American Hustle

Escuchar el soundtrack de American Hustle

La más reciente cinta de David O. Rusell, American Hustle, advierte desde su inicio que algunos de los sucesos que en ella se verán, pudieron pasar en la realidad, y es que la cinta nominada a diez premios Oscar se basa en el real –y muy polémico- escándalo conocido como Abscam. Pero mientras que los nombres se han cambiado y muchos de los personajes involucrados en la investigación de corrupción –aún controversial– que se llevó a cabo de Jersey a Florida a finales de los setenta y principios de los ochenta, se han transformado o han sido totalmente inventados por los guionistas de la cinta (el propio O. Rusell y Eric Warren Singer), no es ningún secreto que los hechos que inspiraron el filme resultan ser mucho más extraños y escandalosos de lo que Hollywood jamás podría imaginar.

En American Hustle, Christian Bale y Amy Adams interpretan a Irving Rosenfeld y Sydney Prosser, dos estafadores que son atrapados por Richard DiMaso, un agente del FBI a cargo de Bradley Cooper. Para reducir sus sentencias, este último los pondrá a trabajar bajo sus órdenes para atrapar a un “pez más grande” dentro del mundo de las estafas sin embargo. Por azares del destino, terminan por atrapar a un senador y seis miembros del Congreso Estadounidense.

Un minucioso artículo de NJ.com narra la historia real de esta forma:

La elaborada investigación atrapó a siete miembros del Congreso, incluyendo seis de la Cámara de Representantes y un veterano senador de los EE.UU., junto con un poderoso legislador del estado de Nueva Jersey, tres concejales de Filadelfia y una serie de operadores políticos de alto nivel. La operación Abscam involucraba falsos jeques árabes ricos gracias a negocios petroleros, maletas llenas de dinero en efectivo –que funcionaban como sobornos-, obras de arte robadas, pagos de licencias de casinos de Atlantic City y en la trastienda, tráfico de influencias que generaron titulares en todo el mundo y desencadenaron ondas de choque político durante años a partir de su destape.

La operación encubierta, que salió a la luz en febrero de 1980, en última instancia, condujo a la condena del Senador Harrison A. Williams (demócrata por Nueva Jersey), del alcalde democrático de Camden, Angelo Errichetti, el congresista demócrata por Nueva Jersey, Frank Thompson Jr., y otros legisladores que fueron capturados en videos, grabados secretamente, aceptando decenas de miles de dólares en sobornos .

Abscam es un capítulo en la historia de la nación estadounidense que todavía enfurece a los abogados defensores implicados en el caso, quienes dicen que todo se basó en los crímenes que el mismo gobierno creó. Fuertemente criticado por un juez federal de distrito, que acusó al gobierno de utilizar tácticas "escandalosas", el asunto fue etiquetado como un caso de mala conducta del fiscal por un ex Fiscal de EE.UU. para el Distrito de Nueva Jersey.

El personaje que Bale encarna en la película de O. Rusell se basa en Mel Weinberg, estafador quien trabajó con agentes del FBI en la creación de una empresa falsa llamada Abdul Enterprises, Ltd., dirigida por un jeque árabe ficticio (Abscam es una contracción de "Abdul" y "scam", estafa).

Christian Bale in 'American Hustle' and his sort-of real life counterpart Mel Weinberg (Columbia Pictures/AP)  

Christian Bale en el personaje de Irving Rosenfeld, inspirado en Mel Weinberg (derecha)

El plan era obtener evidencia sobre los ladrones y mafiosos, y lo hicieron, así como la recuperación de algunas valiosas obras de arte robadas. Pero la operación también terminó siendo un caso de corrupción política, cuando funcionarios electos aceptaron sobornos. Llegó a ser muy polémico porque, como un abogado del gobierno dijo, era "una estafa dentro de una estafa", y violó las directrices del Departamento de Justicia para las operaciones encubiertas, incluyendo el pago a Weinberg 150.000 dólares por su papel.

Weinberg, quien que fue consultor de la película y pasó tres días con Bale, afirmó sobre el actor: "Es un buen tipo, pero yo soy del Bronx y él es de Inglaterra… Eso es Hollywood". El 'verdadero' estafador ahora vive en la Costa de la Florida, casi ciego, sigue siendo fuerte a los 89 años y es capaz de recordar hasta el más mínimo detalle de Abscam: "Fue muy fácil", dice sobre la investigación,"pero nunca podría volver a suceder."

Escándalo Americano, la otra moneda...

American Hustle ha generado cierta discusión sobre su fidelidad con los acontecimientos y personajes retratados, así como sobre las tácticas utilizadas por el FBI para atrapar a criminales y, “por accidente”, miembros de la política. Sin embargo, James Zogby, Presidente del Instituto Árabe Americano, ha abierto otra dimensión en el debate que él mismo considera: “ha sido ignorada”, tanto por la película como por la prensa, al escribir un artículo sobre las implicaciones e impacto que tuvo el caso real en los estadounidenses de origen árabe y en su cultura.

En el texto titulado What American Hustle Doesn't Tell You About ABSCAM (Lo que no te dice American Hustle sobre ABSCAM), Zogby escribe:

Para muchos en mi comunidad todo el episodio era más que otro ejemplo de estereotipo negativo que hace daño. Habíamos crecido con una dieta constante de representaciones racistas de los árabes, ya sea como terroristas sedientos de sangre o jeques ricos en petróleo, lujuriosos, codiciosos. Durante décadas, Hollywood había alimentado los estereotipos, la televisión había reforzado estas imágenes y los caricaturistas políticos las habían hecho un estándar.

Ser árabe no era más que ser diferente, malo, perverso, menos que humanos. En aquel entonces, el columnista Nicholas von Hoffman escribió: "ningún grupo religioso, nacional, o cultural... ha sido vilipendiado de forma tan masiva y sistemática."

El impacto en la sociedad estadounidense era claro. Poco después de la operaciónn Abscam, el Instituto de Oriente Medio dio a conocer los resultados de una encuesta de opinión pública, que mostraba que las mayorías de los estadounidenses describían a los árabes como "bárbaros y crueles", "traidores", "guerreros" y "ricos".

Nunca olvidaré cuando mis hijos volvieron a casa en la noche de Halloween después de Abscam y me dijeron que ellos no querían que nadie en su escuela supiera que eran de ascendencia árabe. La razón que me dieron fue que en el desfile anual de disfraces de Halloween de ese año, varios de sus compañeros de clase se había disfrazado de "árabes" portando narices grandes, pistolas, cuchillos, latas de aceite y bolsas de dinero.

Los estereotipos negativos de los árabes se habían vuelto tan arraigados en la cultura que fueron vistos como aceptables para su uso, incluso, por la agencia de aplicación de la ley más alta en el país. Recuerdo que enfrenté a un funcionario del FBI con estas preguntas sobre Abscam: ¿Por qué utilizar una caricatura Árabe para atrapar a un político? ¿Por qué involucrar a los árabes en un esquema de sobornos en el Congreso, cuando ningún árabe jamás había hecho nada por el estilo? ¿Alguna vez ha utilizado otro grupo étnico?. Su respuesta lo dijo todo: "Buscábamos crear un escenario que sería visto como creíble y éste tenía sentido para nosotros".

El impacto no sólo fue cultural. Mediante la construcción de un acontecimiento que nunca había ocurrido -árabes utilizando el dinero para "comprar" el Congreso- el FBI había puesto la participación política de los árabes estadounidenses en riesgo. En los años que siguieron, varias campañas políticas importantes rechazaron las contribuciones de los donantes estadounidenses árabes, por temor a ser acusados ​​de "tomar dinero de los árabes."

Para los árabes estadounidenses, esta fue la historia de Abscam. Fue un Escandalo Americano, seguramente, pero fue profundamente doloroso para toda una cultura. Más importante aún, fue el acontecimiento que nos impulsó a la acción. Es una pena que Hollywood no consideró oportuno conseguir la parte de la historia correcta. Pero para hacerlo, habrían tenido que reconocer el papel que desempeñaron en ayudar a popularizar el estereotipo negativo que el FBI utilizó en primer lugar.

JAR (@franzkie_)

FUENTE: Belief.net, HuffingtonPost, NJ, YMovies

Aquí un vídeo real de la operación Abscam:

  

Entrevista con el verdadero Irving Rosenfeld (Christian Bale), Mel Weinberg  en la que habla sobre su papel en la operación Abscam del FBI:

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Hollywood y las clínicas de guiones
SIGUIENTE
NOTAS
Woody Allen, 22 años después de las acusaciones...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Video: David Bowie, Brian Eno y Tony...


NOTAS
Trailer. Chloë Sevigny y Natasha Lyonne...


NOTAS
Michael Mann dirigirá una nueva biopic...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Tenemos la carne
    El arrebato fílmico de Emiliano Rocha Minter está lleno de furia, pero también de cinismo, hacia fuera pero igualmente hacia...
  • The Square: La farsa del arte
    Reseña: 'The Square' es muestra de la buena condición (poderosa y despiadada) en que se encuentra la creatividad de Ruben...
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • Edén
    Edén es el arco temporal que va de “Da Funk” a “Within”, dos sólidas columnas sobre las que descansa esta...
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
  • Pawel Pawlikowski (Cold War)
    Entrevista: conversamos con el director polaco Pawel Pawlikowski sobre ‘Cold War’, el más reciente de sus filmes.
  • Los 11 filmes favoritos de...
    A nadie que conozca su obra extrañarán las elecciones del maestro polaco.
  • 5 recomendaciones de Amat...
    En un intento por hacer más amable y llevadero el #QuédateEnCasa, el equipo de EnFilme se dio a la tarea de contactar -a...
  • El libro de la vida (Diego...
    Con motivo del estreno de The Book Of Life, viajamos a...
  • Yo, Daniel Blake
    I, Daniel Blake de Ken Loach ganó en 2016 la Palma de Oro en Cannes. Lo analizamos.
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad