CINE Y ARTE. ‘2001: A Space Odyssey’ y el suprematismo - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
CINE Y ARTE. ‘2001: A Space Odyssey’ y el suprematismo
Publicado el 29 - Jun - 2018
 
 
Desde el lanzamiento de la obra maestra de Stanley Kubrick, '2001: A Space Odyssey '(2001: Una odisea del espacio, 1968), muchos críticos, teóricos e investigadores han interpretado y argumentado los significados y simbolismos - ENFILME.COM
 
 
 
por Luis Fernando Galván

Aquí puedes leer nuestros textos de CINE Y ARTE

Existen obras artísticas y, en este caso específico, trabajos cinematográficos que definen la experiencia de lo que es el cine. Estos ‘filmes cumbre’ han sido estudiados a lo largo de las décadas, haciendo que cada vez sea más difícil aproximarse a ellas de una manera novedosa evitando caer en las repeticiones de comentarios y análisis previos. La obra maestra de Stanley Kubrick, 2001: A Space Odyssey (2001: Una odisea del espacio, 1968), pertenece a este selecto grupo. La conjunción de imagen, música y asombro filosófico resultan apabullantes, incluso para un espectador del siglo XXI. Las miradas y reflexiones de Kubrick sobre la noción de “lo infinito” y el papel del ser humano en la inmensidad del universo siguen sorprendiendo a más de 40 años de su confección. El filme, al dividirse en cuatro secciones, hace pensar que se trata de un magnífico opus, una sinfonía del cine orquestada por Kubrick que se apoya notablemente en “Also Sprach Zarathustra” (Richard Strauss) y “The Blue Danube” (Johann Strauss). La presencia de un misterioso monolito, la escena que conduce a uno de los cortes más imitados en la cultura visual (la del hueso volando por los aires que se convierte en nave espacial), el descubrimiento de armas rudimentarias para usurpar las vidas de los rivales, los posibles peligros de la Inteligencia Artificial, el deseo del ser humano por comprender los orígenes de la existencia; todos estos sucesos y temas configuran una experiencia filosófica asociada a preguntas monumentales sobre el discurso histórico y evolutivo del hombre. Kubrick retoma el antiguo cuestionamiento socrático para indagar sobre nosotros mismos, nuestro entorno, nuestro tiempo, así como el potencial de descubrir lo desconocido.

Desde su lanzamiento, muchos críticos, teóricos e investigadores han interpretado y argumentado los significados y simbolismos de las escenas del filme, en particular las que se refieren al monolito negro y la habitación blanca. De cualquier manera, muchos de estos iconos visuales pueden provenir del movimiento artístico ruso de principios del siglo XX conocido como suprematismo. Creado por Kazimir Malevich (1878-1935), fue uno de los movimientos más radicales en el arte abstracto. Su nombre deriva de la creencia de Malevich de que el arte suprematista sería superior a todo el arte del pasado, y que conduciría a la “supremacía del sentimiento puro o la percepción en las artes pictóricas”. Fuertemente influenciado por los poetas de vanguardia, y un movimiento emergente en la crítica literaria, Malevich derivó su interés en burlar las reglas del lenguaje, en desafiar a la razón. Creía que solo había vínculos delicados entre las palabras o los signos y los objetos que denotan, y de esto vio las posibilidades de un arte totalmente abstracto. Y así como los poetas y los críticos literarios estaban interesados ​​en lo que constituía la literatura, Malevich llegó a sentirse intrigado por la búsqueda de los elementos esenciales del arte. Fue un proyecto radical y experimental que a veces se acercó a un extraño misticismo. Malevich expuso su estética en el Manifiesto del Suprematismo, escrito en colaboración con Maikovski, en 1915:

Por suprematismo entiendo la supremacía de la sensibilidad pura en las artes figurativas [...] Lo objetivo en sí mismo no tiene significado para el suprematismo, y las representaciones de la conciencia no tienen significado para él. Decisiva es, en cambio, la sensibilidad; a través de ella el arte llega a la representación sin objetos, al suprematismo. Llega a un desierto donde nada es reconocible, excepto la sensibilidad.

El interés de los suprematistas por la abstracción se encendió con la búsqueda del "cero grado" de la pintura, el punto más allá del cual el medio no podía seguir sin dejar de ser arte. Esto motivó el uso de motivos muy simples, ya que articulaban mejor la forma y la superficie plana de los lienzos en los que se pintaban. (En definitiva, el cuadrado, el círculo y la cruz se convirtieron en los motivos favoritos del grupo). También alentó a muchos suprematistas a enfatizar la textura superficial de la pintura sobre lienzo, siendo esta textura otra cualidad esencial del soporte pictórico.

A partir de estas nociones de lo que implica el suprematismo, el equipo de FILM IS ART elaboró un videoensayo en el que se analiza la influencia del movimiento artístico y los preceptos de Malevich en algunos aspectos visuales y conceptuales del filme de Kubrick.

Fuente: FILM IS ART

Textos consultados:

- The Non-Objective World: The Manifesto of Suprematism, escrito por Kasimir Malevich (Courier Corporation, 2003).

- Malevich, escrito por Gilles Néret (Taschen, 2003).

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Video. La metaficción en la obra de Mel Brooks
SIGUIENTE
NOTAS
Meryl Streep, Emma Stone y Saoirse Ronan...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
#FICG29 Día 6: ‘3x3d’ (Godard,...


NOTAS
Star Wars será en 35 mm


CINICIADOS
Día a día FICG 26
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Lila Avilés (La camarista)
    Entrevista: Conversamos con la directora mexicana, Lila Avilés, sobre ‘La Camarista’, filme ganador del FICM.
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • La sal de la Tierra
    Reseña: La sal de la Tierra es en realidad una misma historia narrada a tres voces (la de Wenders, la de Ribeiro, la de Salgado y su...
  • El pasado
    Con Le Passé, Farhadi establece una propuesta que repudia prejuicios, preconcepciones y trivializaciones; las fórmulas precisas para...
  • Party Girl, el alma de la...
    Reseña. Samuel Theis, hijo de la protagonista, y las otras dos directoras hacen de la realidad una ficción en Party Girl.
  • Mediterránea: La odisea de...
    Reseña: Desde un enfoque humanista, Jonas Carpignano explora el dolor, la ansiedad y la decepción que viven los refugiados que desean...
  • Amat Escalante (La región...
    Entrevista: Amat Escalante ganó el premio a Mejor Director en Venecia (2016).
  • KLIP
    La protagonista de Klip convive entre la extrema pobreza que la rodea y el culto a la imagen.
  • Una bella luz interior
    Isabelle es una mujer empoderada, exitosa, bellísima, sofisticada; no son la culpa o el remordimiento las anclas que le evitan encontrar...
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad