¿Cómo se creó el oso que ataca a Leonardo DiCaprio en ‘The Revenant’? - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
¿Cómo se creó el oso que ataca a Leonardo DiCaprio en ‘The Revenant’?
Publicado el 06 - Ene - 2016
 
 
Richard McBride (supervisor de producción de efectos visuales) habla sobre el proceso de realización del oso que ataca a Hugh Glass (Leonardo DiCaprio) en 'The Revenant' de Alejandro González Iñárritu. - ENFILME.COM
 
 
 

Lee aquí nuestra Reseña de The Revenant

Conoce al hombre detrás del oso de The Revenant

Ve aquí el 'detrás de cámaras' de  The Revenant

Aquí puedes leer nuestra minicrítica de The Revenant

Emmanuel Lubezki habla sobre el proceso de realización de ‘The Revenant’

 

Industrial Light & Magic (ILM), la empresa fundada por George Lucas en 1975 y dedicada a producir efectos visuales y gráficos generados por ordenador para películas, ha dado a conocer, mediante las declaraciones de Richard McBride (supervisor de producción de efectos visuales), el proceso de realización del personaje llamado Judy, el oso que ataca a Hugh Glass (interpretado por Leonardo DiCaprio) en The Revenant (2015), el drama de sobrevivencia dirigido por Alejandro González Iñárritu.

McBride señala que:

Lo que era interesante, pensando en las primeras conversaciones con el director [Alejandro González Iñárritu], fue la forma en que todo se construyó en base al movimiento, la planificación y la coreografía, pero siempre teniendo en cuenta que se trataba de un ataque real de un oso. Y la otra cosa en la que todos debíamos pensar es que no se trataba de un monstruo, sino de una especie en su hábitat natural y que simplemente debía comportarse como un animal salvaje normal. Alejandro quería, desde el inicio, que el ataque fuera repentino y que se sintiera de cerca la acción, sumergiéndose en cada detalle.

A diferencia del ataque de los indios –mostrado en la apertura del filme–, el apabullante oso fue concebido como “una sola toma continua” en un bosque con lluvia. En general, fue una brillante colaboración entre Iñárritu, el director de fotografía Emmanuel Lubezki, Leonardo DiCaprio, el diseñador de producción Jack Fisk, el equipo de especialistas de ILM, los diseñadores de sonido Randy Thom y Martín Hernández, y el editor Stephen Mirrione.

El equipo de ILM se reunió primero con Scott McMillion, autor de Mark of the Grizzly, para aprender todos los posibles escenarios que pueden suceder en el bosque. Se basó en los encuentros casuales, principalmente en la manera en que un oso actúa al momento de proteger a sus cachorros, pues esa es la base del ataque en The Revenant.

Una referencia fundamental fue el material de archivo en línea que muestra el ataque de un oso real en un zoológico alemán, en el que un hombre borracho tropezó en la jaula. Lo más notable fue la aleatoriedad aparente del ataque y que fue registrado sin cortes. Esta fue la base de la coreografía. “Inicialmente, un equipo de especialistas elaboró ​​la coreografía de cómo iban a embestir, jalar y atacar al actor durante la toma”, señala McBride.

Para nosotros, el equipo de efectos visuales, era importante que durante la filmación se mantuviera visible a Leo, así que una vez que se hacía el trabajo de cámara, posicionamos a nuestro especialista de tal manera que él estuviera agarrando, jaloneando y empujando en todos los lugares adecuados donde pensamos que los golpes se producirían. Y debíamos mantenerlo a cierta distancia para facilitarnos los puntos de referencia –de entrada y salida– para colocar el oso encima de él. En última instancia, fue un trabajo arduo y extenso debido a lo cerca que debíamos estar de la acción central.

La parte más interesante del ataque era la quietud tranquila o que se produjo en medio de los momentos viciosos. La anticipación de lo que iba a ocurrir a continuación lo hizo más aterrador. "Cuando Leo se involucró, él le añadió un ritmo más complejo que le permite al espectador sentir cierta simpatía por el oso”, señala McBride.

Respecto a la simulación de las texturas del oso, McBride enfatizó.

Diseñamos la simulación de la carne sobre los huesos y luego añadimos una capa de piel encima de todo eso. Esto permitió crear complejidad en el movimiento del animal, pero teníamos que marcarlo una y otra vez debido a que si mirabas con detenimiento te percatabas de un brillo artificial en la piel que parecía poco natural como si descaradamente fuera diseñado por computadora, muy brillante y parpadeante.

ILM utilizó Zenon para la simulación, Maya para la animación y RenderMan de Pixar para la representación. Mientras tanto, el equipo de modelado construyó formas y controles que proporcionaron una actuación muy naturalista para Judy.

Otras consideraciones incluyen la forma húmeda de la piel y cómo reaccionaría ante la luz y la forma en que se verían las heridas y el enrojecimiento de la sangre. McBride concluye:

Hay un momento en el que ya se ha disparado el arma de fuego y los dos –el oso y Leo– están dañados: el oso está sangrando y Leo está gravemente herido. La cámara se mueve para mostrar cómo se desangra el animal, mientras que los cachorros están al lado, pero el oso siente que la amenaza sigue latente por lo que continua luchando para estar de pie; podría alejarse, pero prefiere una última estocada para proteger a sus cachorros.

No es de extrañar que el ataque de un oso esté dando mucho de qué hablar en la industria, para McBride, este suceso “es la esencia dramática de gran uso de los efectos visuales”.

The Revenant se estrenará en México el próximo 22 de enero.

LFG (@luisfer_crimi)

Fuente: Indiewire

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
VIDEO. Similitudes entre ‘Ex Machina’ y ‘Under...
SIGUIENTE
NOTAS
Nominados a los American Society of...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Trailer de Snow: Red vs. Dead, la...


NOTAS
Video. Michael Haneke habla sobre la...


FESTIVALES
1er Distrital
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad