Día 4: 'ELLE' de Verhoeven, 'LA LA LAND' de Chazelle y 'Ma Loute' de Dumont - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Día 4: 'ELLE' de Verhoeven, 'LA LA LAND' de Chazelle y 'Ma Loute' de Dumont
Publicado el 25 - Oct - 2016
 
 
Minicríticas de 'Elle' de Paul Verhoeven, 'La La Land' de Damien Chazelle, y 'Ma Loute' de Bruno Dumont. - ENFILME.COM
 
 
 

Elle

Dir. Paul Verhoeven, Francia/Alemania/Bélgica, 2016.

(Estrenos internacionales)

★★★★

Michèle (Isabelle Huppert), la directora de una empresa líder en la industria de los videojuegos, se divierte manteniendo una relación en secreto con Robert (Christian Berkel), el esposo de su socia y mejor amiga Anna (Anne Consigny). De la misma manera que se desenvuelve en los negocios, ella es cruel e inflexible en las relaciones humanas. Un día, ella sufre el ataque sexual de un misterioso hombre que irrumpe en su casa. A partir de ese momento, Michèle planea lentamente la manera en que se aproximará a su agresor. Basado en la novela de Philippe Djian titulada Oh ...!, Elle examina las reacciones que tiene una mujer después de sufrir una violación. El filme abre con el feroz ataque, y esto no es casualidad ya que Verhoeven inculca su premisa de manera muy contundente: Michèle es una mujer sin escrúpulos y así quiere mantenerse; ella no quiere doblegarse. Pero al mismo tiempo pone en marcha su propia investigación para descubrir la identidad de su violador. Paul Verhoeven se olvida de los traumas de la protagonista y se centra en sus deseos enfermizos, no sólo de venganza, sino de volver a ser atacada. El realizador holandés combina el suspenso y el humor negro para transitar de lo despiadado e hilarante hasta lo absurdo y sombrío. Incluso, Verhoeven evidencia su mano prodigiosa para despertar los pensamientos más perversos del espectador y, al mismo tiempo, esbozar un implacable retrato del sistema socio-económico de la burguesía europea que, además del dinero, es motivado por el poder, es decir, manifestar una ética dominante como la principal herramienta de una dialéctica entre la opresión y el sometimiento.

LFG (@luisfer_crimi)

La La Land

Dir. Damien Chazelle, EE.UU., 2016.

★★★★1/2

Mia (Emma Stone) es una de tantas actrices que se mudan a Hollywood buscando detonar su carrera. Mientras tanto trabaja como barista, comparte sueños y departamento con un grupo de chicas y sufre los rechazos faltas de respeto de los encargados de un casting tras otro para papeles que poco la emocionan. La vida prácticamente la obliga a conocer a Sebastian (Ryan Gosling), un músico que ama al jazz puro por sobre todas las cosas y que se rehúsa a ver la madurez como un abandono de sus pasiones y, mientras tanto, acumula corajes y deudas. Juntos enfrentan al monstruo de Los Angeles para buscar su propia versión del sueño americano.

Si en Whiplash el joven guionista y director Damien Chazelle desarrolló la tesis de que los sueños se logran a punta de sufrimiento y sacrificios extremos, aquí abandona un poco la oscuridad y esa premisa deviene en una apuesta más prometedora pero que sigue firme en lo principal: no te vendas y ve y busca tu verdadero sueño. Si bien le entra de lleno al género musical con el que coqueteaba en su película anterior, no se entrega por completo al ridículo ni a la cursilería, sino que lo utiliza para homenajear las posibilidades que siguen existiendo en la industria y lo hace suyo para que el jazz siga. La La Land es una tragicomedia romántica en la que Gosling y Stone reafirman el valor como equipo que alguna vez demostraron en Crazy, Stupid Love, y en la que el cineasta juega con las expectativas del público planteando una historia convencional y predecible pero volteando la tuerca cada que se acerca a sumergirse en los clichés. Además del homenaje, contiene una crítica al Hollywood de nuestros días, en el que parece que una actriz y un músico tendrían que pisar el ridículo para lograr sus objetivos, pero dejando claro que detrás de la cámara está un cineasta que está llegando a la cima de la industria y lo está haciendo a su manera.

AVE(@AloValenzuela)

 

Ma Loute

Dir. Bruno Dumont, Alemania, Francia, 2016.

★★★★

A principios del siglo XX, en un pequeño pueblo francés, un adolescente (Brandon Lavieville) trabaja con su padre cargando en brazos a los habitantes del lugar para ayudarlos a atravesar un escueto río. No obtienen demasiado dinero y su familia se alimenta de la carne de los turistas que pasan por la playa del lugar. Eso lleva a dos policías, que remiten inmediatamente al gordo y al flaco, a investigar las misteriosas desapariciones de los visitantes al pueblo, aunque en realidad parece que lo que quieren es demostrar que se quedarán como un misterio. Todo cambia cuando Ma Loute conoce a Billie (Raph), que a veces se viste de niño y a veces de niña según su humor, y que está ahí de visita en casa de sus tíos, una bizarra familia aristócrata. En esta retorcida farsa al estilo de Romeo y Julieta, se desatan sentimientos amorosos entre estos dos adolescentes.

Bruno Dumont demostró desde El pequeño Quin Quin que un autor serio y profundo puede cambiar radicalmente de género y mantener su esencia, su valor y su intensidad.  En Ma Loute le entra sin reservas al slapstick policiaco con gags de pastelazo y un sinsentido crónico. Sin embargo, como en la farsa clásica, recurre a los símbolos para dotar de profundidad a la historia y plantear distintas lecturas en torno a temas como la sexualidad, la lucha de clases, la madurez y la familia. El humor no siempre es atinado y la locura de los personajes llega a parecer gratuita, pero es que Dumont siempre ha sido un cineasta que le apuesta al riesgo y no teme alejarse de la zona de confort de las grandes obras con las que impulsó su carrera. En Ma Loute los personajes no quieren entender la vida que, para su decepción, constantemente les brinda una explicación. Pero al final, Dumont recurre al surrealismo que es tan cercano a la farsa, y el sinsentido vence porque nadie le rehuye. 

AVE(@AloValenzuela)

 

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Selección Oficial de Documental Mexicano #FICM2016
SIGUIENTE
NOTAS
Día 5: ‘Arrival’ de Dennis Villeneuve, ‘Nocturnal...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Primeros ganadores de los Premios del...


NOTAS
Día 5. ‘Los ojos de Orson Welles’ de...


CARTELERA
12 horas para sobrevivir: El inicio
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Lila Avilés (La camarista)
    Entrevista: Conversamos con la directora mexicana, Lila Avilés, sobre ‘La Camarista’, filme ganador del FICM.
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • La sal de la Tierra
    Reseña: La sal de la Tierra es en realidad una misma historia narrada a tres voces (la de Wenders, la de Ribeiro, la de Salgado y su...
  • El pasado
    Con Le Passé, Farhadi establece una propuesta que repudia prejuicios, preconcepciones y trivializaciones; las fórmulas precisas para...
  • Party Girl, el alma de la...
    Reseña. Samuel Theis, hijo de la protagonista, y las otras dos directoras hacen de la realidad una ficción en Party Girl.
  • Mediterránea: La odisea de...
    Reseña: Desde un enfoque humanista, Jonas Carpignano explora el dolor, la ansiedad y la decepción que viven los refugiados que desean...
  • Amat Escalante (La región...
    Entrevista: Amat Escalante ganó el premio a Mejor Director en Venecia (2016).
  • KLIP
    La protagonista de Klip convive entre la extrema pobreza que la rodea y el culto a la imagen.
  • Una bella luz interior
    Isabelle es una mujer empoderada, exitosa, bellísima, sofisticada; no son la culpa o el remordimiento las anclas que le evitan encontrar...
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad