Día 8: ‘Mountains May Depart’, de Jia Zhang Ke; ‘Youth’ de Paolo Sorrentino; ‘Love’ de Gaspar Noé. #Cannes2015 - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Día 8: ‘Mountains May Depart’, de Jia Zhang Ke; ‘Youth’ de Paolo Sorrentino; ‘Love’ de Gaspar Noé. #Cannes2015
Publicado el 19 - May - 2015
 
 
Jiang Zhang Ke, Paolo Sorrentino y Gaspar Noé en el octavo día de #Cannes2015. - ENFILME.COM
 
 
 

Todo sobre Cannes 2015 · Selección Oficial 2015 · Jurado

Días: 1 · 2 · 3 · 4 · 5 · 6 · 7 · 8 · 9 · 10 · 11 · Ganadores

En la octava jornada del Festival de Cannes, se ha programado los estrenos del más reciente filme del director chino, Jia Zhang Ke, Mountanis May Depart; la tan esperada Youth, del prodigio italiano, Paolo Sorrentino y, en la función de medianoche, Love, del provocador, Gaspar Noé.

Aquí van las primeras críticas:

Competencia Oficial: Mountains May Depart, Jia Zhang Ke (China)

Como en el anterior filme de Zhang Ke, Un toque de pecado, Mountains May Depart está dividida en segmentos, solo que en esta ocasión los tres están conectados por una historia de desamor. Cada una de las partes se sitúa en un año distinto 1999, 2014 y 2025, y para cada una se ha usado un formato distinto. El filme comienza en China y culmina en Australia, analizando así qué sucede cuando los chinos realizan ese tan anhelado viaje hacia Occidente. Como en sus filmes anteriores, Zhang Ke analiza cómo el capitalismo feroz de su país repercute en el tejido social y en sus integrantes.


http://enfilme.com/img/content/mountains_may_depart_Enfilme_6g674.png

El consumado cronista del cine de una China que evoluciona tan rápidamente que sus propios ciudadanos apenas pueden mantener el ritmo, Jia Zhang Ke, toca una fibra particularmente melancólica en Mountains May Depart, una instantánea polimorfa del capitalismo del siglo XXI y sus descontentos, que también encuentra el cineasta, al igual que a varios de sus personajes, aventurándose por primera vez fuera de su tierra natal y de su lengua madre. Siguiendo a una sola familia arrojada sobre el tiempo, la marea y la marcha hacia adelante del progresos durante el lapso de un cuarto de siglo, la última película de Jia aborda una serie de temas de mascotas a través de una lente menos peculiar y estilizada que la horriblemente violenta Un toque de pecado de 2013 o de 2006, Still Life (con sus edificios condenados despegando como cohetes). Pero si Mountains... se siente un tanto esquemática por momentos, y torpe en su tercer acto con sus escenas en inglés, el impacto acumulativo sigue siendo enormemente conmovedor, destacado por la arrobadora creación de imágenes de Jia y una actuación luminosa al centro de la musa regular ( y mujer) del director, Zhao Tao. La exposición internacional debe ejecutar alta, mientras que la película se encontrará con menos oposición que El pecado de los censores chinos locales.

-Scott Foundas, Variety

 

El efecto del acelerado desarrollo económico de la China contemporánea y de la evolución social de la identidad, la tradición y la conexión humana siempre ha sido el gran tema dque ha definido las películas de Jia Zhang-ke. Pero su exploración del cambio, la pérdida y el arrepentimiento nunca se ha sentido más personal que en Mountains May Depart, una historia que comienza con un triángulo amoroso en el año 1999, en la ciudad natal del norte del director, Fenyang, continúa en 2014 y luego salta hacia adelante a Australia, 2025. Mientras que la sección final muestra la falta de confianza de trabajar en inglés de Jia, el paso en falso se borra al instante en una secuencia de conclusión hermosa que reafirma la profundidad del dolor de la película de sentimientos y el extraordinario sentido del lugar.

-        David Rooney, The Hollywood Reporter

Chung Sylvia, el director Jia Zhang Ke y la protagonista, Zhao Tao

Competencia oficial: Youth de Paolo Sorrentino (Italia - Suiza - Reino Unido - Francia)

Youth, la esperada película de Paolo Sorrentino, que en 2014 ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera por La Grande Bellezza, en esta ocasión no ha tenido el homogéneo y aclamado recibimiento que se esperaba. Parece que con su filme anterior y Il divo, el propio italiano puso la vara muy alta y, aunque con una buena acogida, Youth no logró ser el filme indiscutible que a todos entusiasma.

Todo lo que los fans del director esperan está aquí: composiciones impresionantes (con Luca Bigazzi de nuevo detrás de la lente), una comprensión de un segundo a otro de la gama emocional de la música, interludios deliciosamente inesperados, y una actuación imponente, esta vez dividida en dos (o en dos y media, ya que
la breve participación de Jane Fonda es indeleble). Además, hay una presencia femenina más fuerte vista desde This Must Be the Place. La influencia de Fellini, en especial la de 8 ½, continúa, y aunque todo el paquete no tiene la bravura de Il Divo o La gran belleza, está más en contacto con la experiencia humana.

Estructuralmente, Sorrentino sigue elaborando sus películas como compositor (haciendo al personaje de Caine uno especialmente apropiado): Están los grandes temas, incluyendo el envejecimiento, la memoria, el amor y la sed de más satisfacción, y los entreactos menores, que van desde comtemplar el placer visual de los contrastes, hasta un sentido casi místico de asombro ante la belleza en todas sus formas. Y qué mejor escenario que los elementos herméticos de un balneario –un entorno que sin lugar a dudas trae a la mente a Thomas Mann, Anton Chéjov, Last Year at Marienbad y 8 ½, entre muchos otros.

-Jay Weissberg, Variety

La nueva película de Paolo Sorrentino, ambientada en un sanatorio suizo, es una entretenida obra menor, ajustada con ideas e imágenes divertidas y visualmente tan elegante como siempre. Hay adornos brillantes que sólo podían haber venido de Sorrentino: magníficos movimientos de cámara en picada, caras grotescas y perspectivas angulares, y siempre es admirable. Pero está sujeto a flaquezas ocasionales de un Sorrentino fan con cameos de estrellas pop -Paloma Faith aparece aquí, interpretándose a sí misma y no estando a su altura. Youth tiene una lánguida elocuencia y elegancia, aunque cargada de sentimentalismos y un extraño y gratuito lamento machista-geriátrico, poco interesante, por el tiempo perdido, los proyectos cinematográficos perdidos, el amor perdido y todas esas hermosas mujeres con las que nunca llegaste a acostarte. El título tiene resonancias literarias a Conrad y Tolstoi, pero la juventud que es evocada es principalmente la de las mujeres jóvenes y la de los cuerpos de las mujeres jóvenes, cuyo encanto no se desvanece para los hombres a medida que envejecen.

-Peter Bradshaw, The Guardian. Le da 3/5 estrellas.

El latido de la verdad suena suavemente, y a veces no del todo, en Youth, de Paolo Sorrentino, a veces deslumbrante, pero de bajo perfil y resultaun errante  seguimiento del autor italiano a La grande bellezza de 2013. Es su segunda película en inglés desde This Must Be The Place de 2009, y de igual manera es un trabajo inseguro, que carece del poder cohersivo y la energía fulgurante de La grande bellezza, o de su incisiva y grotesca Il divo. Como era de esperar para Sorrentino, hay una abundante energía valsística en la pantalla -no menos, cuando Paloma Faith aparece en un crudo video musical dentro de la película- pero esto puede sentirse imprudente, incluso cansado, junto a las observaciones superficiales y medio formadas de la película sobre el envejecimiento, la ambición, las relaciones y el paso del tiempo. Todavía hay grandes momentos, sin embargo, como cuando Sorrentino muestra su destreza de maestro de ceremonias de circo para crear cierta belleza rara y seca.

-Dave Calhoun, Time Out London. Le da 3/5 estrellas.

Función de medianoche: Love de Gaspar Noé


El elenco no retiene nada en Love de Gaspar Noe, pero es el siempre-provocador escritor-director quien más expone en su sexualmente explícito, semiautobiográfico escándalo durante su elaboración de Cannes, un valiente relato personal sobre un aspirane a cineasta desgarrado entre la madre de su hijo y la que se fue. El cineasta de las transgresoras Irreversible y Enter the Void, Noe, se decidió a hacer una película sobre relaciones que fuera honesta sobre la sexualidad humana, y aunque el 3D estereoscópico mete un montón de los viejos golpes-y-rechinidos a las caras de las audiencias, sería ingenuo pretender que otros directores no han llegado ahí primero - y con efectos a más reveladores. Sin embargo, hay que darle crédito a Noe por no dejar tabú sin trastocar, y por poner tanto de sí mismo en una película que está destinada a dejar a los buscadores de excitación resentidos con su creador durante los largos tramos de regodeante introspección entre clímaxes.
-Peter Debruge, Variety

Lo que diferencia a la película de Noé, aparte de la tarifa pornográfica estándar -de hecho, lo que distingue a la obra del director de la de muchos de sus contemporáneos- es su brillantez visceral, especialmente en su uso del sonido y filtros de lente color rojo. Aparte de una toma de dinero que derrocha hacia la audiencia, no utiliza 3D para tomas cercanas de perspectiva. Su ángulo favorito para las escenas de sexo es uno tomado desde una perspectiva de un foco de luz. La escena más erótica es una que involucra a los tres protagonistas; otras escenas de sexo incluyen orgías y un interludio cómico desacertado con un transexual.

-Kaleem Aftab, The Independent. Le da 3/5 estrellas

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Video. Primer clip de 'Love' de Gaspar Noé....
SIGUIENTE
NOTAS
Video: Similitudes entre 'Taxi Driver' y...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Se anuncia la programación de la 16ª...


EN PANTALLA
Shame: deseos culpables


NOTAS
Los planos secuencia más memorables del...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad