Drogas, porno y mujeres: Paul Raymond, la historia detrás de El rey del erotismo - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Drogas, porno y mujeres: Paul Raymond, la historia detrás de El rey del erotismo
Publicado el 09 - Jul - 2014
 
 
El rey del erotismo (The Look of Love) de Michael Winterbottom es una película que, protagonizada por Steve Coogan -actor fetiche del cineasta británico- sigue al barón del Soho, Paul Raymond, para mostra - ENFILME.COM
 
 
 

Conoce más verdaderas historias que inspiraron al cine

El rey del erotismo (The Look of Love) de Michael Winterbottom es una película que, protagonizada por el actor fetiche del cineasta británico, Steve Coogan, sigue al mítico barón del Soho, Paul Raymond, para mostrar cómo es que amasó su inmensa fortuna durante más de tres décadas basado en dos cosas: la pornografía y la adquisición de propiedades en Londres. En la película vemos, además, tanto su apogeo como de su decadencia.  

 Steve Coogan como Paul Raymond en The Look of Love

El funeral de Paul Raymond, que murió el 2 de marzo de 2008, fue un asunto pequeño, tranquilo, en un crematorio en el suroeste de Londres. Sólo un puñado de familiares y amigos se reunieron para escuchar algunos himnos y la bendición católica romana en la despedida de un hombre que fue aparentemente tan infeliz como rico. Fue un final inesperadamente modesto para el siempre extravagante Paul Raymond que, en su propia plenitud, aprovechó las oportunidades sexuales que el dinero le traía consigo.

La verdadera historia de Raymond tiene todo, o casi todo, lo que un cineasta en búsqueda de realizar una biopic puede desear: el sexo, las drogas, el dinero, la tragedia. Raymond nació Geoffrey Quinn, Liverpool, Inglaterra, en 1925, de madre católica y padre ausente, tuvo un amplio catálogo de trabajos informales antes de encontrar su punto fuerte: la industria de las pubicaciones que ofrecían mujeres topless en todo Reino Unido, en colaboración con su esposa, la coreógrafa Jean, con quien se casó en 1951. 

 Paul Raymond, fotografiado en 1969

En 1958 Paul y Jean abrieron el Raymond Revuebar en el local de un antiguo salón de baile en el barrio del Soho en Londres. El establecimiento era un club de miembros privados en el que se ofrecían shows de artistas desnudas o semivestidas. Con este tipo de espectáculos nació una forma muy británica de striptease y Raymond se convirtió rápidamente en 'Mr Soho', al sumar a su negocio revistas de desnudos y películas softcore, con lo que logró una gran fortuna que se vio reflejada en su casi obsesiva compra de propiedades en el famoso barrio en el centro de Londres. Como el actor Steve Coogan declara "fue un participante involuntario en el cambio de la cultura sexual en Gran Bretaña. La revolución sexual encajaba con su deseo de hacer dinero."

Y el dinero se hacía presente en el extravagante estilo de vida de Raymond: abrigos de pieles, trajes llamativos, su penthouse, su Rolls-Royce y el yate llamado Veste Demitte (en latín algo así como "échalos"). Por no hablar de las montañas y montañas de cocaína que consumía y proporcionaba a sus amigos e hija.

Raymond era caprichoso con las mujeres: dejó a Jean por Fiona Richmond, una azafata y croupier (repartidora de casino) de un Playboy Club, quien se convirtió en una estrella de la incitación al aparecer en diversos shows y revistas propiedad de Raymond. Cuando Richmond se separó de Paul, al parecer aburrida por sus fiestas interminables, él la despidió de sus revistas, pero se mantuvo en buenos términos (también, más tarde, persuadió a Jean, su exesposa, a posar desnuda en una de sus publicaciones).

 Fionna Richmond

El barón del Soho no hizo partícipe de su fortuna a toda su familia; ignoró a Derry, el hijo que había engendrado antes de conocer a Jean, con quien procreó a Howard, a quien sí daba dinero pero poca atención y a su hija Debbie, a quien adoraba y que murió de una sobredosis de drogas a los 32 años. Las hijas de Debbie, Fawn e India Rose, con quien fue a todas luces un abuelo encantador, heredaron la mayor parte de su fortuna: 650 millones de euros, cuando murió en 2008 de un paro respiratorio, y son ellas quien ahora gestionan su legado inmobiliario. 

 Paul Raymond, Howard Raymond, Jean Raymond y Debbie Raymond 

Paul Raymond y su adorada hija Debbie

 

Paul, su hija Debbie y su nieta, Fawn

Aunque Raymond vestía como un chulo y esnifaba cocaína como un demonio, su personalidad es un blanco interesante. La biografía sobre el empresario, Members Only de Paul Willetts establece la idea de que él sólo era vagamente consciente de que presidía un imperio, él parecía vivir "la fantasía sexual de un colegial adolescente". Coogan añade: "Él es como el Mago de Oz; creó un mito sobre sí mismo; era un maestro en el arte de la presentación, del estilo sobre la sustancia. También no era el tipo de persona que el establishment británico normalmente celebra." 

El cineasta Michael Winterbottom, por su parte, se encontró con un enigma al mirar más de cerca la vida de Raymond:

Estaba muerto antes de empezar a trabajar en la película, así que no era una opción ir a reunirse con él, pero hemos tratado de conocer a un montón de miembros de la familia, las personas que trabajaron con él y la gente que lo conoció en el Soho. Extrañamente, se sentía cómo todo el mundo tenía una versión diferente de quién era. Algunos decían que era malo, que era generoso, que era inteligente, que era estúpido, que era divertido, que nunca tuvo nada que decir. Fue muy fragmentado. Decidimos que tal vez eso es lo que era, que él tenía todas estas diferentes facetas, que era todas en la superficie. Él existía en público de manera diferente en relación a diferentes personas. 

La historia de Raymond está ligada irremediablemente al Soho. "Pensé que el Soho sería un lugar divertido para rodar una película ", dice Winterbottom, "así a través de la vida de Raymond se ve cómo el Soho –y por extensión el resto del país– va cambiando desde la década de 1950 hasta la década de 1990". Aparte de este barrio, el director inglés, Coogan y el guionista Matt Greenhalgh (Nowhere Boy, Control) decidieron que los personajes principales de la película serían las tres mujeres en la vida de Raymond: la esposa, la amante y la hija. La actriz, Imogen Poots es la encargada de ser tan conmovedoramente frágil como Debbie, que en la realidad nunca fue lo suficientemente talentosa como para tener una carrera como cantante –que su padre patrocinó– y que no fue lo suficientemente fuerte para resistir a la tentación de caer en el estropeado mundo de drogas en el que también vivía su padre. Tamsin Egerton, por su parte, da vida a Fiona Richmond, la espigada musa de Raymond y pareja por años.

Pero quizás la más reveladora de las relaciones de Raymond en la película es la que tiene con Jean, interpretada por Anna Friel: ella está ahí siempre. "Jean era una dura mujer del Norte", dice Winterbottom, "creo que fue un hueso duro de roer, buena en su trabajo como coreógrafa y ella realmente lo amó [a Paul] antes de que tuviera dinero, lo cual muestra que el amor vino de un cierto lugar. Ella terminó siendo herida al final del día. Pero era fuerte y estaba dispuesta a luchar por sus derechos, y terminó con el mayor acuerdo de divorcio de aquellos tiempo [250.000 euros, en 1974]."

                             Las nietas heredaras de la fortuna de su abuelo, Paul Raymond 

Fawn e India Rose, nietas de Raymond, visitaron el set de El rey del erotismo y asistieron a su estreno en Berlín. Tanto Coogan como Winterbottom dicen haber sentido responsabilidad con las dos niñas, debido al afecto que le tienen a su abuelo. Winterbottom, en todo caso dice: "No creo que vaya a hacer más películas sobre pornografía en el Soho. Aunque él siempre dijo que no era un pornógrafo, que él era un artista".

JAR (@franzkie_)

Fuentes: Daily Mail, BBC, The Guardian, StandardUK

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Entrevista. Jean Luc Godard: Los grandes...
SIGUIENTE
NOTAS
‘Birdman’, de Alejandro González Iñárritu,...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Disfruta ‘My French Film Festival’ 2018...


CARTELERA
Bang Gang: Una moderna historia de amor


NOTAS
Nuevo clip de Sunlight Jr, con Naomi...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Madres memorables en el cine
    Vistas por Polanski, von Trier, Sokurov, Almodóvar, Bergman, Ramsay... 10 madres entregadas, perversas, desobligadas, seductoras, de todo.
  • Otra ronda (Druk)
    Vinterberg dice a los adultos, cuarentones, que la vida masculina se aligera en el interior con unos tragos.
  • La Paloma y el Lobo
    Carlos Lenin construye una propuesta visual evocativa, no de la que tiende al preciosismo estéril, sino de la que dignifica lo que retrata.
  • Carlos Lenin: Como autor...
    Carlos Lenin nos desmenuza su filme La Paloma y el Lobo.
  • Nomadland
    Reseña: El más reciente filme de Chloé Zhao es un drama sincero y emotivo, intensamente atmosférico y...
  • Corpus Christi: pastor o...
    Reseña: El filme dirigido por el cineasta polaco Jan Komasa se concentra en el tormento y la perturbación de la fe,...
  • Party Girl, el alma de la...
    Reseña. Samuel Theis, hijo de la protagonista, y las otras dos directoras hacen de la realidad una ficción en Party Girl.
  • 5 recomendaciones de Amat...
    En un intento por hacer más amable y llevadero el #QuédateEnCasa, el equipo de EnFilme se dio a la tarea de contactar -a...
  • Lou Reed en el cine o del...
    Lou Reed cambió la guitarra por la improvisación gestual para darnos un tan interesante como ecléctico portafolio de...
  • Luis Buñuel
    Surrealista, iconoclasta, provocador…Luis Buñuel.
 
 
enfilme © 2021 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad