El actor conocido por su participación en la saga de The Fast and the FuriousPaul Walker, murió ayer por la tarde, a los cuarenta años, en un accidente automovilístico en el Sureste de California. Se encontraba en Santa Clarita llevando a cabo un evento de caridad con su organización Reach Out Worldwide a favor de las personas afectadas por el tifón en Filipinas. Paul era el pasajero en un Porsche Carrera GT de dos asientos que se estrelló contra un poste o un árbol y estalló en llamas.

Algunas de las personas que estaban en el accidente dicen que un amigo de Paul estaba con él y que también murió.

Paul se encontraba trabajando en la producción de la séptima parte de The Fast and the Furious, y ya había confirmado su participación en la octava parte.

Paul deja a una hija de 15 años llamada Meadow.

Que descanse en paz.

FUENTE: TMZ