El lado oscuro del funcionamiento interno de Zentropa, la compañía de Lars von Trier y Peter Aalbaek Jensen - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
El lado oscuro del funcionamiento interno de Zentropa, la compañía de Lars von Trier y Peter Aalbaek Jensen
Publicado el 20 - Dic - 2017
 
 
La autora Anne Mette Lundtofte ha escrito un artículo de opinión para The New Yorker que detalla el ?lado oscuro? de las dinámicas de trabajo en Zentropa, la compañía productora cinematográfica fundada - ENFILME.COM
 
 
 

La autora Anne Mette Lundtofte ha escrito un artículo de opinión para The New Yorker que detalla el “lado oscuro” de las dinámicas de trabajo en Zentropa, la compañía productora cinematográfica fundada por Lars von Trier y Peter Aalbæk Jensen. La empresa ha sido acusada en el pasado de ser el hogar de “masculinidad tóxica” a manos de von Trier y Aalbæk Jensen, pero Lundtofte detalla nuevas acusaciones en su relato en primera persona de la vida dentro de Zentropa.

Según Lundtofte, quien pasó un tiempo en Zentropa mientras escribía sobre la compañía para su libro titulado Zentropia, von Trier y Jensen establecieron un proceso de iniciación que requería que los empleados se desvistieran y practicaran natación al desnudo en la piscina de la compañía. Lundtofte se refiere a esta inmersión con von Trier y Aalbæk Jensen como un “ritual de Zentropa”.

“Cuando te desnudas frente a Aalbæk Jensen y von Trier, eres aceptado en el círculo de los iniciados”, escribe. Lundtofte dice que los cofundadores de Zentropa incluso pidieron que algunos los críticos cinematográficos daneses se desnudaran en Cannes para ganar la oportunidad de entrevistar a Nicole Kidman, que en ese momento protagonizó Dogville de von Trier. Para seguir adelante con su libro, Lundtofte admite que también tuvo que ser partícipe de estas dinámicas.

“Lo hice. Ahora no me siento bien, pero en ese momento deseaba algo: quería mi historia”, dice.

La mayoría de los artículos de opinión de Lundtofte narran la historia de una mujer anónima a la que llama “Sarah”. Al parecer, von Trier la trajo al departamento legal de Zentropa en enero de 2011 y le pidieron que se quitara la ropa para ir a dormir con él. Cuando ella se negó, según los informes, se encontró con la hostilidad de Aalbæk Jensen.

“Sarah no quería desnudarse”, escribe Lundtofte. “Aalbæk Jensen intervino. O bien saltas a la piscina conmigo”, le dijo, “o tendré que despedirte”. Cuando Sarah se negó a cumplir, se escuchó un fuerte grito de Aalbæk Jensen en los pasillos de Zentropa: “Despidan a esa perra”.

Los abogados de la compañía supuestamente le dijeron a Sarah que la invitación a desnudarse era una “cosa buena”, ya que significaba que Aalbæk Jensen la estaba probando para “ver si encajaba en la tela de la familia Zentropa”.

En las próximas dos semanas, Aalbæk Jensen atormentaría a Sarah públicamente (“¿No te despidieron? ¿Cómo es que todavía estás aquí?”), Mientras que entre bastidores sus compañeros de trabajo la tranquilizarían (“Eso es solo Peter, él simplemente te esta probando”),

Aalbæk Jensen presuntamente le dio a Sarah una segunda oportunidad de quedarse en la compañía permitiéndole encontrar una “solución creativa a su problema”. Sarah procedió a comprar un bizcocho de crema y se lo tiró a la cara. Ella pronto fue despedida de la compañía.

Dada la cultura de abuso de Zentropa y la preciada reputación de Dinamarca como una nación pequeña que supera su peso, mi historia de Zentropa siempre será difícil de romper. Ahora que se ha roto por segunda vez, con las recientes acusaciones de acoso, espero que las cosas sean diferentes. Dentro de unos años, enviaré a mis hijas al ‘salón danés de espejos’ para buscar un trabajo. Espero que todos encuentren su respeto por sí mismos reflejado en los otros.

A principios de este año, nueve exempleadas de Zentropa presentaron denuncias de acoso sexual contra Aalbæk Jensen y otros miembros de la plantilla de la empresa. El consejero delegado de Zentropa, Anders Kjærhauge, emitió un comunicado en el que respondió a los reclamos prometiendo mejorar el entorno de trabajo de la compañía.

Aquí puedes leer el texto completo de Anne Mette Lundtofte.

EF (@EnFilme)

Fuentes: The New Yorker, IndieWire

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Video. El arte de filmar en una sola habitación
SIGUIENTE
NOTAS
Video. La tensión de clases en ‘Los paraguas de...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Video: 'Action Women Movie Montage'; la...


NOTAS
Trailer: Robert Pattinson y Julianne...


NOTAS
Jamie Bell nunca habló con Charlotte...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Tenemos la carne
    El arrebato fílmico de Emiliano Rocha Minter está lleno de furia, pero también de cinismo, hacia fuera pero igualmente hacia...
  • The Square: La farsa del arte
    Reseña: 'The Square' es muestra de la buena condición (poderosa y despiadada) en que se encuentra la creatividad de Ruben...
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • Edén
    Edén es el arco temporal que va de “Da Funk” a “Within”, dos sólidas columnas sobre las que descansa esta...
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
  • Pawel Pawlikowski (Cold War)
    Entrevista: conversamos con el director polaco Pawel Pawlikowski sobre ‘Cold War’, el más reciente de sus filmes.
  • Los 11 filmes favoritos de...
    A nadie que conozca su obra extrañarán las elecciones del maestro polaco.
  • 5 recomendaciones de Amat...
    En un intento por hacer más amable y llevadero el #QuédateEnCasa, el equipo de EnFilme se dio a la tarea de contactar -a...
  • El libro de la vida (Diego...
    Con motivo del estreno de The Book Of Life, viajamos a...
  • Yo, Daniel Blake
    I, Daniel Blake de Ken Loach ganó en 2016 la Palma de Oro en Cannes. Lo analizamos.
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad