Jordan Belfort: El auténtico lobo de Wall Street - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Jordan Belfort: El auténtico lobo de Wall Street
Publicado el 10 - Ene - 2014
 
 
Conoce a Jordan Belfort, el auténtico
 
 
 

Conoce más verdaderas historias que inspiraron al cine

My name is Jordan Belfort. If that sounds familiar, it’s because Leonardo DiCaprio made that line famous in the hit movie, “The Wolf of Wall Street.”

 

El 14 de octubre de 1991, Forbes publicó el artículo Steaks, Stocks – What’s The Difference?, escrito por la periodista Roula Khalaf, sobre la figura de Jordan Belfort. Nacido en Queens, estudió Biología en la Universidad Americana. A sus 23 años, vendía carne, pescados y mariscos de puerta en puerta en Long Island, en Nueva York, y como cualquier trabajador tenía el sueño de volverse rico. En cuestión de meses, controlaba una serie de camiones con los cuales transportaba alrededor de 5 mil libras (poco más de 2,200 kg) de carne y pescado a la semana, expandiéndose muy rápido y con muy poco capital. A los 25 años, lleno de deudas y en bancarrota, Belfort necesitaba productos con más “grasa”: filetes o acciones, desde el punto de vista del vendedor ¿cuál era la diferencia?.

Aprendió el negocio de corretaje de valores en empresas comerciales y bancas de inversión como LF Rothschild, DH Blair y FD Roberts Securities. Trabajó en Investors Center durante un año debido a que en 1989 la casa de bolsa se vio obligada a cerrar. Poco después, con todo lo aprendido y al lado de amigos y excompañeros fundó su propia firma: Stratton Oakmont, que muy rápido se convirtió en una de las agencias de corredores más importantes a nivel mundial. No obstante, la compañía funcionaba como un “boiler room” (casa de bolsa ilegal); vendían bonos basura y empleaban técnicas injustas, deshonestas y fraudulentas con sus clientes.

El verdadero Jordan Belfort habla en la fiesta de Navidad de Stratton Oakmont en 1994. Se dirige a los empleados de la empresa para decirles que está orgulloso de lo que han logrado, y que ellos también deberían sentirse orgullosos y agradecidos por haber recibido una oportunidad única en la vida. Al final, comparte un momento con el cofundador Danny Porush (nombrado Donnie Azoff e interpretado por Jonah Hill en el filme).

Jordan Belfort y Stratton Oakmont llamaron la atención de la prensa debido a la fama adquirida, no sólo por el rápido crecimiento económico, sino por las fiestas excesivas –realizadas en las propias oficinas– donde abundaban el alcohol, las drogas y las prostitutas. Orgías y 'bacanales' que son exhibidas por Martin Scorsese en su más reciente filme The Wolf of Wall Street, donde podría pensarse que el realizador norteamericano se tomó plena libertad en exhibir el imperio de la superabundancia que construyó Belfort. Sin embargo, el auténtico ‘lobo’ –que estuvo 22 meses en la cárcel y fue motivado por su compañero de celda, Tommy Chong, a plasmar sus vivencias en papel– escribió sus memorias en dos libros (The Wolf of Wall Street y Catching the Wolf of Wall Street) donde narra la fundación de su imperio (contaba con casi 1,000 corredores de bolsa y ganaba alrededor de 50 millones de dólares al año), su adicción a las drogas y al sexo, así como los sucesos de 1998 (cuando fue acusado por fraude y lavado de dinero, su negociación con el FBI y las pérdidas multimillonarias).

 

Después de su estadía en prisión, Belfort vive ahora en una modesta zona de Los Ángeles y se dedica a impartir pláticas motivacionales y conferencias de superación personal. Respecto al filme de Scorsese menciona:

Mientras que el "Lobo" tiene el exagerado estilo de Hollywood que se requiere para el entretenimiento, una cosa es completamente cierta:

Realmente descifré el código de cómo persuadir a alguien a hacer algo… y cómo enseñarle a cualquier persona –sin importar su edad, nivel educativo o habilidades– a que sean maestros en el área de ventas, negociadores, empresarios en línea o representantes en tan sólo dos semanas

Ahora, sólo hay una cosa importante que usted debe tener en cuenta:

ADVERTENCIA: En las manos equivocadas, estas tácticas de persuasión podrían ser utilizadas para manipular a sus clientes y a la gente en su vida... Y créame, yo he estado allí. No es así como yo los animo a utilizar lo que estoy a punto de compartir con ustedes... De hecho, insisto en que lo usen de forma ética.

No hay nada de malo en saber cómo vender un producto, un servicio, o su auto. De hecho, es la habilidad más importante para los negocios y para la vida.

 

 

 

 

 

LFG (@luisfer_crimi)

Fuentes: Forbes, History vs. Hollywood, Jordan Belfort

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Warcraft tendrá a Dominic Cooper
SIGUIENTE
NOTAS
Los Simpsons le dicen adiós a Hayao Miyazaki
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Nominados a los Globos de Oro 2014


NOTAS
¿Y si los realizadores de cine dirigen...


NOTAS
CINE Y ARTE: Autómata de ‘El laberinto...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad