Las 10 películas de terror en blanco y negro más terroríficas, según Film School Rejects - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Las 10 películas de terror en blanco y negro más terroríficas, según Film School Rejects
Publicado el 29 - Oct - 2018
 
 
Desde ?Eraserhead? hasta ?Freaks?, estos son 10 grandes filmes de terror en blanco y negro. - ENFILME.COM
 
 
 

Un público no tiene dónde esconderse dentro la cinematografía en blanco y negro. El color es ordinario. Despojémonos del color y lo que nos queda es un mundo extraño de terror que puede diseñarse para acentuar lo otro y lo desconocido. El arte no debe, y no necesita, reflejar la realidad. A menudo el artificio es esencial para crear empatía. Al entrar en la experiencia elevada del celuloide, descubres una similitud emocional.

Así que sí, el blanco y negro no sitúa una película en una temporalidad específica. Las películas que encontrarás a continuación no están encadenadas a una década o estilo en particular. Filmes silentes, otros contemporáneos, y también algunos de antaño Si bien muchos de ellos son hermosos, algunos también son bastante feos y crudos. Hay unos cuantos clásicos, y unos pocos que deberían ser clásicos. El equipo de Film School Rejects realizó un conteo con las 10 mejores películas de terror que hacen uso del blanco y negro.

 

10. The Phantom of the Opera (1925)

Pocos actores han traído tanta empatía a creaciones monstruosas como Lon Chaney. Antes de que hubiera maestros artesanos como John Chambers o Rick Baker para ayudar a aplicar lo extraordinario sobre la forma humana ordinaria, se esperaba que los actores contribuyeran con sus propios efectos de maquillaje. Chaney encontró vida en su cajita de pelucas, dientes de cera y pintura de grasa. Con gran cuidado en sus aplicaciones, y un tremendo corazón y alma, Chaney daría a luz a los personajes principales en: The Hunchback of Notre Dame, The Monster, The Phantom of the Opera y miles de otras caras. La cultura pop no puede sacudir al Fantasma. Es un demonio deforme que está obsesionado con una belleza que no podría atraer sin ceder a las actividades criminales. La novela de Gaston Leroux de 1910 fue una sensación, y hubo mucho entusiasmo en torno a la primera adaptación cinematográfica. Chaney mantuvo el diseño de maquillaje oculto al público para que, cuando finalmente se revelara, el shock fuera un terror puro que las audiencias de las películas modernas tienen una gran dificultad para comprender. Hoy en día, todavía podemos maravillarnos con el diseño y el oficio al miedo, pero nunca sentiremos la pesadilla que experimentó la primera multitud de 1922.

 

9. Eraserhead (1977)

No intentemos fingir que sabemos lo que pasa por la mente de David Lynch. A menudo vibrante y pintoresco, con una corriente subterránea de peligro, Lynch ha pintado un espectro de retratos cinematográficos de mundos de capas intrincadas, pero ninguno más inaccesible que su oda a un derrumbado Filadelfia, Eraserhead. Lynch le dijo a Starlog en 1984 que siempre estuvo destinado a ser filmado en blanco y negro. “El blanco y negro lo lleva un poco lejos. Algunas cosas se dicen mejor, algunos sentimientos se ven mejor”. Y en una película relativamente silenciosa, a excepción de un paisaje sonoro industrial y un diálogo escaso, Lynch se apoya en el uso de la lógica onírica para emitir un estado de ánimo profundamente inquietante que no lo haría igual si hubiese sido rodada en color. El blanco y negro hace exactamente lo que Lynch describió, nos transporta lejos de nuestra realidad, sumergiéndonos en las pesadillas que solo un Eagle Scout de Missoula Montana podría imaginar.

 

8. Creature from the Black Lagoon (1954)

Cuando miras las fotos detrás de escena de la criatura del filme, no puedes dejar de notar los colores: las escamas de color verde oscuro, los ojos de color ámbar. El Gill-man se siente más antaño de esta manera, más como una advertencia de otro mundo de un mapa de cómo ser un monstruo. En blanco y negro, se siente terrenal. "Triste y hermoso", como lo expresó el productor William Alland. "Todavía te asustaría, pero debido a lo humano que era, no al revés". Blanco y negro es democrático de esta manera. Unifica sus temas, rompe tu corazón y te aterroriza de la forma en que solo el monocromo puede hacerlo. Vemos todas las vueltas y golpes de la criatura; estamos deslumbrados por su gracia de movimiento, no por el rojo de sus labios.

 

7. Cat People (1942)

A principios de la década de los 40, Val Lewton se estableció como uno de los primeros intérpretes importantes del horror cuando se convirtió en el jefe de la unidad de horror de RKO. Para su primera producción, se unió al director Jacques Tourneur para contar la historia de un inmigrante serbio que se convierte en una pantera cuando se excita sexualmente. A diferencia de las populares películas de monstruos de Universal, la película de Lewton se abstuvo de mostrar al monstruo o villano, en este caso, a una pantera, y en cambio confió en el uso de las sombras para despertar la imaginación del público. La película presenta una serie de escenas que son intensas y aterradoras, incluso para el estándar de hoy, con la clasificación de la escena en la alberca como uno de los mejores momentos de todos los tiempos del género. Quizás lo más significativo es que esta película introdujo un nuevo tropo que se ha convertido en un lugar común en el horror. Conocido como el "Autobús de Lewton", esta fue la primera película en aumentar la tensión para llevar a la audiencia a creer que algo terrible iba a suceder solo para que la revelación fuera inofensiva. Pero no dejes que te engañe, el verdadero daño está a la vuelta de la esquina.

 

6. Invasion of the Body Snatchers (1956)

Nacido durante el apogeo de la paranoia de la Guerra Fría, la histeria anticomunista y el miedo al Macartismo, la invasión de los ladrones de cuerpos captura los temores colectivos de la sociedad estadounidense durante los años cincuenta. La historia tiene lugar en una ciudad donde parásitos extraterrestres se apoderan de los residentes, lo que muchos expertos han interpretado como una metáfora del miedo al Otro. Según los creadores de la película, Body Snatchers nunca fue nada más que un thriller de miedo. Pero la obra maestra de Don Siegel heredó sus alegorías políticas al aprovechar inconscientemente los temores de un zeitgeist, convirtiéndola a su vez en una de las películas más influyentes de su época. Y teniendo en cuenta que la película se ha rehecho y se ha rediseñado una y otra vez, su poder ha demostrado ser atemporal.

 

5. The Eyes of My Mother (2016)

The Eyes of My Mother, de Nicolas Pesce, es la película en blanco y negro más reciente de esta lista, y una opción audaz para un debut como director. Pero el color de la película se siente casi como un regalo de Pesce, una forma de dominar el espeluznante impacto de la película, que nos da la ilusión de que estos horrores solo están sucediendo bajo la apariencia de sombras y oscuridad. Y mientras que la historia del trauma de una niña después de ver cómo asesinaron a su madre y los efectos duraderos que ella lleva consigo no necesita ninguna ayuda para ser sombrío, el blanco y negro proyecta la película bajo una nube oscura y sofocante que solo le da un respiro a partir de cuando los créditos finalmente rueden. The Eyes Of My Mother es una película profundamente perturbadora; un testamento incoloro a los horrores del aislamiento.

 

4. Freaks (1932)

Tod Browning siguió a su exitoso Drácula con algo mucho más oscuro y aún más humano. Ese es el secreto de su poder: estas amenazas no son de origen sobrenatural y su maldad es muy, muy real. Estoy hablando, obviamente, de las "normativas" codiciosas y crueles que planean arruinar y matar a un "freak" por dinero. Ese es el verdadero mal, y si bien el terror de la película viene en secuencias donde los monstruos del título representan su venganza nocturna, la verdad sobre cómo pueden ser las personas insensibles, mezquinas y asesinas es el verdadero horror de todo esto. Donde la película en color podría haber capturado a los personajes del título más como especímenes de horror, el blanco y negro en cambio captura a todos con el mismo ojo rígido.

 

3. The Mist (2007)

El director Frank Darabont siempre quiso que The Mist fuera en blanco y negro. Por un lado, Monochrome sacó a relucir el parecido familiar de la película con los géneros de mediados de los 60 y el tipo de películas de monstruos granulosas que habían inspirado a Stephen King a escribir la novela en primer lugar. Y realmente, The Mist en blanco y negro es una película completamente diferente: menos estúpida, de mal humor y, si no lo supieras, mucho más aterradora. El marcado contraste realmente da la impresión de que la niebla podría tragarse la ciudad. Te ayuda a ver la niebla que lamía el piso del garaje, hace que la envoltura de formas humanas sea aún más horrible. Pero sobre todo, en blanco y negro la niebla hace que las cosas sean demasiado brillantes. Emite un brillo implacable que expone a la gente de la ciudad al espectáculo de horror inter-dimensional y, más específicamente, a los demás.

 

2. The Innocents (1961)

Es The Turn of the Screw, filtrado a través de la locura del guionismo de Truman Capote y el director Jack Clayton. Deborah Kerr interpreta a una institutriz ansiosa, feliz de asumir el papel de cuidadora de un par de mocosos malcriados que pueden o no estar en comunión con algo espantoso. Clayton no solo abraza la sombra, sino que prácticamente permite que la película sea tragada por la oscuridad gracias a un estilo de iluminación minimalista que rara vez se ve en las producciones de la época. Clayton acentúa la imagen al incorporar también una revolucionaria partitura electrónica creada por la compositora Daphne Oram. The Innocents es el clásico filme de convulsión lenta antes de que se lanzara el término a todas las tarifas mediocres de bajo presupuesto. Aquí, la audiencia se sumerge en el terror experimentado desde el punto de vista de Kerr, y usted queda atrapado allí hasta que finalmente es liberada. Esta no es una película de miedo, es un terrible dominio de la emoción. Hay mucho más que fantasmas debajo de las sábanas.

 

1. The Haunting (1963)

Todos vieron y amaron Haunting of Hill House de Netflix, ¿verdad? A juzgar por la abrumadoramente positiva respuesta, es seguro asumir que la nueva imaginación de Mike Flanagan de la icónica novela de Shirley Jackson se convertirá en un clásico del terror de la pantalla pequeña. Sin embargo, la primera adaptación fue cortesía de Robert Wise hace 55 años y sigue siendo la mejor versión por mucho Una clase magistral en suspenso pero con la cantidad justa de camp, es perfecta para esas noches oscuras y tormentosas. Películas como esta son el mejor tipo de tranquilizador espeluznante.

Trad. EnFilme

Fuente:  Film School Rejects

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
‘El cine es música’: Lynne Ramsay en #FICM2018
SIGUIENTE
NOTAS
Trailer. Liam Neeson protagoniza ‘Cold Pursuit’,...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
24 consejos de cine (y de vida) de...


NOTAS
#Cannes2014. Día 2: Mr. Turner de Mike...


NOTAS
Día 1. ‘BNK48: Girls Don’t Cry’ de...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • Lukas Moodysson
    En la pasada edición del BFI London Film Festival tuvimos la oportunidad de platicar con el realizador sueco Lukas Moodysson, quien...
  • Ernesto Daranas (Conducta)
    #FICG29. Entrevista: El cubano Ernesto Daranas delinea la naturaleza del verdadero maestro en 'Conducta'.
  • Harun Farocki
    Durante la edición 2014, FICUNAM le dedicó una retrospectiva a la obra del cineasta, videoartista y teórico alemán Harun...
  • Mariana Rondón (Pelo malo)
    "Es muy difícil sobrevivir en contextos opresivos." -Mariana Rondón (Pelo malo)
  • Rubén Mendoza (Tierra en la...
    #FICG29. Entrevista: Rubén Mendoza analiza la figura del macho patriarca en 'Tierra en la lengua' y le pierde el odio.
  • Guasón
    Reseña: Todd Phillips y Joaquin Phoenix logran enriquecer a uno de los personajes más atractivos del universo de los...
  • #LaTdelMomento
    Conoce las T's de EnFilme. #LaTdelMomento
  • Luis Ospina, director de...
    'El cine para mí es mi vida. Y lo pude comprobar en mi última película, donde yo creí que yo iba a morir y lo...
  • High Life
    Reseña: Es una película de pasiones e instintos, de impulsos, de cuerpos torturados por el dolor y el vértigo del deseo,...
  • Joanna Hogg
    Entrevista: "Sin revelar mucho sobre la película, hay un cierto punto donde yo veo a ella casándose con la casa": Joanna Hogg
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad