Rashida Jones habla sobre su documental ‘Hot Girls Wanted’, las jóvenes y la pornografía - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Rashida Jones habla sobre su documental ‘Hot Girls Wanted’, las jóvenes y la pornografía
Publicado el 18 - Jun - 2015
 
 
'Hot Girls Wanted', un documental sobre la pornografía en la era digital y las jóvenes de 18 años que ingresan a la industria. - ENFILME.COM
 
 
 

Rashida Jones, mejor conocida por interpretar a Ann Perkins en la serie televisiva Parks and Recreation (2009-2015), incursionó en el mundo de la actuación después de haber estudiado Derecho y Filosofía en la Universidad de Harvard. Interesada también en la creación musical, Rashida es ahora la productora de Hot Girls Wanted (2015), un nuevo documental, dirigido por Jill Bauer y Ronna Gradus, que se centra en la vida diaria de varias jóvenes (entre 18 y 21 años) que han decidido ingresar a la industria de la pornografía. Kendall Plemons, Riley Reynolds, Rachel Bernard y Tressa Silguero son algunas de las jóvenes reclutadas por un agente de 23 años de edad que se dedica a colocar a las chicas en compañías que se dedican a la filmación de películas porno.

Después de ser presentado en el Festival de Sundance de este año, el filme se estrenó el 29 de mayo en Netflix. La actriz y productora se ha pronunciado en contra de la “pornificación” de la cultura, con el argumento de que las mujeres jóvenes son explotadas por la industria, ya que les hacen creer que el trabajo es glamoroso. En declaraciones a Vice, Jones explicó:

No tengo ningún problema con la pornografía; es más, ni siquiera importa si tengo cualquier tipo de problema con la pornografía, ya que ésta ha llegado para quedarse. Yo, personalmente, no tengo ningún problema con la pornografía. Como entretenimiento para adultos creo que es genial que tengamos la libertad de explorar nuestras fantasías sexuales, y que haya herramientas para hacerlo. El problema que yo tengo es que no hay ninguna regulación en la industria. La edad promedio en la que la gente ve su primera película porno es a los 11 años. Para alguien, que aprende todo lo referente a la sexualidad a partir de la pornografía, es muy peligroso. Y creo que esto es cada vez más común que suceda.

El documental examina las estrategias que emplean los agentes para atraer mujeres jóvenes a trabajar en la pornografía, con la promesa de ganar fama y dinero, pero muchas veces –debido a las crecientes regulaciones en California– estas mujeres terminan en ciudades como Miami esperando la oportunidad para hacer porno amateur. Jones explica que este género –que recurre a guiones escritos y una filmación totalmente planificada– busca transmitir la sensación de que los hombres han “encontrado jóvenes, niñas y adolescentes” dispuestas a cumplir sus fantasías sexuales. Por ejemplo, Karly (una joven rubia de 19 años conocida en el mundo del porno como Lucy Tyler) es maquillada y peinada para aparentar menor edad, incluso, ella menciona que su atuendo de colegiala –que le asignan los productores– hace que se vea como una niña de 15 años.

Al respecto, Rashida afirma que la lucha por el dinero en efectivo motiva a que las mujeres terminen haciendo cosas más extremas:

En general, si la chica tiene 18, viaja a Miami, probablemente sólo esté un año porque no hay empleos suficientes en el porno amateur. En caso de conseguir algunos otros puestos de trabajo, por ejemplo, las compañías de nicho pagan más, pero producen material mucho más duro para el cuerpo. El pago puede ser de 800 a 1000 dólares por sesión, pero todavía tienes que pagar por el cabello, las uñas, el maquillaje, los viajes y la ropa, además de que ellas están tratando de vivir de una manera lujosa. Por esas razones, termina por no ser rentable. No vale la pena.

La actriz añade que, de acuerdo a su experiencia al hacer el documental, las mujeres que hacen este tipo de pornografía, generalmente, tienen 18 años recién cumplidos, y que aún son muy jóvenes para comprender el impacto de lo que están haciendo.

Hay un costo psicológico, emocional, fisiológico, y por supuesto físico de tener relaciones sexuales para ganarse la vida. Las jóvenes sólo están pensando en la fama; están bloqueadas de entender que deberían tomar mejores decisiones por sí mismas.

Considerando que la pornografía se centra en el placer masculino a partir de la exhibición y humillación de la mujer, Jones concluyó sobre la diferencia entre la sexualidad y la sexualización:

Las mujeres deben sentir placer y tener sexo y sentirse bien al respecto, pero en la pornografía hay una enorme cantidad de humillación, explotación y vergüenza.

Aquí puedes ver el trailer oficial de Hot Girls Wanted

 

LFG (@luisfer_crimi)

Fuente: The Independent

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
9 películas que debes ver antes de...
SIGUIENTE
NOTAS
48 películas de asesinos seriales
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


RESEÑAS ANIMACION
El ilusionista


NOTAS
Fotografías de Angelina Jolie en orgía...


CINICIADOS
México ha desfilado en el Festival de...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad