if ($skins_show == "0") {?>
 
Replanteamiento de nuestras fronteras: ‘Cold War’, ‘Transit’ y ‘Border’ nos permiten ver la crisis de los migrantes con mayor claridad
Publicado el 12 - Nov - 2018
 
 
Un replanteamiento del significado de las fronteras en tres filmes. - ENFILME.COM
 
 
 

La migración es uno de los puntos críticos de la política que aflige al mundo occidental. Varias películas en el Festival de Cine de Nueva York de este año lidiaron de manera similar con los humanos (entre otras especies) que se desplazan a través de los continentes, cruzan fronteras y ocupan espacios liminales. Películas como Cold War, Transit, y Border exploran las fuerzas que obligan a las personas a migrar, articulan las experiencias de los migrantes con la alienación y representan sus esfuerzos para trascender las fronteras creadas por el hombre.

Transit de Christian Petzold se basa en una narrativa de migrantes bien expuesta, la huida del refugiado, para dar un retrato sorprendentemente actual del infierno que los refugiados soportan. Transit actualiza la novela de escape de de la Segunda Guerra Mundial de la escritora Anna Segher a (lo que parece ser) la Francia contemporánea, donde un sobreviviente de un campo de concentración llamado Georg (Franz Rogowski) se encuentra con el cuerpo de un famoso escritor muerto mientras se retira de un asedio en París. Asumiendo la identidad del escritor (y la visa de salida prometida), Georg logra escapar a Marsella, donde debe obtener la visa de tránsito de los Estados Unidos necesaria para asegurar su paso a México.

Aquí, en esta soleada ciudad de la Riviera, debe esperar en el purgatorio burocrático con otros refugiados con la esperanza de escapar de los fascistas que avanzan, entre ellos la desconocida esposa del escritor, Marie. Pero dentro de este lote desesperado, algunos están mejor situados que otros. En este recuento atemporal, Petzold introduce a una madre e hijo magrebíes indocumentados en la historia, y la presencia de migrantes explícitamente "modernos", el tipo que ha impulsado la creciente ola de nacionalismo en Europa, vincula las formas más antiguas y nuevas de intolerancia que Han asolado el continente. Al margen de las ataduras de cualquier época en particular, el retrato moderado del sufrimiento de Petzold muestra que la persecución y la huida siempre han sido parte del tapiz humano de Europa.

Una parte de este tapiz es el destino de la Polonia de posguerra, que se convirtió en un estado satélite soviético después de su destrucción en la Segunda Guerra Mundial. Esta es la configuración inicial de la Cold War de Pawel Pawlikowski, que se centra en la historia de amor entre dos músicos polacos, ambos basados ​​en los padres del cineasta. La pareja se encuentra por primera vez cuando Zula (Joanna Kulig) hace una audición para el grupo de folk polaco que Wiktor (Tomasz Kot) ayuda a fundar. Cuando Wiktor decide desertar hacia el oeste en un viaje a Berlín, Zula decide quedarse en Polonia. Durante la próxima década, los amantes tienen una serie de reuniones cruciales en París, donde se asienta Wiktor.

Petzold y Pawlikowski, a través de sus propios estilos visuales, llegan a una idea similar sobre la "normalidad" impuesta por los estados represivos. Las escenas de tránsito" fotografiadas de manera precisa, que a menudo se parecen mucho a las incursiones y las separaciones forzadas de los últimos tiempos, son aún más incómodas para lo que ocurre en el fondo. El uso de la pantalla panorámica de Cinemascope de Petzold nos permite detectar a personas que corren, hacen turismo o tienen comidas informales a medida que ocurren incursiones violentas. Dicha composición subraya la aparente disposición de los transeúntes para llevar a cabo sus vidas normales a medida que se cometen atrocidades a los perseguidos o, lo que es peor, para alentar tales actos. A través de su uso de la proporción comprimida, Pawlikowski describe sutilmente la creciente represión que obliga a Wiktor a huir de Polonia. El grupo está presionado para hacer que sus actuaciones sean más propagandísticas, y con un retrato colosal de Stalin como telón de fondo, actúan ante multitudes de masas sin nombre que el Partido espera que se conviertan en una población conformista.

No es sorprendente, entonces, que la música se convierta en una especie de batalla entre los amantes. Al comienzo de la película, Wiktor toma una canción popular, Dwa serduszka, durante sus viajes por la Polonia rural y la convierte en un pilar de la compañía. Cuando Wiktor y Zula intentan luego grabar un disco en París, transforma la canción en un número de jazz increíblemente hermoso para Zula. La canción se convierte en la potente destilación de la relación tempestuosa de la pareja. La sublime actuación de Kulig revela las profundidades de la pasión de Zula, así como la de sus dudas.

Cuando Zula graba a regañadientes una aburrida y metafóricamente cargada versión francesa que Juliette, la amante de tiempo parcial de Wiktor traduce, es el principio del fin del experimento parisino del dúo. Wiktor se ha convertido en parte de la inteligencia metropolitana, que aflige a Zula. Ella está aún más molesta por la forma en que la gente de Wiktor cree que su nacionalidad es una curiosidad. Cuando Juliette observa alegremente cuán extrañas las comodidades modernas de París deben parecerle a Zula, quien ya ha viajado por el oeste, Zula dice que su vida fue mejor en Polonia. Nunca una emigrante trágica, Zula está muy contenta con la vida en la Polonia comunista. Al igual que su canción, un cambio de imagen en Francia simplemente no funciona. La negativa de Zula a congraciarse con París, y la nueva vida de Wiktor, subvierte la idea de que todos los que estaban detrás del telón de acero estaban desesperados por echar un vistazo.

Border de Ali Abassi articula de manera similar los problemas de alienación y pertenencia que afligen a aquellos que viven entre mundos. Border se centra en una agente de aduanas solitaria, Tina (Eva Melander), cuyo agudo sentido del olfato le permite olfatear contrabando en el puerto en el que trabaja. La llegada de un extraño pasajero llamado Vore (Eero Milonoff), la desconcierta y la atrae. Se embarcan en una relación que despierta su sexualidad dormida, y desenreda verdades largamente sostenidas sobre sí misma. Tina se entera de que son trolls, una especie que ha sido perseguida por humanos y obligada a huir a reductos aislados en Finlandia, o zonas similares.

La película es un proyecto de género que también se duplica como una historia perspicaz sobre la asimilación y el concepto de tránsito. Durante décadas, Tina había vivido (sin saberlo) como humana y había adquirido todas sus trampas mundanas: un hogar, un novio, y un trabajo. Vore desdeña la integración de Tina en la sociedad humana, y revela su violento deseo de vengarse de ellos. A pesar del dolor que los humanos le han infligido, Tina tiene una mucho más profunda empatía y en una trama secundaria de estilo nórdico detiene la siniestra conspiración de Vore. En última instancia, Tina llega a una decisión que no es una simple asimilación, ni el camino más separatista de Vore. Ella desafía este binario para crear una nueva identidad para sí misma.

De manera similar, Abassi ha podido recurrir a su propio estatus como forastero para dilucidar los conflictos internos de aquellos que viven en un borde metafísico. Como director nacido en Irán que ha estado haciendo películas en Escandinavia, Abbasi señaló en las notas de prensa de Cannes que al hacer Border, su educación iraní fue una ventaja, ya que "estamos más interesados ​​en cosas que no vemos... Vemos patrones y motivos ocultos en el trabajo todo el tiempo... Y, paradójicamente, la película puede ser la mejor manera de tratar y enfocar lo que no se ve, para mostrar lo invisible". Uno espera que más directores de orígenes poco representados obtengan una oportunidad de explorar estas líneas de falla.

En una era de nacionalismo y nativismo crecientes, estas películas demuestran que los brotes actuales en las fronteras, los refugiados y la identidad no son nada nuevo. Los proyectos como Transit y Cold War son esfuerzos de los directores europeos para confrontar la historia del continente y las personas con historias humanas de sufrimiento, amor y exilio. Pero Border también nos muestra que el cine puede beneficiarse al permitir que voces de perspectivas externas o marginadas interroguen los límites que algunos insisten en endurecer.

Trad. EnFilme

Fuente:  IndieWire

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Trailer. Primer avance de ‘Toy Story 4’, dirigido...
SIGUIENTE
NOTAS
Falleció Stan Lee a los 95 años
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Video: Los espías en el cine, en un...


NOTAS
Familia real de Mónaco condena el filme...


NOTAS
Fassbinder: cine de excesos
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
  • CINE Y ARTE. La influencia de...
    Luca Guadagnino retoma los vínculos de cuerpo y espacio de la artista cubana, Ana Mendieta, para revisar los límites del horror, el...
  • Vox Lux: El precio de la fama
    Soundtrack: Las canciones de Vox Lux fueron escritas por la superestrella del pop Sia específicamente para el filme,...
  • La escultura en el cine
    Top10: La representación de la escultura a lo largo de la historia del cine.
  • Suspiria: El Maligno
    Soundtrack: El álbum de 'Suspiria' encaja perfectamente con 'The Eraser' (2006) y 'Tomorrow's Modern Boxes' (2014) -los dos trabajos...
  • Las mejores películas...
    Compartimos la lista de las que, según todos los que integramos el equipo de EnFilme, son las mejores películas de 2018.
  • Las mejores películas...
    Realizamos una encuesta en la que nuestros lectores votaron por su película favorita de 2018.
  • La casa de Jack
    Reseña: Lars von Trier es lo suficientemente inteligente como para no volver estériles sus provocaciones y confesiones, y para...
  • Pawel Pawlikowski (Cold War)
    Entrevista: conversamos con el director polaco Pawel Pawlikowski sobre ‘Cold War’, el más reciente de sus filmes.
  • Selección Oficial de...
    Primeras impresiones sobre cada uno de los 11 largometrajes que integran la Selección Oficial (Ficción) del 16º Festival...
  • Museo
    Reseña: El filme de Alonso Ruizpalacios enfatiza sus mecanismos de representación; erigiéndose como una película de...
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados