Video: Jean Cocteau y su discurso para la sociedad del siglo XXI - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Video: Jean Cocteau y su discurso para la sociedad del siglo XXI
Publicado el 04 - Mar - 2015
 
 
Pintor, escultor, diseñador, novelista, dramaturgo, poeta, crítico y cineasta, Jean Cocteau gravitó del pincel y la pluma a la cámara, elaborando los más grandes ejemplos ?junto a las obras de Buñu - ENFILME.COM
 
 
 

Top10: Artistas visuales que incursionaron en la dirección cinematográfica

Reseña: 'La sangre de un poeta' de Jean Cocteau

Pintor, escultor, diseñador, novelista, dramaturgo, poeta, crítico y cineasta, Jean Cocteau gravitó del pincel y la pluma a la cámara, elaborando los más grandes ejemplos –junto a las obras de Buñuel– de cine auténticamente surrealista. El artista francés convivió de cerca con los grandes artistas y celebridades del siglo XX (Pablo Picasso, Kenneth Anger, Erik Satie, Marlene Dietrich, Edith Piaf, Jean Marais, Marcel Proust, André Gide, entre otros). Pero Cocteau estaba muy poco preocupado por la fama o por los halagos.

En Cocteau Addresses the Year 2000, el artista consideró que la más importante de las manifestaciones artísticas era la poesía: “ésta es la base de todo arte, es una religión sin esperanza”. Y también señaló que los premios que le otorgaron fueron un “castigo trascendente”. Cocteau se sentó y grabó un mensaje para el año 2000, con la intención de crear una cápsula del tiempo que fuera abierta ese año (aunque se descubrió y fue vista años antes de la fecha indicada). James S. Williams, biógrafo del artista francés, describe el testimonio documental como “un regalo final de Cocteau a los seres humanos”.

Él reitera algunos de sus grandes temas y principios artísticos: la muerte es una forma de vida; la poesía se encuentra más allá del tiempo y es una especie de matemáticas superiores; todos somos una procesión de otros que nos habitan; los errores son la verdadera expresión de un individuo, y así sucesivamente. El tono es a la vez especulativo y sin concesiones.

Retratarse a sí mismo como “un anacronismo viviente” en un “estado fantasmal”, Cocteau, sentado ante su propia obra de arte, cita a San Agustín, hace parábolas de eventos en su vida, y apunta, sobre todo, a los jóvenes del futuro. Los usos y abusos de la tecnología comprenden un tema central de su discurso:

Ciertamente espero que no se hayan convertido en robots, sino por el contrario, deseo que hayan llegado a ser verdaderamente humanizados. Esa es mi esperanza. […] Las personas de estos tiempos [mediados del siglo XX], siguen siendo aprendices de robots.

Entre las preocupaciones de Cocteau, destaca el predominio del “Esperanto arquitectónico”, que sigue siendo un gran error de nuestros tiempos. Por esta frase se refiere a que “la misma casa se está construyendo en todas partes y no se presta atención al clima, a las condiciones atmosféricas y al paisaje”. Para el poeta, las casas monótonas son “cárceles que encierran” al hombre sin que éste se percate. La condición moderna implica, por lo tanto, una serie de contradicciones entre la humanidad y la maquinaria; se trata de una ilusión de progreso. No obstante, Cocteau se muestra impresionado ante el progreso científico: “es un reino de hombres que hacen cosas extraordinarias”.

Cocteau espera que en el siglo XXI, la poesía no se haya convertido en una enfermedad vergonzosa de la que nadie quiere contagiarse. Cocteau registró este discurso en 1962. El 11 de octubre del año siguiente murió de un ataque al corazón, supuestamente conmocionado al enterarse de la muerte de su amiga, Edith Piaf.

 

LFG (@luisfer_crimi)

Fuente: Open Culture

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Infografía: El poder de los Oscar en los medios...
SIGUIENTE
NOTAS
Imágenes: ‘Parque Jurásico 4’, los dinosaurios...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Las 10 mejores películas del 2014,...


NOTAS
15 actores y actrices porno que...


NOTAS
Mark Romanek dirige Invisible, nuevo...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad