Video. La crueldad y la temporalidad de ‘Irreversible’ de Gaspar Noé - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Video. La crueldad y la temporalidad de ‘Irreversible’ de Gaspar Noé
Publicado el 18 - Mar - 2020
 
 
«Irreversible: After the Nightmare», videoensayo de Jesse Trible, analiza los aspectos más crueles del filme de Gaspar Noé (violencia, violación y venganza) y cómo se desarrollan a partir del aspecto formal (la inve - ENFILME.COM
 
 
 

Conforme avanza la noche, descubrimos que Alex (Monica Bellucci) y Marcus (Vincent Cassell) son una pareja amorosa que asiste a una fiesta con el excompañero de Alex, Pierre (Albert Dupontel). Cansada del estado de embriaguez de Marcus, Alex decide regresar a su casa, en el camino que pasa por un túnel del metro donde es sometida a una horrible agresión sexual. Al enterarse de esto, Marcus y Pierre intentan localizar al autor que los lleva a The Rectum (el tipo de lugar que parece un proyecto de empresa conjunta de Dante y el Marqués de Sade), en el que llevan a cabo su violenta venganza.

Irreversible (2002), dirigida por Gaspar Noé, es una película que representa un cierto dilema: es una película que es tan asombrosamente difícil de ver que arroja una larga sombra de duda sobre recomendarla a otros, y de hecho a cualquiera que, después de ver Irreversible: After the Nightmare -un videoensayo elaborado por Jesse Tribble-, decida verlo. Debería hacerlo con prudencia. Cuando se estrenó en Cannes en 2002, grandes grupos de la audiencia lo abandonaron temprano e incluso hubo informes de personas que estaban físicamente enfermas. No es entretenimiento; trasciende eso, como suelen hacer las obras maestras de un medio artístico. En la polaridad alternativa, existe la fuerte convicción de que esta es una película que todos deberían ver si solo una vez (y una vez, para la mayoría, será suficiente). Es una película que debe considerarse de vital importancia en términos de filosofía y temporalidad, y demuestra que un cineasta está presionando los límites más externos de lo que el cine es capaz de expresar.

Quizás lo más importante es que se trata de un comentario sobre política sexual, sobre masculinidad y feminidad, y aunque uno podría estar muy preocupado por aplicar la etiqueta de una “película feminista”, ciertamente observa el credo de J.G. Ballard cuando dijo que tenía como objetivo “frotar la cara humana en su propio vómito y obligarla a mirarse en el espejo”.

Aparentemente una película sobre violación y venganza, la progresión narrativa se invierte, respaldada por el dictamen primordial de que “el tiempo destruye todas las cosas”, de modo que vemos segmentos de tiempo en el transcurso de una noche moviéndose del futuro al pasado. La técnica empleada por Noe para revertir la secuencia cronológica de eventos es profundamente efectiva, cambiando toda la perspectiva a través de la cual el público responde a la brutalidad posterior hacia Alex. Desde el principio nos sumergimos en una mazmorra sexual claustrofóbica, desorientada hasta el punto de las náuseas por el agitado trabajo de cámara de Noe y la banda sonora de baja frecuencia de Thomas Bangalter. El desagradable acto de violencia llevado a cabo por Pierre contra un hombre es visto por la audiencia completamente fuera de contexto, de modo que solo podemos retroceder, sin comprender cómo tal salvajismo puede han sido remotamente justificadas

Trad. EnFilme

Fuente: 8 Hours

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Video. El cuerpo como instrumento de narración...
SIGUIENTE
NOTAS
Video. Las caídas en el cine de Robert Bresson
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Las mejores películas del 2012, según...


NOTAS
#FICM2014. Día 7: ‘White God’ de Kornél...


NOTAS
Los 10 filmes preferidos de David Michôd
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad