Video. Paralelismos visuales entre Federico Fellini y Paolo Sorrentino - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
 
Video. Paralelismos visuales entre Federico Fellini y Paolo Sorrentino
Publicado el 25 - Ene - 2018
 
 
Simone Ceresato ha elaborado Fellini and Sorrentino, two directors portraying Rome, videoensayo en el que analiza el estilo visual y la puesta en escena de los dos directores, centrándose en las secuencias iniciales de La Dolce Vita& - ENFILME.COM
 
 
 

En 1972, Federico Fellini lanzó su homenaje a la ciudad eterna, Roma. Aquí, las muchas capas de tiempo, historia y memoria se evocan explícitamente en imágenes deslumbrantes. En una famosa escena, Fellini representa la excavación de la nueva línea de metro en Roma. En un momento, los trabajadores cavan a través de una pared y se descubren en una cámara subterránea con antiguos frescos romanos. Los frescos siguen vivos y coloridos después de 2,000 años. Pero tan pronto como el aire contaminado de la Roma contemporánea se filtra en la cámara, los frescos literalmente se disuelven y desaparecen ante la mirada atónita de los trabajadores. Tanto para Fellini como para Paolo Sorrentino, la belleza, tanto antigua como moderna, se ve amenazada por la grosería y la crudeza de la sociedad contemporánea.

En una escena de La Grande Bellezza (2013), de Sorentino, Jep -el protagonista- sale a su terraza para encontrar a la santa y anciana hermana María acompañada de una enorme bandada de flamencos. La imagen recuerda al pavo real de la película de Fellini, Amarcord. En ambas escenas, los pájaros aparecen como una forma de realismo mágico. Los flamencos están migrando a través de Roma y el pavo real acaba de escapar de la finca del barón local y aterriza en la ciudad nevada de Rimini. Pero la yuxtaposición de los pájaros gloriosamente coloreados en el paisaje austero insinúa una fertilidad y creatividad justo debajo de la superficie decadente de las cosas. La hermana María le pregunta a Jep: “¿Por qué nunca escribiste otro libro?”, Y su respuesta es: “Estaba buscando la gran belleza, pero no la encontré”. La ironía puede ser que la gran belleza está allí mismo en frente de nosotros, pero somos incapaces de verlo.

En otro eco de Fellini, Jep se parece al cineasta Guido Anselmi (Marcello Mastroianni) en el filme autobiográfico de Fellini. Al igual que Jep no puede encontrar la inspiración artística para escribir otro libro, Guido está bloqueado al hacer su próxima película. Una clave en La Grande Bellezza es una escena curiosamente borrada del corte final de la película. Jep entrevista a un famoso director anciano que recuerda cómo, cuando era niño en Milán, su primer encanto fue que su padre lo sostenía sobre una gran multitud, que se había reunido para observar el primer semáforo de la ciudad. El director recuerda cómo fue posible ver un semáforo y llenarse de curiosidad infinita sobre el mundo: “Che bellezza. Che grande bellezza”, suspira. Fue, confiesa el viejo director, “mi primer encanto” y lo que lo llevó a ser director de cine. La “gran belleza” aquí es la belleza de estar expuesto a algo nunca visto, y la esperanza que podría revivir ese momento otra vez a lo largo de la vida.

Sorrentino nunca ha negado a Fellini como su principal fuente de inspiración, por lo que los homenajes y las similitudes son susceptibles de prolongarse infinitamente. En este sentido, Simone Ceresato ha elaborado Fellini and Sorrentino: Two directors portraying Rome, videoensayo en el que analiza el estilo visual y la puesta en escena de los dos directores, centrándose en las secuencias iniciales de La Dolce Vita y La Grande Bellezza.

EF (@EnFilme)

Fuente: Simone Ceresato

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
NOTAS
Video. Roger Deakins y la construcción de...
SIGUIENTE
NOTAS
10 destacados filmes británicos de romance...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


EN PANTALLA
Bala mordida


NOTAS
Ganadores del Festival Internacional...


NOTAS
Se anuncia la programación de la 17ª...
 
 
 
COMENTARIOS
 
RECOMENDAMOS
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad