Reseña, crítica Antricristo - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
Antichrist
Antricristo
 
Dinamarca / Alemania / Francia / Suecia / Italia / Polonia
2009
 
Director:
Lars von Trier
 
Con:
Willem Dafoe, Charlotte Gainsbourg, Storm Acheche Sahlstrøm
 
Duración:
108 min.
 

 
Antricristo
Publicado el 17 - Mar - 2011
 
 
Lars Von Trier ha sido parco en sus declaraciones al respecto de su más reciente filme, Anticristo (2009), no ha hecho falta. Críticos y especialistas se han lanzado en hordas a explicarla. - ENFILME.COM
 
por Ricardo Pohlenz

Por Ricardo Pohlenz

A lo largo de su trayectoria como realizador, el danés Lars von Trier ha dado desplantes de una grandiosidad exacerbada, comparable –si se quiere- sólo a la de autores a los que ha emulado e imitado dentro de una filmografía que puede describirse como un compilado de highlights que revisa los malestares culturales del siglo pasado a través del medio que vino a definirlo: el cine. Crítico sagaz y acérrimo revisionista de los vicios y fórmulas que definieron el imaginario ideal de una época iluminada por el cinematógrafo, ha sabido ganarse un lugar como un agudo analista de fondo e intenciones, sean políticas y sociales, sea detrás o frente a las cámaras: un cínico descreído que persigue las quimeras que lo han fascinado para reducirlas, en atentas desconstrucciones formales que señalan sus luces, sus carencias y sus trampas; un apóstata que redime a la industria que denuncia.

Lars Von Trier ha sido parco en sus declaraciones al respecto de su más reciente filme, Anticristo (2009), no ha hecho falta. Críticos y especialistas se han lanzado en hordas a explicarla, en función de su título (literalmente, del griego, el anti-ungido por Dios), de los elementos que estructuran y definen su prólogo y tres partes (nombrados según los tres estados del duelo humano), y la violencia ejemplar (y no por brutal menos simbólica) de la que hace gala para causar, en igual medida, estupor, repudio y fascinación.

Anticristo es una película de fórmula, Von Trier ha sido cuidadoso en deconstruir los elementos que articulan el thrillerhollywoodense para hacer un retablo ejemplar del hombre contemporáneo, enfrentado, más allá de comodidades y desarraigos, con una animalidad ancestral que se impone sobre todo discurso para conjurar su propio miedo y afirmarse como instinto de supervivencia. Los personajes no reciben nombre, son Él y Ella (encarnados por Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg), un matrimonio que ha perdido a su hijo en un accidente desafortunado. Von Trier, con un bellismo digno de product shot, muestra en el prólogo a la pareja en coito afanoso mientras su hijo se tira por la ventana abierta, tentado por el blanco de la nieve que cae. Ella es internada debido a la culpa y dolor que siente; Él –cegado por su orgullo- insiste en sacarla de la institución psiquiátrica, quitarle las drogas y llevarla a una casa en el bosque para curarla. No se trata, sin embargo, de la representación de una pareja moderna sino de una proyección arquetípica de su bagaje cultural, conjurado a la luz de la razón, pero dispuesto a manifestarse –como horror de cuento de hadas- en el límite de la provocación. Se trata de una tragedia doméstica llevada al orden de lo sagrado; una puesta al día sobre los demonios antiguos que viven su latencia más allá de un orden establecido, no como una amenaza sino como una certeza antigua que conjura toda aspiración sobrehumana. El mal es inherente a la condición del hombre; la belleza es atroz.

Al final, no hay cura posible, sólo dolor y muerte. Entregado a los lugares comunes de la escatología religiosa, Von Trier apela sin tapujos por igual al grotesco del Bosco como al desfile zombi de George A. Romero para un catálogo razonado del imaginario del fin de los tiempos del hombre del siglo XXI, tan cerca de las oscuridades medievales como de los prejuicios sublimados por el cine serie B de los años sesenta.

No es el mejor momento del director danés, y sin embargo, ha sido el que más controversia y polémica ha causado. Lars von Trier es un tramposo irredento; eso sí, un tramposo genial.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Madre e hijas
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Los niños están bien
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


ENTREVISTA
Mauro Andrizzi (En el futuro)


NOTAS
Wong Kar-Wai se prepara para el Oscar


NOTAS
Imágenes: Cars and Films, afiches con...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
2 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Selección oficial para...
    Primeras impresiones de los largometrajes que integran la Selección Oficial del FICM2020
  • El hilo fantasma
    Phantom Thread es, antes que todo, una historia de amor. Retorcida, sí, cómo negarlo, pero historia de amor, de uno memorable.
  • El castillo de la pureza
    La historia planteada en El Castillo de la pureza y las resonancias simbólicas que vocifera con ahínco han encontrado en este...
  • Michel Franco: "Sin empatía...
    "Nuevo Orden es un título que lleva una buena carga de ironía".
  • Guasón
    Reseña: Todd Phillips y Joaquin Phoenix logran enriquecer a uno de los personajes más atractivos del universo de los...
  • Nuevo orden
    Michel Franco siembra el terror en Ciudad de México.
  • Chronic: El último paciente
    Reseña: En Chronic, Franco nos ofrece un inesperado retrato del enfermero ideal.
  • 5 formidables thrillers de...
    Cuando las dinámicas del terror entran en contacto con otro género, el thriller, logran inducir fuertes sentimientos de emoción,...
  • Upstream Color
    Shane Carruth tiene la mente de un científico y la sensibilidad de un poeta.
  • Lucrecia Martel
    Las mujeres son quienes más han transformado el mundo en los últimos 120 años.
 
 
 
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad