Reseña, crítica Batman vs. Superman: El origen de la justicia - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
Batman v Superman: Dawn of Justice
Batman vs. Superman: El origen de la justicia
 
Estados Unidos
2016
 
Director:
Zack Snyder
 
Con:
Henry Cavill, Ben Affleck, Amy Adams, Laurence Fishburne
 
Guión:
Chris Terrio, David S. Goyer
 
Fotografía:
Larry Fong
 
Edición:
David Brenner
 
Música
Junkie XL, Hans Zimmer
 
Duración:
152 min.
 

 
Batman vs. Superman: El origen de la justicia
Publicado el 22 - Mar - 2016
 
 
  • Siguiendo el ejemplo de Marvel de producir tramas que conectan a todos los personajes de cómic de un universo cinematográfico, DC Comics, a través de Warner Bros. Pictures., lanza 'Batman v Superman: Dawn of Justice' (2016), un ambicioso filme a cargo de Zack Snyder (300, 2006; Sucker Punch, 2011), en el que aparecen juntos por primera vez en la pantalla grande dos de los superhéroes más icónicos de la editorial de historietas.  - ENFILME.COM
  • Siguiendo el ejemplo de Marvel de producir tramas que conectan a todos los personajes de cómic de un universo cinematográfico, DC Comics, a través de Warner Bros. Pictures., lanza 'Batman v Superman: Dawn of Justice' (2016), un ambicioso filme a cargo de Zack Snyder (300, 2006; Sucker Punch, 2011), en el que aparecen juntos por primera vez en la pantalla grande dos de los superhéroes más icónicos de la editorial de historietas.  - ENFILME.COM
  • Siguiendo el ejemplo de Marvel de producir tramas que conectan a todos los personajes de cómic de un universo cinematográfico, DC Comics, a través de Warner Bros. Pictures., lanza 'Batman v Superman: Dawn of Justice' (2016), un ambicioso filme a cargo de Zack Snyder (300, 2006; Sucker Punch, 2011), en el que aparecen juntos por primera vez en la pantalla grande dos de los superhéroes más icónicos de la editorial de historietas.  - ENFILME.COM
  • Siguiendo el ejemplo de Marvel de producir tramas que conectan a todos los personajes de cómic de un universo cinematográfico, DC Comics, a través de Warner Bros. Pictures., lanza 'Batman v Superman: Dawn of Justice' (2016), un ambicioso filme a cargo de Zack Snyder (300, 2006; Sucker Punch, 2011), en el que aparecen juntos por primera vez en la pantalla grande dos de los superhéroes más icónicos de la editorial de historietas.  - ENFILME.COM
  • Siguiendo el ejemplo de Marvel de producir tramas que conectan a todos los personajes de cómic de un universo cinematográfico, DC Comics, a través de Warner Bros. Pictures., lanza 'Batman v Superman: Dawn of Justice' (2016), un ambicioso filme a cargo de Zack Snyder (300, 2006; Sucker Punch, 2011), en el que aparecen juntos por primera vez en la pantalla grande dos de los superhéroes más icónicos de la editorial de historietas.  - ENFILME.COM
  • Siguiendo el ejemplo de Marvel de producir tramas que conectan a todos los personajes de cómic de un universo cinematográfico, DC Comics, a través de Warner Bros. Pictures., lanza 'Batman v Superman: Dawn of Justice' (2016), un ambicioso filme a cargo de Zack Snyder (300, 2006; Sucker Punch, 2011), en el que aparecen juntos por primera vez en la pantalla grande dos de los superhéroes más icónicos de la editorial de historietas.  - ENFILME.COM
  • Siguiendo el ejemplo de Marvel de producir tramas que conectan a todos los personajes de cómic de un universo cinematográfico, DC Comics, a través de Warner Bros. Pictures., lanza 'Batman v Superman: Dawn of Justice' (2016), un ambicioso filme a cargo de Zack Snyder (300, 2006; Sucker Punch, 2011), en el que aparecen juntos por primera vez en la pantalla grande dos de los superhéroes más icónicos de la editorial de historietas.  - ENFILME.COM
 
por Carolina Ruiz

Siguiendo el ejemplo de Marvel de producir tramas que conectan a todos los personajes de cómic de un universo cinematográfico, DC Comics, a través de Warner Bros. Pictures., lanza Batman v Superman: Dawn of Justice (2016), un ambicioso filme a cargo de Zack Snyder (300, 2006; Sucker Punch, 2011), en el que aparecen juntos por primera vez en la pantalla grande dos de los superhéroes más icónicos de la editorial de historietas. Esta esperada secuela de Man of Steel (Zack Snyder, 2013), película con la que se inició el DC Extended Universe (DCEU), se anunció casi inmediatamente después del estreno del reboot que cuenta la historia de Clark Kent, generando grandes expectativas entre los seguidores y reavivando el interés en los filmes que parecían haber muerto con Heath Ledger y su espléndida interpretación de The Joker. Los fans podrán estar tranquilos, el filme cumple con toda la espectacularidad que se esperaría de una pieza de este género, aunque no necesariamente a favor del desarrollo de una historia.

Después de que Superman (Henry Cavill) deja de ser considerado un peligro para la humanidad y es aceptado a regañadientes por el gobierno de Estados Unidos, Bruce Wayne (Ben Affleck), un empresario multimillonario que, bajo el alter ego de Batman, limpia las calles de la escoria que representan los maleantes, viaja a Metrópolis en un intento por encarar a Superman y hacerlo responder por las acciones que dejaron varias víctimas inocentes. Entre ellas se encuentra uno de sus socios más leales, quien falleció en el colapso de un edificio de Empresas Wayne, y Wallace Keefe (Scoot McNairy), un trabajador que perdió las piernas debajo de una viga de metal. Después de una serie de eventos impulsados por fuerzas externas, Batman y Superman se enfrentan en una lucha épica, solo para darse cuenta que deberán unir fuerzas si verdaderamente quieren destruir a Doomsday, un terrible monstruo creado por Lex Luthor (Jesse Eisenberg), que pondrá en riesgo la vida de todos los habitantes de la Tierra si no se le detiene a tiempo. Todo esto, mientras Bruce sigue los pasos de una misteriosa mujer (Gal Gadot) que parece esconder un secreto inimaginable.

El filme sobresale en términos de aparatosidad, con escenas de acción y artificios visuales y de sonido que son ejecutados con gran precisión para acentuar los momentos de mayor tensión en la trama y demostrar el poder de las dos fuerzas titánicas que se enfrentan; sin embargo, Dawn of Justice no logra aterrizar muy bien la propuesta de un Superman atormentado por su condición de superhéroe y un Batman en busca de venganza tras la muerte de sus seres más cercanos. Zack Snyder, quien ya había trabajado anteriormente en películas de superhéroes no solo con Man of Steel, sino también en la adaptación cinematográfica de Watchmen (2009), no cambia mucho la fórmula probada y presenta una clásica película del género que deja caer gran parte de su peso en los efectos especiales y el conflicto entre el bien y el mal, y presta muy poca atención a la profundidad de los participantes en la acción. Henry Cavill interpreta a Superman como un hombre cegado por su amor hacia Lois Lane (Amy Adams), dispuesto a arriesgarlo todo por ella, pero el impacto en él de las decisiones que toma no son exploradas a más profundidad. Ben Affleck, por su parte, ya era una apuesta riesgosa después de su decepcionante participación en Daredevil (Mark Steven Johnson, 2003), pero logra darle vida a Batman de forma creíble, ejecutando sus movimientos de batalla y rasgos característicos –un hombre solitario, enfocado únicamente en su venganza– de forma casi impecable. El desarrollo de los personajes resulta insuficiente para el tono sombrío e introspectivo que el filme mismo impone, convirtiéndolo todo más en un ademán que en el salto al vacío con el que Christopher Nolan selló su trilogía. Sus actuaciones, aunque satisfactorias, no superan a Jesse Eisenberg, cuya maniática interpretación de Lex Luthor lo posicionan como lo más destacado del filme.

Existe una tendencia narrativa, ya gastada, de delinear a los villanos como seres más complejos en un intento por inyectarle un origen oscuro a sus actos malévolos. Contrario a los héroes, cuya única motivación suele ser la búsqueda de la justicia producto de una bondad sin límites, los villanos necesitan un trasfondo que justifique y explique el porqué de sus acciones como consecuencia de, por ejemplo, un trauma emocional o una enfermedad mental. Lex Luthor no es diferente, pues culpa a un padre negligente de su odio hacia la humanidad e incluso debate la veracidad de la dicotomía del poder y la bondad de Dios, bajo el argumento de que ambos no pueden existir juntos. Eisenberg entrega todas sus líneas con esa velocidad de pensamiento que lo ha caracterizado en algunos de sus mejores trabajos, siendo su interpretación de Mark Zuckerberg en The Social Network (David Fincher, 2010) el mejor ejemplo de esto. Su habilidad para transformarse de un hombre completamente encantador a uno trastornado en cuestión de segundos demuestra sus dotes actorales y, mientras lo vemos abordando temas teológicos como la representación de Dios, Satanás y el papel que juega el humano en esa batalla, nos invita a reflexionar sobre la maldad del ser humano, más palpable y real, que no tiene que ver con seres extraordinarios o míticos; el hombre, con sus manías, rencores y convicciones puede ser más peligroso que cualquier ataque espacial.

El verdadero mérito de Batman v Superman: Dawn of Justice, pues, no recae en la película misma, sino en su inteligente táctica comercial, de mercadotecnia, al introducir elementos a lo largo de la trama que pavimentan el camino de su crecimiento como franquicia. DC Comics se ha visto opacado en años recientes por la popularidad del Marvel Cinematic Universe (MCU), su competencia directa, adquirida por Disney en el 2009, que ha generado grandes éxitos de taquilla como The Avengers (Joss Whedon, 2012) y Captain America: The Winter Soldier (Anthony Russo, Joe Russo; 2014). Aunque MCU ha tenido tropiezos, el universo cinematográfico de DC Comics no ha conseguido desbancarlo de su lugar de honor debido a que, hasta ahora, se había mantenido en una zona de confort que por años lo llevó a producir películas casi exclusivamente de Batman y Superman, por separado, manteniendo a cualquier otro de sus personajes en la periferia de esas franquicias, de ahí que decidieran reiniciar la historia del kryptoniano con todo un nuevo universo extendido. Dawn of Justice es el filme que rompe con ese anterior patrón de forma más contundente; es el inicio de una nueva era para DC Comics en el cine, ya que no sólo reintroduce a Wonder Woman y ofrece las primeras pistas de su filme en solitario –un paso muy importante en un medio que constantemente olvida y desprecia a sus personajes y seguidores femeninos–, sino que además nos participa un primer vistazo de los próximos superhéroes que se integrarán al DCEU y que sientan las bases para otras posibles sagas: Aquaman, the Flash y Cyborg.

Pero aunque el futuro del DCEU pinta prometedor en ese aspecto, particularmente a partir del próximo lanzamiento de Suicide Squad (David Ayer, 2016), hay un punto que no solo ellos deben tomar en consideración, sino que beneficiaría también al género de superhéroes en su totalidad: la modernización de sus historias. Lo que estos filmes han propuesto hasta ahora es un avance tecnológico en cuanto a la parafernalia de los efectos especiales. Las batallas son más aparatosas, los sonidos más estridentes y las explosiones más catastróficas; los trajes parecen más acordes al trabajo que esto guardianes del bien realizan y sus gadgets son cada vez más futuristas, pero la modernización que se requiere tiene que ver más con la situación social en el que se desarrollan, una adaptación al contexto real de las generaciones actuales. Aunque Wonder Woman abrirá el paso al cuestionamiento de la equidad de género y el Deadpool (Tim Miller, 2016) de Marvel dio lugar al primer personaje LGBT en el cine de superhéroes, en el 2016 parece extraño y poco coherente (tomando en cuenta la supertecnología que implementa en sus instrumentos de batalla) que Clark Kent siga siendo corresponsal en un periódico impreso.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
La habitación
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Los bañistas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


EN PANTALLA
De hombres y de dioses


EN PANTALLA
La vida según Attenberg


EN PANTALLA
El extraño del lago
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
23 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
 
 
 
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad