Reseña, crítica El árbol - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
El árbol
El árbol
 
México / España
2009
 
Director:
Carlos Serrano Azcona
 
Con:
Ana Casado Boch, María Brunete, Mayte Cedeño
 
Duración:
70 min.
 

 
El árbol
Publicado el 11 - Ene - 2011
 
 
Como el realizador renuncia casi por completo a los recursos dramáticos y a la estructura narrativa convencional, su apuesta descansa, en gran medida, en la empatía que logre establecer su protagonista con el espectador. - ENFILME.COM
 
por Alfonso Flores-Durón y Martínez

Tras un arrebatado inicio en el que se escuchan ensordecedoramente algunos compases de trash metal –quizá, como enFunny Games (1997 y 2007) de Haneke, a manera de ominoso presagio-, del los que apenas se atisba quien los ejecuta, descubrimos a Santiago (Sodi), deambulando por un bar de poca monta. Para reposar la noche, encuentra una acogedora banca callejera y se tira a dormir. A partir de entonces, en taxi, pero principalmente sobre sus propios pasos, recorre las calles y los bares de Madrid. Conforme se desdobla su caminar, que en este caso es sinónimo de la trama, nos vamos enterando, de forma paulatina y un tanto opaca, de las razones de su desasosiego, de su ansiedad. Es mexicano, se ha separado de su esposa española, tiene legalmente impedido acercarse a sus hijos y, aparentemente, el suegro, que era su jefe, lo despidió de su empleo. De un plumazo, se quedó sin nada, “chiflando en la loma”, en la que, por cierto, se fuma un porro y cavila, con un dejo de sarcasmo, que “con esta vista (de Madrid), el viento, y este porro, qué más se puede pedir”. Algo serio debe haber sucedido entre él y su esposa, pero nunca nos es permitido conocerlo. A lo que nos invita el director, Serrano Azcona, es a seguir a Santiago en su errante andar y, con suerte, si la invitación es aceptada, a acompañarlo en su desgracia. 

Como el realizador renuncia casi por completo a los recursos dramáticos y a la estructura narrativa convencional, su apuesta descansa, en gran medida, en la empatía que logre establecer su protagonista con el espectador. En esa carta se juega el destino de la película. A su favor tiene Sodi la naturalidad con que encara su personaje, su manejo de frases coloquiales mexicanas (al menos para el público mexicano) que contrastan de manera simpática con el habla de los españoles y también su tipo, que combina un armazón macizo con rasgos de honda vulnerabilidad. Sus carencias (es evidente que no se trata de un actor profesional) intenta protegerlas el director, en ocasiones quitándole la cámara de la cara cuando en alguna escena duda de sus alcances o, simplemente, para no abrumarlo (toda vez que está presente la totalidad del tiempo de pantalla a cuadro), siguiéndolo en sus largos caminares por detrás, retratando su espalda de forma similar a la que suelen hacerlo los hermanos Dardenne.

Los hermanos Dardenne, esos talentosos realizadores belgas, se montan en sus personajes para respirar con ellos, para compartir sus tremendas experiencias de vida en máxima intimidad. Es lo que pretende Serrano Azcona al elegir hacer uso de esta clase de recursos; y, aunque lejos de alcanzar la contundencia que una propuesta más estructurada y un oficio más desarrollado que el que le otorgan los Dardenne a su discurso, el debutante español consigue acercanos a Santiago, interesarnos por él y compadecernos de su dolor.

Es cierto que existen incongruencias estilísticas en El árbol (2009). El director no resistió la tentación de integrar un par de encuadres preciosistas que rompen innecesariamente con la dinámica visual que intenta establecer. Y también lo es que en algunas secuencias incluso perturban las limitaciones histriónicas de los participantes en ellas (particularmente la de la casa en que se encuentran los hijos de Santiago); es uno de los riesgos que se corren al decidir no utilizar actores, aunque ni cuando se ocupan actores profesionales se está exento de ese peligro. Pero igualmente es preciso rescatar la principal virtud del filme, que es la persuasiva forma en que retrata la pesadez con que transcurre el tiempo en Santiago, tanto el externo que parece no querer avanzar alargando su aflicción, aletargado aún más por la incertidumbre que le provoca no saber cómo, ni mucho menos cuándo se resolverá su situación; como el interno, en el que ha quedado enmarañado entre la memoria, el orgullo, el arrepentimiento y la evasión, pero del que se esfuerza hasta el último aliento, no sin involuntaria renuencia, por rebrotar.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Siete instantes
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Imparable
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


CARTELERA
Eddie Reynolds y Los Ángeles de Acero -...


NOTAS
La relación de Patrick Modiano, ganador...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
0 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Exhibition
    En Exhibition, Joanna Hogg nos interna con delicadeza y mucha sensualidad, en la ofuscada mente de H (Viv Albertine) y a través de ella...
  • Joanna Hogg
    El cine de Joanna Hogg nos hace pensar en una parte esencial de nuestra condición humana de una manera fascinante, muy atractiva pero, al...
  • Curso en línea: Estética...
    Inscríbete al primer curso en línea que impartirá EnFilme. Solo hay 50 lugares.
  • Juliette Binoche
    Durante el Festival Internacional de Cine de Morelia tuvimos la oportunidad de entrevistar a Juliette Binoche, una de las mejores actrices de la...
  • Isabelle Huppert
    "No creo transmitir solo fuerza a través de la pantalla, también debilidad, abuso de debilidad. Es una mezcla de lo que normalmente ...
  • Los 100 mejores filmes en lo...
    No hay exactamente abundancia de filmes latinoamericanos en la lista, ni mucho menos.
  • La obsesiva simetría en la...
    Wes Anderson favorece las composiciones simétricas en su cine y este video lo demuestra.
  • Secuelas del 9/11 (fuera de...
    En el TOP 10 más triste jamás hecho por nosotros, exploramos como la vida cambió, para mal, alrededor del mundo.
  • El faro
    Reseña: Una película maravillosa e inquietante que evoca la superioridad y el poder del mar, la hostilidad sombría y maligna del...
  • Había una vez en Hollywood
    Reseña: Quentin Tarantino es una de las anomalías más seductoras del sistema de Hollywood y del cine estadounidense. No fue a...
 
 
 
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad