Reseña, crítica El árbol de la vida - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
The Tree of Life
El árbol de la vida
 
EE.UU.
2011
 
Director:
Terrence Malick
 
Con:
Brad Pitt, Sean Penn, Jessica Chastain
 
Guión:
Terrence Malick
 
Fotografía:
Emmanuel Lubezki
 
Duración:
139 min.
 

 
El árbol de la vida
Publicado el 21 - Oct - 2011
 
 
Interrogantes de eco filosófico como la relación con lo divino, la superioridad del bien ante el mal, el amor fraternal o el misterio de la entrega materna se retratan en la reconstrucción de la memoria de un niño. - ENFILME.COM
 
por Ingrid Constant

Himno a la existencia 

El árbol de la vida se construye con el material del que están hechos los recuerdos infantiles: imágenes, texturas o estados de ánimo intensos y conmovedores que van desde la dicha extrema hasta el miedo o la desolación. Al inicio podemos casi sentir que estamos penetrando invasivamente en la mente de Jack. Pero muy pronto descubrimos que esa invitación a una intimidad tan cercana se construye a un nivel personal con nuestra propia identidad.

Las hermosas secuencias se relacionan inevitablemente con experiencias que tuvimos de niños. El director logra un efecto casi imposible: el fenómeno por el que podemos activar en nuestra memoria esas sensaciones de inocencia, amor desmedido por los padres y auténtica felicidad, como sucede cuando un olor olvidado nos transporta en al pasado.

 Terrence Malick (The Thin Red Line, 1998) se aventuró a situar el inicio de su historia en el origen mismo del tiempo. Nos encontramos con fragmentos espectaculares de la creación de las galaxias, la evolución de las especies, las eras glaciares o el comportamiento de las células. Con un eco a la épica natural solamente vista en 2001: Odisea del espacio(Kubrick, 1968), intuimos que el personaje principal intenta justificar su propia existencia proyectándose hacia una causalidad infinita (Malick consultó al encargado de los efectos especiales de la cinta de Kubrick, que no había participado en una película en casi tres décadas).

Se ha sugerido que el tema del filme es la problemática relación entre un hijo y su padre. En realidad trata más sobre esa visión polarizada de la infancia en donde los padres, a pesar de ser percibidos como semidioses, pueden encarnar la bondad desmedida o el mal puro. Escenas perturbadoras de una familia que sufre de la violencia de un padre abusivo y estricto, se compensan emocionalmente con una madre que tiene un aura casi virginal, una presencia angélica. Aquí sin duda la revelación es el trabajo de la hasta ahora virtualmente desconocida Jessica Chastain. No podemos decir lo mismo de Sean Penn, que es casi un accesorio (comentó en entrevistas que no fue capaz de transmitir emoción en la filmación, a pesar de haber quedado seducido por la belleza del guión). Por su parte, Brad Pitt tiene una actuación consistente pero no tan memorable.

Aunque para algunos el proyecto es tedioso por la aparente lentitud de la narrativa y puede parecerles demasiado pretencioso, el resultado final justifica su ambición. Las largas pausas que permiten la introspección nos dejan con un estado de ánimo cambiado. Finalmente, ese es uno de los fines más elevados a los que puede aspirar el arte.

Si ponemos atención, descubrimos que uno de los elementos principales proviene de la habilidad artística de uno de los niños, que además debe sufrir y pagar un alto precio por su nobleza y sensibilidad. Por ello, uno de los grandes logros de la cinta es el contraste tan marcado entre la vida suburbana en los años 50 contra la frialdad vacua de la era moderna.

Aquí se consigue una inusual compenetración con el espíritu de los espectadores. Aquellos que sean lo suficientemente sensibles conseguirán apreciar esas emocionas y querrán ver la película una vez más. También disfrutarán armar el rompecabezas de la narrativa no linear, que culmina la precisión de los elementos de una película extraordinaria.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
El amor de mi vida
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Harry Potter y las reliquias de la muerte - Parte...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
Oscar 2019. Posters, inspirados en el...


NOTAS
IFF Panamá 2019. Conferencia de...


CARTELERA
Life Itself
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
2 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Tenemos la carne
    El arrebato fílmico de Emiliano Rocha Minter está lleno de furia, pero también de cinismo, hacia fuera pero igualmente hacia...
  • The Square: La farsa del arte
    Reseña: 'The Square' es muestra de la buena condición (poderosa y despiadada) en que se encuentra la creatividad de Ruben...
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • Edén
    Edén es el arco temporal que va de “Da Funk” a “Within”, dos sólidas columnas sobre las que descansa esta...
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
  • Pawel Pawlikowski (Cold War)
    Entrevista: conversamos con el director polaco Pawel Pawlikowski sobre ‘Cold War’, el más reciente de sus filmes.
  • Los 11 filmes favoritos de...
    A nadie que conozca su obra extrañarán las elecciones del maestro polaco.
  • 5 recomendaciones de Amat...
    En un intento por hacer más amable y llevadero el #QuédateEnCasa, el equipo de EnFilme se dio a la tarea de contactar -a...
  • El libro de la vida (Diego...
    Con motivo del estreno de The Book Of Life, viajamos a...
  • Yo, Daniel Blake
    I, Daniel Blake de Ken Loach ganó en 2016 la Palma de Oro en Cannes. Lo analizamos.
 
 
 
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad