Reseña, crítica El escritor fantasma - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
The Ghost Writer
El escritor fantasma
 
Francia/Alemania/Gran Bretaña
2010
 
Director:
Roman Polanski
 
Con:
Ewan McGregor, Jon Bernthal, Olivia Williams
 
Guión:
Robert Harris , Roman Polanski
 
Duración:
128 min.
 

 
El escritor fantasma
Publicado el 09 - Sep - 2010
 
 
Con El escritor fantasma olanski logra lo que sólo los grandes, darle algo a todos los públicos. Añade además una chispa de humor: ante las fallas de la razón y del lenguaje queda una risa kafkiana, la de la desesperanza. - ENFILME.COM
 
por Sofia Ochoa Rodríguez

A veces, para contrarrestar nuestra ceguera, los astros arrojan luz sobre las bifurcaciones entre los caminos que otros forjan. Aún así, para algunos pasará por desapercibida la coincidencia temporal entre el estreno de El escritor fantasma (2010) en México y la publicación de la autobiografía de Tony Blair en Inglaterra. Con la complicada distancia que guarda la ficción de la realidad, el ex Primer Ministro británico del más reciente filme de Roman Polanski, Adam Lang, –interpretado con justo recato por Pierce Brosnan- que contrata a dos escritores fantasma (‘negros’ es la palabra que en español designa a quienes ponen sus letras al servicio de otra firma), uno, a quien no vemos en pantalla, para escribir sus memorias, al otro (McGregor), más adelante, para sustituir al primero tras su misteriosa muerte, refiere con obviedad al polémico Tony Blair.

En el filme, este personaje, al tiempo que reconstruye verbalmente su pasado (el escritor le da forma y tinta a sus palabras), se encuentra en la incómoda posición de tener que motivar sus decisiones como mandatario tras las acusaciones de su otrora ministro de relaciones exteriores (Robert Pugh quien ostenta un asombroso parecido con Robin Cook, el ex Secretario de Relaciones Exteriores). A saber, ha sido inculpado de secuestro y tortura de prisioneros de guerra durante su ya terminado gobierno. Ante la remota posibilidad de que fuera declarado culpable, en algún momento se contempla la probabilidad de no poder volver a Inglaterra y quedarse varado en su casa de playa, una especie de cuartel de trabajo, en Estados Unidos. Pero el carácter del mandatario da para más. Decide entonces enfrentar a los medios y defender su prestigio; en el intento, como su esposa lo señala, la corona deviene sombrero de bufón.

No es la primera vez que Polanski trata las paradojas del poder: sus recipientes parecen más víctimas que autores del destino. En Macbeth (1971) (donde también ronda un fantasma, el de la culpa) mostraba a un rey visiblemente desorientado que deambula en un ambiente caótico donde el crimen de asesinar es un mal mucho menor que el de fracasar tratando de alcanzar la corona. No hay fin que justifique un crimen (tampoco autobiografía que lo haga), pero en el intento surgen balbuceos con tono de heroísmo como :“Se puede poner en duda cómo lidiar con esto, o no, y sigo pensando que es una pregunta muy difícil, por lo que digo en última instancia, instintivamente, creo que teníamos que enfrentarlo de esa manera.” La cita es de Blair.

En el cine de Polanski la tensión se establece entre lo que sucede dentro y fuera de toda clase de espacios encerrados. Entre lo que se dice y lo que se calla. Entre lo que se muestra y lo que no. En este filme la gama es amplísima: una casa (fría y minimalista, con muros de piedra que acogen y amplios ventanales que muestran, a veces con poca nitidez, el exterior), una isla poco poblada, el clima gris y cada vez más lluvioso, un ferry que más vale no abordar e, incluso, la personalidad de alguien más. El protagonista, el escritor anónimo del título, carece de pasado, de relaciones estrechas, vaga entre la historia del ex gobernante y la estela de pistas que ha heredado de su ya sepultado antecesor. El suspenso se construye con sutil elegancia balanceando cada uno de estos elementos en la versión más modesta de la fórmula del thriller. Sin alcanzar una obra maestra (está lejos de, por ejemplo, Repulsión, 1965), Polanski logra lo que sólo los grandes, darle algo a todos los públicos. Las referencias biográficas y extratextuales no distraen; son invisibles para quien las ignore y están ahí para quien las goce. Añade además una chispa de humor: ante las fallas de la razón y del lenguaje queda una risa kafkiana, la de la desesperanza.

 

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Micmacs: Un plan de locos
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Hambre
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
#Venecia2014: Ganadores de la Mostra...


NOTAS
Ganadores: Primera edición de los...


NOTAS
‘El escarabajo y la mosca’ una...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
0 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Pawel Pawlikowski (Cold War)
    Entrevista: conversamos con el director polaco Pawel Pawlikowski sobre ‘Cold War’, el más reciente de sus filmes.
  • 499
    Se hace humano al andar
  • Blanco de verano
    Te pasas, mamá
  • Noche de fuego
    La desesperanza y el desamparo en el México actual en el filme de Tatiana Huezo.
  • El irlandés
    Un auténtico testamento del arte de hacer cine como arte.
  • Sundown
    Michel Franco lanza otro incisivo ataque a la burguesía, desde Acapulco.
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • El 65 BFI London Film...
    Los mejores filmes de los mejores festivales reunidos en Londres.
  • Secuelas del 9/11 (fuera de...
    En el TOP 10 más triste jamás hecho por nosotros, exploramos como la vida cambió, para mal, alrededor del mundo.
  • Septiembre 11
    El realizador británico, abre heridas y revisa con su segmento del documental 11'09''01 - September 11 (2002), un fragmento de la historia,...
 
 
 
 
 
enfilme © 2022 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad