Reseña, crítica El peleador - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
El peleador
Publicado el 10 - Feb - 2011
 
 
Las peleas, que carecen de la emotividad que generalmente acarrean en el cine, se proyectan como se verían a través de una pantalla de televisión. - ENFILME.COM
 
por Sofia Ochoa Rodríguez

La leyenda de Lowell

De manera improvisada, en último momento, el director David O. Rusell decidió iniciar El peleador a manera de documental: los dos hermanos boxeadores, Dicky (Bale) y Micky (Wahlberg), posan sentados en un sofá para el director que los interroga detrás de su cámara fija. Micky, el menor, calla, mientras que Dicky no deja de moverse, habla con rapidez, ansiedad y con elocuencia callejera. Se sabe protagonista de la filmación, héroe local, leyenda de Lowell, la pequeña y aburrida ciudad industrial de Massachusetts en la que viven. Haber noqueado al boxeador Sugar Ray diez años atrás le da esa autoridad, al menos en su cabeza, a pesar de su adicción al crack. Él cree que pronto se recuperará y volverá a pelear, pero sus creencias están lejos de la realidad. Y se dará cuenta, gracias a la televisión.

 

La trama está dentro de los convencionalismos de las películas de ring. Un hombre humillado por la vida encuentra en el box un camino hacia la satisfacción personal. El masoquismo que Darren Aronofsky explora de manera extrapolada con el luchador en decadencia interpretado por Mickey Rourke en El luchador (2008), la necesidad suicida de sacrificar la integridad física con tal de obtener un poco de contacto, al menos durante el combate, Rusell lo traslada, más condescendientemente, a la esfera familiar.

 

La madre, Alice (Leo) –una mujer exasperante que fuma sin parar y lleva bajo sus alas de gallina a sus dos pequeños varones, a un esposo aún más empequeñecido (aunque el hombre dice en varias ocasiones que es padre de Micky, es difícil creerle) y a una masa de esperpénticas falsas güeras de circenses peinados que son sus hijas-, ha sometido al musculoso par a sus deseos con chantajes y cariñitos sospechosos. “Todo se lo deben a ella” y todo se los cobra. Bajo el pretexto del amor, ella es su madre, su manager, su agente de relaciones públicas, su defensora, su vigilante y la dueña de sus quincenas. No es difícil imaginar que el efecto de esta castrante personalidad ha inducido a Dicky a las drogas y a Micky a asumir una posición servil y muda dentro de su familia. Él es un instrumento que su madre y su hermano manejan a su antojo, un ‘peldaño’ en el ring, hasta que otra mujer, su novia, Charlene (Adams), comienza a hablar por él y así consigue una honorable posición en su profesión. Lo más interesante de este tablero es cómo el director arma este laberinto de personalidades con buenas actuaciones. Christian Bale, como el hermano, Amy Adams, como la novia, y Melissa Leo, como la madre, son tres polos de actuación sólida, inamovibles, entre los que el tierno Mark Wahlberg tiene que desarrollarse.

 

Lo que desmarca a El peleador del resto de las películas de box es el guiño un tanto irónico que Rusell extiende de manera discreta sobre la vida de las personas en las que está basada la historia, para hacer un comentario sobre el espectáculo del box y sobre las aspiraciones de fama que mueven a sus protagonistas y que ilusionan a todos los habitantes de Lowell. ‘¿Quién es la verdadera leyenda de Lowell?’ es la pregunta que subyace la trama y que divide a los hermanos. Es la pregunta que solamente la televisión puede contestar. No es cuestión de nocauts, sino de minutos de transmisión. Al inicio de la cinta, HBO sigue con una cámara la vida tropezada de Dicky que se cree protagonista de una película de redención. Fascinado consigo mismo, camina a paso rítmico por las calles saludando a todo el que pasa, como si él fuera la reina del carnaval. Es hasta que descubre en televisión que se trata de un documental antidrogas sobre la adicción al crack en la que él es el contraejemplo, que su vida y la de su familia dan un vuelco favorable.

 

Las peleas, que carecen de la emotividad que generalmente acarrean en el cine, se proyectan como se verían a través de una pantalla de televisión. En una discusión sobre si Micky debe o no pelear contra un hombre diez kilos más pesado, Dicky calla a su madre diciéndole “tú ves todo con distancia”. Esa distancia que existe entre la madre y sus hijos durante una pelea, a pesar de las muecas de contracción que hace cuando un puño está despedazando la mandíbula de su pequeño, se acrecienta exponencialmente para el público que las mira desde la comodidad de su casa con cerveza y botana a la mano, para quien su lucha es sólo un espectáculo. Lo extraño es que al vivir para el rating, Micky y Dicky ya no saben verse más que a través de la televisión. El final, que redondea la película (volvemos al sofá), reitera esta postura. Es Dicky quien finalmente acepta frente a la cámara quién es la verdadera leyenda de Lowell. Y aquí Christian Bale, como el gran actor que es, le pone un estremecedor punto final a una interpretación memorable.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Crimen en familia
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Los ojos de Julia
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
‘El cine es música’: Lynne Ramsay...


NOTAS
GIFF 16: Día 2


CARTELERA
A Haunted House 2
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
0 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Anatomy of a Fall
    Un filme para un mundo en el que la gente ve  lo que quiere ver, escucha lo que quierenescuchar y, sobre todo, entiende lo que quieren...
  • Charles Chaplin, 65...
    Clásicos como The Kid (1921) o The Gold Rush (1925), son algunos de los filmes que pueden verse de forma gratuita online.
  • Los 50 mejores filmes del...
    Presencia mexicana y argentina en un listado que dominan los filmes norteamericanos, los franceses y los británicos.
  • Los 10 (+) mejores filmes del...
    Dos formidables filmes mexicanos colocados en muy buenos sitios.
  • Los 50 mejores filmes del...
    Varios documentales, entre ellos el de un maestro chileno, un par de filmes animados, uno de un maestro japonés, algunas obras maestras, puro...
  • Un lugar llamado música
    Paraíso de cristal
  • 7:19
    Reseña: El más reciente filme del cineasta mexicano, Jorge Michel Grau (Somos lo que hay, 2010), se centra en un trágico y...
  • Secuelas del 9/11 (fuera de...
    En el TOP 10 más triste jamás hecho por nosotros, exploramos como la vida cambió, para mal, alrededor del mundo.
  • Broker: Intercambiando vidas
    Hirokazu Kore-eda es un convencido de la esperanza implícita en el devenir de la vida. Ha reiterado en su obra que mañana -con un poco...
  • Un asunto de familia
    Reseña: En el cine de Hirokazu Koreeda, la familia es una entidad reformable y versátil en función de las decisiones y los...
 
 
 
 
 
enfilme © 2024 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad